Categorías
Productos Rosanna Di Turi

Las tías de los tequeños

Los tequeños son los pasapalos venezolanos que, con su presencia, despiertan la fiesta. Son, en sí mismos, sinónimos de celebración. Y cuando alcanzan el nivel de excelencia como en el caso de Las Tías, la fiesta es doble.

Comenzaron el 14 de noviembre de 1995. Este 2020 cumplen 25 años. “Tía Lilia Esther Carrera y yo teníamos la concesión de la cafetería en un parque infantil, nos contrataron para una fiesta de cumpleaños y salimos a comprar tequeños, nada nos gustó.  Tía Lilia dijo, yo sé hacer masa de hojaldre… ahí empezamos” comparte Eva Carrera. “La cumpleañera de aquella celebración vino hace un par de años a buscar los tequeños para su boda” completa Eva Carrera una anécdota fundamental de la marca.

Esmeros amorosos

En el Centro Comercial San Luis de El Cafetal, donde tienen su taller y su tienda, el equipo en su mayoría de mujeres se afanan  a elaborar estos tequeños que ameritan cinco días de esmeros.

“Cuidamos la calidad de la materia prima. La masa requiere de 5 días para estar lista y elaborar los tequeños. Somos muy cuidadosas en el control de todo el proceso de formado del tequeño. Probamos constantemente el queso para asegurar las características que nos gusta. Fortalecemos nuestro trabajo en equipo constantemente para asegurar que cada uno este orgulloso de lo que hace. Cuidamos la cadena de frío” comparten Eva Carrera y Lili Carrera, hija de Lilia y artífice de esta iniciativa que ahora trabaja desde Madrid.

“El esmero que le ponemos a cada uno de nuestros tequeños obedece a nuestro compromiso con la calidad. Para nosotras ese es un valor de la marca que solo se logra con todos esos pasos que tomamos para hacer nuestros tequeños. La calidad es sinónimo de amor por lo que hacemos y respeto por nuestros clientes” comparte Eva Carrera y es posible constatarlo al visitar su taller.  

Manos femeninas

Si bien hay hombres jóvenes que se dedican a las primeras fases de la masa de hojaldre, son mujeres las que se afanan a envolver, con admirable pericia, cada tequeño. El correcto “encamisado” merece práctica, destreza y es la garantía de que el queso permanecerá en su lugar mientras estas delicias se fríen.

Todo bajo la mirada amable y rigurosa de Listbeth Chuello, quien cuida todo el proceso  y puede ofrecer la mejor cátedra para freir tequeños. Allí varias de las “formadoras» de tequeños tienen años con ellas: Nereida Palomino, Neudelis Fariñans, Maide Vargas, Marta Marchan. En este equipo en su mayoría femenino Inés Hernández –Ron Chitty se ocupa de la gerencia general.

Elaborar tan celebradas delicias tiene muchas gratificaciones. “La alegría que irradia en la cara de la gente cuando muerde un tequeño. La fidelidad de nuestros clientes.

Saber que hemos consentido a varias generaciones.

El grito de «Las Tíaaaaaaaaaas». La felicidad que brindamos a través de lo que producimos. El saber que somos el primer acompañante de todas las celebraciones” comparte Eva Carrera. “Cuando la gente piensa en Las Tías como un regalo que le da a quien quiere, o a quien quieres impresionar”. 

Lee también: Los Tequeños son de Los Teques

Felizmente los tequeños han conquistado otros espacios más allá de las fiestas. “Son parte de las meriendas, un fijo en las loncheras. Es una cena fácil. Cuando llegan los amigos a visitar y los quieres consentir. También se llevan a las reuniones informales».

«Los tequeños se han convertido en un pasapalo que consumes en el día a día, en alguna cena ocasional, para una noche de película y amigos… aunque su consumo ha dejado de ser ocasional, sigue estando atado a lo celebratorio”, comparte Eva Carrera y muchos celebramos que ellas los elaboren con excelencia. En 2014 merecieron una Mención de la Academia Venezolana de Gastronomía en los Tenedores de oro de ese año.

El Taller de Tequeños Las Tias está en La Calle Comercio de San Luis de El Cafetal de Caracas, en el Centro Comercial San Luis. Allí está el taller y la tienda. Teléfono 0424 205 3950

Ofrecen también servicio a domicilio en Caracas, propio y también a través de tienda.dulcear.com

Su Instagram @tequenoslastias

Categorías
Eventos Rosanna Di Turi

El honor de la hoja Laurus

Este 7 de noviembre de 2020 a las 6 pm se entregará en el Lido Hotel de Valencia el premio anual del @Institutolaurus de Valencia, liderado por la admirable, tenaz  y querida Zoraida Barrios @mamazory  También por el investigador Rafael Cartay @rafaelcartay

Para mi es un honor recibirla este año por segunda vez, por mi labor como periodista dedicada a la gastronomía venezolana. “Este reconocimiento celebra el trabajo gastronómico desde todas las trincheras, sin importar el frente, lo que prevalece es el amor y el desempeño en el área gastronómica”, comparte @mamazory Otros admirados colegas lo han recibido en años anteriores como Miro Popic @miropopiceditor  Ileana Matos @improductora y Ligia Velásquez @ligisvelazquez

Obra de arte y premiados.

«Este año el artista @laurenbianchiart elaborará la hoja Laurus en un lienzo de 30 x 30 centímetros. Una belleza. El empaque es de la diseñadora Paula Celis de @cajascarte El orador es @rubensantiagomgta» comparte @mamazory Esmeros que agradezco, celebro y aplaudo. Este año es distinta y preserva un reconocimiento que ya suma 9 años.

Los otros ganadores este año son el profesor Víctor Moreno Duque @victorprofesor57 quien, en estos tiempos de pandemia, lleva una incansable agenda de entrevistas on line vía Live. “Por sus programas y movimiento en las redes en apoyo a los emprendedores en medio de la pandemia”, comparte @mamazory

El chef Egidio Rodríguez, también recibirá su Hoja Laurus  “por la organización de festivales gastronómicos en Caracas”, explica @mamazory El chef que hasta hace poco lideró las cocinas del restaurante Le Gourmet en el Hotel Intercontinental Tamanaco, es el chef de la embajada de Francia en Venezuela y artífice del Food Truck @elcompayfoodtruck que ofrece platos cumaneses.

El chef Beto Puerta @beto_puerta:  que lidera en Caracas el restaurante @santobokado, “por ser el cocinero del año” , explica @mamazory

En Ferchos @ferchos_beer_grill_ca obtuvieron también una merecida Hoja Laurus gracias a su gustosas hamburguesas. «Por su propuesta gastronómica innovadora» explica @mamazory

El consomé restaurante @elconsomerestaurant fue premiado «por su constancia y apoyo al producto local ya que solo trabaja con la pesca del día» comparte Zoraida Barrios, @mamazory

José Pérez @turismocon_jp “por su apoyo y defensa de la gastronomía carabobeña, a @carabobogastron y El Libro de Carabobo”.

En Puerto Cabello.

En 2019 tuve la fortuna  de conocer con un grupo de colegas varias propuestas gastronómicas que celebro y que merecieron este año la Hoja Laurus.

Apostado el imponente Teatro Municipal de Puerto Cabello está @bozascafe  con un esmerado servicio de café venezolano. Y frente al malecón otro ganador es Boite a Gouter Café  @bgcafeca donde Marielys Delgado @andarinaporvenezuela ofrece waffles, panquecas, crepes y distintos postres con vista al mar.

Mi infinito agradecimiento y aplauso para todos.

Categorías
Cacao y chocolate Rosanna Di Turi

Chocolates que saben a Mantuano

“La gente aquí  vivía del cacao. Suelen tener parcelas pequeñas de tres y cuatro hectáreas. En esta hacienda que nosotros compramos, sacaron todas las plantas de cacao para crear una manga de coleo. El dueño quería rescatarla para el cacao. Allí empezamos nosotros a levantar la Hacienda Luna Clara” comparte Juan Flores uno de sus actuales dueños junto a Alfredo Esteves quien se encarga de elaborar los chocolates. Comenzaron en 2017.

Allí descubrieron cacaos propios. Los multiplican en viveros. “Descubrimos que había cacaos especiales y los estudiamos con especialistas”. Rinden un merecido tributo al cacao de la región de la manera más deliciosa. También a cacaos de Yaracuy que multiplican. Su hacienda es una visita ineludible en Puerto Cabello.

Crearon un vivero para multiplicar sus cacaos. Fermentan los granos. Los secan en mesas de secado. Los procesan para lograr Chocolates 20/20 y Chocotón, una suntuosa crema untable hecha con cacao fino. Este mes de octubre estrenaron una presentación de 500 gramos. Y un untable blanco que proponen desde el viernes 16 de octubre de este 2020. 

Paseos con historias. 

En Hacienda Luna Clara han ideado recorridos lúdicos para dar a conocer los procesos de la hacienda, con jóvenes actores de teatro que encarnan distintos personajes mientras Juan Flores explica los procesos. 

Luego dan a probar los chocolates en una cata donde los actores incluso tocan violín para el deleite de las visitas. Quien quiera comprar los chocolates lo puede hacer en la tienda contigua. Ir a Patanemo, merece esta visita. 

Tabletas reflejo de su tierra.

Los chocolates los elabora Alfredo Esteves quien aprendió el oficio por pasión e investigación. Hace, por ejemplo, un chocolate 20/20 Patanemo 71%. También una tableta de chocolate blanco con moras. Y otra de chocolate con leche, café y galletas 40 % cacao. 

Ellos destacan la tableta Yaracuy 74 %. “Es la genética que estamos propagando. Es acriollado. Ofrece sabores y aromas cítricos Se presta para cualquier combinación que queramos hacer. Es muy bondadoso y receptivo”, comparte Juan Flores. 

En Instagram están como @cacaolunaclara @chocotonvzla @20.20chocolates De venta en Caracas en lugares como Licoteca de La Castellana (las tabletas) y Salva Foods En Maracaibo están Onde Candido. En Valencia en distintos comerciales. También en Barquisimeto.

Vea el video que hice para Hispano Post hace un tiempo

Categorías
Libros Rosanna Di Turi

Los sabores caraqueños de los recetarios más difundidos de Venezuela

Don Armando Scannone, autor de Mi Cocina. A La Manera de Caracas ha perdido la cuenta de cuantas ediciones se han vendido de sus famosos recetarios y recuerda qué define el gusto de los platos tradicionales caraqueños: “Una sazón que se logra en las ollas y donde se pueden combinar en un solo plato, los sabores dulces, salados, picantes y ácidos”.

Los recetarios de Scannone, los más difundidos en el país, están en las casas de miles de venezolanos para recordar las señas de la cocina caraqueña que él conoció desde su infancia en una casa de padres inmigrantes y cocineras de distintas regiones de Venezuela.

En un momento de su vida, cuando su veterana cocinera Magdalena Salavarría tuvo que ausentarse temporalmente para cuidar a una de sus hijas, vio la amenaza de que esas recetas se perdieran y decidió documentarlas con el rigor de su formación de ingeniero. 

La mesa que nos une.

«De las mayores gratificaciones que me han dado estos libros es haber conservado ese bien intangible de la cocina caraqueña que se iba a perder. Eso fue lo que me motivó a meterme en la cocina con mi cocinera Magdalena Salavarría. Y al principio también con Elvira Fernández, que era mi asistente. En ese entonces lo hacía en secreto. No era habitual que un profesional y empresario se dedicara a eso» comparte quien tiene formación de ingeniero y no cocina.

Ese rol de la asistencia es encarnado en años recientes por la infatigable Gladys Baptista. Y siempre con el apoyo del leal Pablo Diaz.

La primera edición de Mi Cocina. A la Manera de Caracas salió en noviembre de 1982 y desde entonces se comenzó a multiplicar de manera vertiginosa en tantas ediciones que su autor ha perdido la cuenta.

A este libro rojo le siguieron Mi Cocina azul, Mi Cocina amarillo, Mi Cocina verde de cocina ligera y el naranja, llamado Mi lonchera y donde traduce esas recetas para las viandas de los niños en edad escolar y adultos que las llevan a sus oficinas.  Don Armando Scannone, acompañaba sus libros desde la génesis hasta la imprenta, Editorial Arte para revisar las pruebas de color.

El día que le entregaron un Doctorado Honoris Causa

Repetir las veces que fuese necesario. 

En  sus cruzadas personales Don Armando Scannone busca la excelencia. Con el rigor de un director, ha orquestado sus recetarios. “Me gusta revisar, volver a hacerlo y corregir”. 

Sus pupilos saben que puede repetir una receta decenas de veces hasta dar con el sabor que anhela, aquel que se acopla a su paladar y su memoria gustativa privilegiada. Y en esa búsqueda de la excelencia de la cocina caraqueña que conoce, admira y comparte, no acepta concesiones. Los legados no se construyen desde la medianía.

Tomado del libro El Legado de Don Armando. Rosanna Di Turi. Todos los derechos reservados. (Caracas 2014). Fotografías Marcel Cifuentes para El Legado de Don Armando

Categorías
Destilados Rosanna Di Turi

Las cualidades de los rones de Venezuela

Los rones  de Venezuela poseen atributos que los distinguen de sus pares del planeta. Comparten rasgos de una personalidad particular como los parientes de una familia unidos por el mismo ADN. Hay quienes los consideramos los mejores del mundo. Aquí comparto parte de sus distingos.

José Ferrer cuidó durante más de medio siglo el añejamiento de Ron Carúpano

Denominación de origen. 

Luego de que sus fabricantes llegaran a la convicción de los distingos del Ron de Venezuela se empeñaron en lograr una D.O.C que los diferencia del resto de los competidores del mundo y permite que la mayoría de los rones de Venezuela tengan el apellido D.O.C y el sello del petroglifo que lo identifica.

Tras ese mérito está la convicción  compartida de que la mayoría posee cualidades comunes. Están hermanados en  geografía, tradición, los mandatos de la misma ley, una calidad compartida. una forma de destilar y la sapiencia de quienes los elaboran, desde los toneleros hasta los  maestros roneros, garantes de las mezclas y su consistencia en el tiempo.

Algo conmueve en esta historia si se conoce de cerca: quienes se dedican a elaborar ron en el país, suelen ser veteranos que permanecen décadas arraigados a esa convicción, desde los maestros roneros hasta quienes tienen la labor de armar las barricas de roble, antes usadas en bourbón o whisky escocés.

Toneleros ensamblando las barricas en Complejo Licorero del Centro

Añejamiento en barricas por mínimo dos años. 

En Venezuela, para llevar el bautismo de ron, el alcohol destilado de la melaza de la caña de azúcar tiene que permanecer dos años, como mínimo, añejando en barricas de roble. Eso le otorga un sello global.

«Ese es el envejecimiento mínimo para los  rones más sencillos de la mezcla. Ese envejecimiento en el Caribe, por ejemplo, es de seis meses en algunos lugares. Las reservas de ron venezolano de ocho o más años son fragantes, suaves, armoniosas. Es un gran producto», explica Alberto Soria, autor especializado en gastronomía.

Luis Figueroa, maestro ronero de Pampero y Cacique

Ley que respalda y asegura el envejecimiento.

Desde 1954. la ley venezolana estableció que para llamarse ron en Venezuela, el destilado de la caña debe tener como mínimo 24 meses en barrica. Un dictamen vigilado de manera fuiste de férrea que no existe en otras latitudes.

«Nos distingue el añejamiento obligado por la ley sin reposición de merma. Cualquiera en otro lugar del mudo dice que tiene ocho años y no es verdad», dice Winston  Morrison, tercera generación a cargo de la logeva Destilería Carúpano.

Tito Cordero, maestro ronero de Ron Diplomático

Influencia del clima y la geografía. 

El Ron de Venezuela es feliz expresión destilada de este terruño. Este clima, cálido, intenso, y benigno, comienza  a oficiar sus efectos desde la caña de azúcar necesaria para el ron. 

El maestro ronero Luis Figueroa de Pampero y Cacique, lo explica. “El ron sabe a ron por la materia prima. En este país tenemos la mejor caña. Las mayores plantaciones están en zonas que se caracterizan por días calurosos y noches frescas. Eso permite que el nivel de azúcar se eleve. Esa influencia se extiende hasta el envejecimiento. El trópico ocasiona que todo sea más intenso. 

Más vertiginoso. Un destilado añejado en barricas en Lara, Aragua o Carúpano no vive lo mismo que, por ejemplo, un whisky escocés en las templadas latitudes de ese país.

La melaza de Venezuela. 

“Por su denominación el ron venezolano debe ser elaborado con melaza nacional. (Aunque no quiere decir que en caso de contingencia no se haya contemplado que se pueda hacer con alcohol extranjero, pero con limitaciones) compartía José Rafael Mandry quien en vida fuera presidente del Complejo Industrial Licorero del Centro.

La forma de destilar. La destilación es clave en el sello de los rones de Venezuela. «Los rones de Venezuela son de los más ligeros del Caribe. Ese es el estilo del venezolano, tomar rones suaves» comparte Néstor Ortega, maestro ronero de Ron Santa Teresa.

Carmen López de Bastidas, maestra ronera de Ron Carúpano

La maestría de los maestros roneros. 

Tras las mezclas de los rones de Venezuela y su consistencia en el tiempo está la veteranía de los maestros roneros. Son contados en el país, Todos en la industria saben quiénes son. Carmen López de Bastidas es la maestra ronera de Ron Carúpano.

Luis Figueroa es el maestro ronero de Cacique y Pampero. Néstor Ortega de Ron Santa Teresa. Andrés Contreras de Ron Ocumare. Tito Cordero y Nelson Hernández de Ron Diplomático, Giorgio Melis es el de Ron Roble y Carlos Méndez, el más joven, es el de Ron Veroes. 

La mayoría suele tener como título el de ingeniero químico y comenzaron en la industria apenas salieron de la universidad.  Pertenecen a esas estirpes en el mundo de quienes poseen conocimientos que nunca llegarán a transmitir totalmente por la sencilla razón de que muchos de sus secretos aguardan en las destrezas de sus bien entrenados sentidos. Los rones de Venezuela tienen sus nombres y apellidos.

Columnas de destilación de Ron Santa Teresa

El camino hacia propuestas más premium.

Los rones de Venezuela, felizmente, han logrado un exitoso recorrido hacia propuestas más premium, con mezclas equilibradas y complejas elaboradas con rones más añejos.

Son rones para disfrutar puros, quizá con un cubo de hielo, en copa balón y en cantidades moderadas. Permiten excelentes armonías con chocolates venezolanos.

Tomado del libro Ron de Venezuela  Rosanna Di Turi  (Caracas, 2015) Todos los derechos reservados.

Categorías
Cacao y chocolate Productos Rosanna Di Turi

Renacer en Chocolates El Rey

En Chocolates El Rey, marca que es ejemplo de constancia y calidad creada en 1929, que este 2020 suma 91 años en el mercado, siguen ofreciendo novedades sin detenerse en las limitaciones de estos tiempos de pandemia. 

Liderada por Jorge Redmond, ofrecen buenas noticias que aplaudimos. Gracias a ellos muchos aprendimos a disfrutar chocolates oscuros, con alto porcentaje de cacao venezolano y a iniciarnos en el conocimiento de los distintos orígenes de cacaos de Venezuela.

Ahora anuncian el “renacer” de sus tabletas  Irapa y Macuro de su línea Río Caribe.   “Hace años tuvimos esta línea de chocolates. La sacábamos al mercado de exportación”, comparte Teresa Alvarez, gerente de Mercadeo de Chocolates El Rey. 

«Una de las políticas de Chocolates El Rey C.A es la del reconocimiento a sus aliados, en el caso de los productores de cacao ese reconocimiento se hace por la vía del precio. Cuando un productor sigue los protocolos y cuidados en la producción y beneficio del cacao cumpliendo los estándares de calidad establecidos por las Normas Covenin se le suma al precio de compra una prima que será más alta cuando el cacao es de mayor calidad, en la práctica el resultado no es más que un estímulo tangible para seguir haciéndolo bien! Para nosotros es un ganar-ganar!» comparte Francisco Betancourt, Gerente de la Unidad de la Gestión agrícola

Ellos los presentan: «Irapa es chocolate con leche 40.5 % de este cacao híbrido entre cacaos criollos y forastero. Su textura es cremosa. Su rico sabor a cacao se acentúa con un toque de caramelo, de azúcar morena y extracto de malta». Este chocolate fue premiado con Medalla de plata en las semifinales de las Américas en la edición de  los Chocolates Awards 2013.  

Por otra parte describen Macuro: “Es un chocolate oscuro de 70 % de cacao Premium Río Caribe, un híbrido entre el delicado cacao criollo y el robusto forastero”. 

Se consiguen en distintos puntos de venta del país.

En Instagram @chocolateselrey

Fotografías cortesía Chocolates El Rey

Categorías
Libros Rosanna Di Turi

Saberes y sabores de Venezuela y Colombia

“Una vez que asumí la responsabilidad con Fundación Bigott, de escribir a cuatro manos con Esther Sánchez Botero el libro Colombia y Venezuela: Historia, Alimentación y Saberes Compartidos, nuestro interés fundamental fue hacer un paseo socio histórico de la relación alimentación y cultura de los dos países, tratando de enfatizar en los aspectos que compartimos: los paisajes, ecosistemas, ingredientes, repertorios, las despensas, los platos, tradicionales pero también tratando de poder ver las cosas que nos separan donde existen especificidades en cada una de las dos naciones”, comparte mi admirada Ocarina Castillo, antropóloga venezolana, miembro de la Academia Venezolana de la Historia.

El reto no fue menor. “Esto significaba ahondar en el hilo histórico. Tenemos una cantidad de tramos que vivimos como territorio muy de cerca, en común y otros en los que nos ha tocado vivirlos separados e incluso vivir procesos de separación. Y de alejamientos. para después aprender a vivir en vecindad. Y a reconocernos más allá de esas fronteras administrativas que nos separan. Creo que esa ha sido la aventura de esta investigación, ver lo que es más específico de cada uno de los países, ver lo que nos separa», comparte Castillo quien dedicó un año «intensísimo» a investigar para este libro y otro año, también intenso, para escribirlo..

Giannina Rodríguez, gerente general de Fundación Bigott, describe la obra desde su perspectiva: «Para utilizar alguna referencia, el libro es una mesa donde se hace presente la gastronomía y la culinaria de dos países hermanos como lo son Colombia y Venezuela, que por el hecho de estar tan cerca han construido espacios alimentarios y culturales comunes, pero también rasgos característicos que los hace únicos. El libro en sí mismo es una amplia y detallada investigación, conformada por 10 capítulos que muestran un recorrido que une pasado y presente, desde una perspectiva histórica, pero también antropológica y cultural»..

«Todo el libro comprende importantes referencias que dan cuenta de las despensas de nuestras poblaciones originarias, del significado de comer en los siglos más recientes, de la diversidad de la gastronomía y culinaria de ambos países. En lo particular, me resultó llamativo, y eso habla de la importancia de este alimento, tanto para Colombia como Venezuela, que en el libro tenemos más de 205 referencias sobre la arepa, su origen, su importancia en el patrimonio gastronómico, su versatilidad, entre otras», comparte Giannina Rodríguez.

«A mi me pareció interesantísimo descubrir que tenemos unas regiones de fronteras donde hay una gastronomía compartida que a veces son distantes del resto del país y tan cercanas entre ellas. Hay platos que pertenecen a las fronteras del Táchira y del norte del Santander, por ejemplo, que en Caracas y Bogotá se desconocen» comparte Ocarina Castillo.

Arepas sin fronteras

Ocarina Castillo, por su parte, detalla: «La forma como vemos las arepas como algo importante en nuestra cotidianidad. Hay narrativas distintas. Eso hace que las arepas colombianas sean de una manera y tengan su perfil y las venezolanas tengan el suyo. Desde nuestra perspectiva pensamos que su presencia es muy antigua, Se ha conocido mucho el término arepa, el vocablo que se conoció de origen cumanagoto. Lo importante es que es una presencia muy antigua e importante que tuvo sus puntos de dispersión.. Las arepas hoy en día tienen personalidades y singularidades distintas. Creo que también hay diferencias en como los venezolanos y los colombianos se relacionan con las arepas».

«Tenemos en común nuestras tres grandes matrices: la existencia de nuestras culturas ancestrales indígenas En segundo lugar cómo llega la presencia europea, los conquistadores españoles y otros europeos que interactuaron con nosotros a través de la presencia en nuestras costas. Y en tercer lugar la presencia  de los africanos.Tenemos en común que vinieron subsaharianos de la costa occidental de Africa. Se pueden rastrear esos aportes que dejaron en nuestras poblaciones, tanto en Colombia como Venezuela donde tienen importante vigencia”, detalle Ocarina Castillo.

Próximamente estará en venta en distintas librerías y en @saboresdeaca librería online con más de 250 títulos de gastronomía

Colombia y Venezuela, Historia, Alimentación y Saberes Compartidos cuesta $99,00

Categorías
Emprendedores y Artesanos Rosanna Di Turi

Cremas y panes por María Fernanda Correa

La talentosa María Fernanda Correa de @cocinafrugal estrenó un par de emprendimientos que me da gusto compartir. A través de uno de ellos ofrece las deliciosas cremas que ha preparado durante más de 30 años para su esposo armenio. “Las aprendí a hacer de mi suegra Agabni de Adjounian y de mis comadres Rita y Marald Nursikian. Forman parte de mi dieta”, comparte Correa.

Así ofrece la crema de berenjenas Babagannuh, el Hummus de garbanzos, la crema de pimentón y nueces llamada Muhammara y la de yogur llamada Labne. También prepara Kibbes.

Desde julio de 2020 también estrenó  @bread_couture   junto a su sobrino Sebastián Moreno. 

“Panes he hecho en mi casa desde hace 30 años, pero @bread_couture es nuevo, desde julio de 2020” comparte Correa quien estudió panadería en el Instituto Europeo del Pan ubicado en Chacao. “Hacemos panes de diseño, a la medida, funcionales pensando en complacer no solo los paladares sino también la salud de quien come pan” comparte Correa y completa.

“Panes con más fibra, panes con harinas sustitutivas del trigo, panes más nutritivos por complementación de proteínas vegetales. Panes para diabéticos con menos harina de trigo. Algunos con Masa Madre”. En el futuro planea ofrecer panes sin gluten para lo que está acondicionando otro taller. “No se pueden formular y elaborar sin gluten donde se trabaja con harina”, cuenta quién inició un Diplomado en la Universidad Central de Venezuela de desarrollo de productos horneados sin gluten.

También elaboran croissants “son un reto para cualquier panadero”. Planean elaborar pan de chocolate con almendras y pistachos. “También estamos tratando de hacer buen brioche”, comparte. Y ha hacen golfeados.

Le auguro y deseo mucho éxito. Estas delicias las ofrece a domicilio. El teléfono para contactarla es +584123339369. Por Instagram  @cocinafrugal. Y sigue ofreciendo sus delicadas flores comestibles para restaurantes cultivadas por ella.

Categorías
Emprendedores y Artesanos Rosanna Di Turi

Quesos de cabra venezolanos estilo francés

«José María Padial y Eva Guerón fueron pioneros en la elaboración de quesos artesanales de cabra y de leche vacuna semi madurados estilo francés en Venezuela. Comenzaron en la zona de Turgua, trasladando su negocio posteriormente a Caracas. A principios de 2019, Eva viajó a Estados Unidos dejando un vacío que logramos identificar para continuar con mucha ilusión su legado a través de la compra de su taller e incorporación de parte de su equipo», cuenta Ignacio Rivas, uno de los socios de esta iniciativa junto a Diego Dal Maso y Elías Azpurua que en agosto de 2020 comenzaron su primera producción artesanal.. Los quesos los elabora «el equipo de Chèva guiado por nuestro maestro quesero Robert Hernández»… 

José María Padial y Eva Guerón fueron pioneros, elaboraban los quesos en su casa de Bello Monte de Caracas.. Los nuevos socios tienen el taller en Chacao 

Los quesos Chèva se consiguen en lugares como Café Arábica de Los Palos Grandes, Licoteca de La Castellana, Celicor La Castellana, Coma en Chacao, Guardaviñas en Prados del Este, Tu parrilla y Fresh Fish. También los ofrecen a domicilio en Caracas.»Son quesos de corta maduración estilo francés de leche de cabra y vaca hechos en Venezuela»

Categorías
Rosanna Di Turi

La cruzada por los cacaos criollos venezolanos

Venezuela goza del privilegio de contar con una diversidad única en el mundo y hay estudios que revelan que el origen de estos cacaos insignes fue en la región de Sur del Lago. Muchos felizmente han sido rescatados en distintos lugares del país por tenaces apasionados del cacao, convencidos de la imperiosa necesidad de preservarlos. Otros aguardan aún perdidos en la maleza a la espera de ser aprovechados. Queda el reto de multiplicarlos y aprovecharlos en su inmenso potencial.

¨Este país tiene un repertorio importantísimo de cacaos criollos. Existen más de 30 tipos reconocidos entre actuales y antiguos. Y gran diversidad que aun no se conocen. Muchos dicen que son originarios de Venezuela¨, cuenta el ingeniero agrónomo Álvaro Gómez, quien pertenece al grupo de los tenaces investigadores que se han dedicado a buscarlos en los lugares más recónditos de la geografía venezolana. Él ha sido parte de expediciones que han asumido ese reto con pasión de descubridores. ¨En esos viajes se habla con los productores, se sondean dónde se encuentran. Se buscan por la forma de las mazorcas¨.

Desde su veteranía, César Guevara, quien fuera presidente de la Asociación de Procesadores Industriales del Cacao Aprocao, reconoce esta bendición y el desafío que implica. “Venezuela es conocida como la cuna del cacao criollo, reconocido por sus tonos de sabor y aroma, que se origina en la cuenca del Lago de Maracaibo. Son de almendras blancas y difíciles de conseguir.  Los materiales existen y con ellos hay que trabajar. Ese es el reto. No es fácil porque los cacaos se cruzan¨, cuenta.

La elegancia y posibilidades de los cacaos criollos se manifiesta en una amplia gama de sutilezas que pueden otorgarle al chocolate. ¨Ofrecen sabores a almendras, nueces, avellanas, maní, pistacho. Notas a panela, malta, miel, caramelo, especias como canela y clavito de olor. Algunos tienen tonos a flores¨, los describe Álvaro Gómez desde su bien formada sapiencia y con un paladar privilegiado capaz de detectar, al probar un chocolate, parte de la historia de cómo fue elaborado.

¨Físicamente los criollos son largos y acanalados, puntiagudos, blandos, verrugosos y de semillas blancas¨, recuerda María Fernanda Di Giacobbe en su libro Cacao y chocolate en Venezuela donde los presenta: ¨En opinión de los conocedores, es el mejor grano por aroma y sabor. Hoy representa del 2% al 5 % de los árboles del planeta y el 1% de la producción mundial¨.

María Fernanda Di Giacobbe de Cacao de Origen

Así lo refrenda el Larousse Gastronómique en su edición en castellano de 2011. ¨Los criollos (apenas el 1 % de la producción)  son muy delicados¨.  En este país recibieron su bautismo. ¨Criollo quiere decir propio de un lugar, pero por lo general, cuando nos referimos al cacao criollo es al venezolano¨, cuenta Juan Vicente Franceschi desde su profundo conocimiento del cacao, en una pasión que le viene de familia desde 1830.

En su libro El cacao en la vida venezolana y en el mundo, comparte las diferencias entre criollos y forasteros: ¨En las semillas del primero los cotiledones son de coloración blanca o parda con variantes en sus tonos hasta rosado tenue o pálido. Y en el segundo los tienen por lo general de color púrpura claro. Morado oscuro al casi negro¨. También señala dónde se encuentra la mayor concentración de maracas con almendras blancas en el mundo: Al norte de Suramérica.

De la mezcla de los criollos con los forasteros, resultaron los trinitarios o deltanos que son la mayoría de los cacaos que pueblan Venezuela, en mezclas inéditas con distintas gradaciones de ¨sangre criolla¨.  De cacaos criollos puros son contadas las siembras y mucho el potencial a lograr en sus terruños venezolanos. Una bendición que requiere ser honrada al aprovecharlos en su potencial: Hay materiales en los contados bancos de germoplasma que existen con poca conexión entre éstos y la mayoría de los productores.. También en plantaciones de quienes han decidido preservarlos.

¨Si se quisieran reproducir habría que ir a estos bancos y multiplicarlos por injerto. Por semillas se dan las mezclas¨, cuenta Álvaro Gómez. En la práctica, la mayoría de los productores venezolanos apuestan a las semillas.

Iraima Chacón fue tenaz guardiana de uno de esos espacios escasos en el país. Durante 27 años y hasta su jubilación en 2018, cuidó el único banco de germoplasma del cacao criollo Porcelana que existe en el mundo y que está apostado en la estación de Corpozulia en Sur del Lago. Chacón ha consagrado su carrera como ingeniero agrónomo a investigar los criollos, por ello habla con absoluto embeleso de esta maravilla que sabe única en el planeta.

Iraima Chacon y el Cacao Porcelana

En muchas ocasiones salió en expediciones a buscar, como otros colegas en distintas regiones, las maracas con esta estirpe que aguardaban perdidas en las montañas andinas. «En Táchira, de donde soy, conseguimos uno de los más ancestrales, al que le llamamos Lobatero, por el sitio donde fue encontrado. Hacíamos recorridos por los pueblos, preguntando por los cacaos de almendra blanca. Preguntábamos a la gente, en las bodegas. En Sur del Lago es donde hay mayor diversidad de cacaos criollos ancestrales. Es donde está el Porcelana, que crece y se desarrolla bien en esta región¨. En su caso recorrió Táchira y Zulia, mientras otros investigadores exploraban distintas regiones. Los criollos son como parientes de los que Chacón se siente profundamente orgullosa. ¨Son parte de mi historia familiar. Tres días antes de tener a uno de mis hijos, andaba en esos recorridos¨.

Junto con otros colegas hicieron, cuenta, 10 rutas por Táchira y otra decena más en Zulia. ¨En Táchira conseguimos 107 árboles con características de criollos. En Zulia, 54. Y quedaron muchos en la montaña. Era muy emocionante. Éramos como buscadores de oro».

Una navaja es su  herramienta clave en esas expediciones. Bajo el calor de Sur del Lago, Chacón corta una mazorca de cacao Porcelana para demostrar porqué. ¨Los criollos tienen la corteza suave al corte. A excepción del Porcelana, cuentan con surcos. Mientras más profundos, más criollo es el cacao. Tienen un ápice pronunciado. También tienen pubescencia o pilosidades en los brotes que son claros. Sus almendras son grandes. Y cuando las abres son blancas o de blanco segregado con rosado. Pero no todo cacao con semilla blanca es criollo. Hay que hacerle la prueba genética para determinarlo. Si la semilla va hacia al blanco predomina la sangre criolla ¨.

Chacón muestra la almendra grande y prístina de un cacao Porcelana por dentro que confirma sus palabras. La sonrisa amplia es inevitable. Cuando en sus pesquisas daban con un cacao que tenía estas características, un paso posterior era necesario para verificar su estirpe. ¨Lo que confirma definitivamente su identidad es el análisis molecular que en nuestro caso se hace en la Universidad de Los Andes”, dice.

Desde su sapiencia sabe reconocer a los criollos venezolanos con su mirada atenta y la práctica de años. ¨Donde voy los consigo. Será una misión que me mandó Dios¨. Es consciente de la valía de estos cacaos y de la enorme contribución que se logra con su rescate. Por ello se ha dedicado a enseñar sobre ellos y asesorar a productores o empresas para multiplicar este conocimiento. ¨Los criollos dominaron el mercado en el siglo XVIII. Hoy quedan pocos árboles. Los más puros están en las montañas, donde los llevaron los indígenas para preservarlos. Están allí esperado por nosotros¨, dice convencida.

Categorías
Restaurantes Rosanna Di Turi

La perdurabilidad de El Trolly en Caracas

«En 1953 ‘nació’ El Trolly como un vagón ambulante en los Chaguaramos. Luego en 1954 se fue el mismo vagón a Chacaito, a la Torre Fondo Común. Luego en 1955 se trasladó a lo que hoy es el Centro Lido. De allí fue a lo que hoy es la Torre Banesco en las Mercedes», comparte María Dolores Ruiz, hija del fundador y segunda generación a cargo de @eltrolly.

«Ese mismo año se trasladó el mismo vagón a la Torre Torreón, en la avenida Veracruz de las Mercedes. Allí estuvo hasta 1972 en el vagón, pero con un local anexo construido debido a la gran demanda de comensales. En la sede actual se encuentra desde el 1979 como la fuente de soda que conocemos.», comparte María Dolores Ruiz.

«El Trolly, al ser una suerte de Foodtruck para sus inicios, se mantuvo itinerante hasta llegar a su sede física definitiva. Los 67 años los celebraremos este próximo 19 de noviembre del 2020 Dios mediante», comparte María Dolores Ruiz.

«Las recetas de sus tostadas son las del fundador Antonio Ruiz Estrada», comparte María Dolores Ruiz. Allí ofrecen, por ejemplo, una de sus clásicas, La catirrusia, tostada con sello de tocineta y relleno de queso amarillo con tocineta. La quesera, con tres tipos de queso, amarillo, guayanés y americano. 

«Todas nuestras tostadas tienen un sello de tocineta» comparte María Dolores Ruiz. Las merengadas también son emblemáticas. La Nancy Ramos es de fresas naturales con helado de fresa. La Trino Mora es de mantecado con mango. La merengada Trolly es de helado de mantecado con lechosa y un toque de canela. 

El Trolly tiene fieles y anécdotas perdurables: María Dolores Ruiz comparte una de ellas. «La costumbre de las misses la noche de la elección del Miss Venezuela.Después del concurso venían a celebrar desde nuestro servicio Drive in (servicio en el carro) y les autografiaban las bandejas a los mesoneros que después no las querían utilizar para tener el recuerdo». 

Recuerdo a Manolo Correa, un español canario de la Gomera que atendía las mesas y que ya murió. «Era gago pero cantaba rancheras como Pedro Infante», comparte María Dolores Ruiz. 

El papá de María Dolores Ruiz llegó de Tenerife en las Islas Canarias en 1950 con 17 años. «Compró El Trolly a los 20 años».

Agradecimientos: A Argenis Carpio director de Franquiciólogos En Instagram: @argeniscarpio @franquiciologos   

Fotografías cortesía El Trolly.

Dirección: Calle La Guarita. Centro comercial El Trolly. Las Mercedes. Caracas. 

Horario: DE 11.00 am a 5 pm en la actualidad por la Cuarentena. Cuando esta pase volverán a su horario habitual de 4.00 pm corrido hasta el día siguiente. 

Consumo promedio: 18 $ por dos personas

Categorías
Destacados Home Eventos Rosanna Di Turi

Sabores solidarios se visten de rosado a favor de Senos Ayuda

En Tequeños Las Tías proponen este mes paquetes de tequeños que pueden ser rosados. Parte de lo recaudado con cada bandeja es a beneficio de Senos Ayuda.

En el restaurante Chez Wong de La Castellana en Caracas proponen unos dumplings rosa. Quienes los pidan o coman su emblemático Pato Pekín, también estarán sumando a esta buena causa.

Dumplings del restaurante Chez Wong

En Hache Bistró (ubicado en Los Galpones de Los Chorros) apoyan con parte de lo recaudado con su brunch dominical.

“Me he quedado asombrada de la cantidad de aliados que se nos han sumado este año” comparte Bolivia Bocaranda, quien creo Senos Ayuda en 2006 y lidera esta iniciativa que desde 2007 ha ayudado a 252.320 mujeres con mamografías, medicamentos, atención  médica, y psicológica, o actividades educativas. “No hemos parado con la pandemia y seguimos atendiendo a las mujeres diagnosticadas”, cuenta y explica cómo se han incrementado las asistencias a las actividades educativas on-line.

En la lista de gustosas propuestas gastronómicas que se han sumado a apoyarlos este mes está Panqué 11 con la campaña Seguimos contigo, Automercados Plaza´s con el café San Domingo “que ha sido un éxito. Se han vaciado los anaqueles. 

Automercados Plaza’s – Cafe San Domingo

También Decofrutas con dos tipos de ramos de frutas: Uno que se llama Deco Pink y otro Deco bombón Pink. Dot Donut con unas donas de fresas. Talokohc con barras de chocolate sin azúcar», comparte Bolivia Bocaranda.

En Alambique Ranch comparten los detalles de su apoyo: «Patricia hizo unas Cheesebox para apoyar a Senos Ayuda con dos quesos Reed. Uno tradicional y otro Cabré  con rellenos a escoger, como tomates secos, chicharrón, entre otros. Adicionalmente con esa compra obsequiamos un queso crema natural» detalla Oscar Ramayo, artífice de esta propuesta junto a su esposa Patricia.

Alambique Ranch

En Chocolates Franceschi “siempre les regalamos chocolates para sus actividades y aliados. En el año hemos hecho catas o donado chocolates para sus actividades internas”, comparte Claudia Franceschi. 

Por su parte Carbone Espresso donó paquetes de café que ofrecerá Senos Ayuda en unas cajas gourmet.

Aroma di Caffé ubicado en Galerías Los Naranjos ofrecen un café de autor rosado y una taza con la caricatura de Tania Sarabia. Parte de lo recaudado va a Senos Ayuda.

Aroma di Caffé

En Mermeladas Venegalí contribuyen con el 10 por ciento de todas sus mermeladas. En Heladería Vgan Fruit proponen un helado que se llama Salva vidas, hecho con «frutos del bosque» y parte de lo recaudado va a Senos Ayuda.

En Pan de Tata, apostado en el Centro Comercial San Luis de El Cafetal aportan parte de los ingresos por la venta de sus panes de batata.

La cuenta en Instagram Gas.tro.omia, liderada por Ronald Aristimuño, fue clave en esta iniciativa aportando contactos de muchos de los que se han sumado.

Hay más. 

En el restaurante Santo Bokado del chef Beto Puerta ubicado en Altamira Village apoyan con lo recaudado con su paleta fresa con mermelada de mora. el emprendimiento Embutidos El Hatillo apoyan con parte de lo recaudado con sus bandejas mixtas de chorizos y los paquetes grandes de chorizos gourmet en toda la variedad de sabores.

Boca Café, que ofrece café de Boconó contribuye con parte de lo recaudado por la venta de sus líneas Tributo y Estampas.

PB-2, en el Centro Comercial San Luis del El Cafetal, contribuyen con parte de lo vendido con el Chicken Sandwich.

En Lolita Macarons apoyan con parte de los ingresos por todas sus tortas y macarrons.

En Sulú Caracas lo hacen con sus tortas que además ofrecen en cajas rosadas.

En Camelia Tea Party contribuyen con parte de las ventas de té de alta gama y galletas, El nuevo emprendimiento Mr.Patty lo hacen con las ventas de hamburguesas, papas fritas y refresco. En  Oceania apoyan con un roll rosado de sushi mientras en Los dulces de Ley contribuyen con un porcentaje de las ventas de sus tortas Strachiatella y Tiramisú.

Ayudar nos ayuda.

En Instagram:

Categorías
Eventos Rosanna Di Turi

La constancia de Margarita Gastronómica

Margarita Gastronómica cumple 9 años demostrando que son ejemplo de tenacidad. Este año su novena edición es digital. “Contempla más de 30 actividades con ponentes venezolanos y extranjeros que compartirán sus experiencias gastronómicas locales, sus miradas y recomendaciones de cara al año crítico y de grandes transformaciones que vive toda la humanidad” explicó Fernando Escorcia quien preside esta iniciativa desde sus inicios.                            

“Este año, que estamos afectados tremendamente por la pandemia y las medidas de cuarentena creemos pertinente no dejar de realizar nuestro ya tradicional festival gastronómico del mes de octubre. Al ajustarlo a las plataformas digitales aprovechamos la coyuntura y buscamos dar proyección nacional e internacional a nuestra gastronomía, al tiempo que abrimos esta ventana para mirar lo que acontece en el mundo gastronómico y mostrar, al mismo tiempo, nuestras fortalezas aportando elementos atractivos a la oferta del destino: Isla de Margarita de cara a los tiempos post-COVID19”.

La programación, explica Escorcia, “durará  cuatro semanas y contempla talleres culinarios, show cooking,  y gastro-sesiones de food+music+drinks en el que diversos personajes de la cocina local, cocineros, influencers, empresarios y emprendedores cocinarán en vivo distintas recetas de sus propuestas o sus platos preferidos que han sido forjados sobre la base de pesca y productos margariteños, al tiempo que son aderezados por un selector de música y un trago especialmente diseñado para el plato o la ocasión. También se relatará lo que se ha reimpulsado en esta cuarentena y los emprendimientos que siguen aportando por el crecimiento gastronómico de la isla en las tertulias”. 

Allí coincidirán voces de distintos ámbitos. “A través de la  plataforma on-line se facilitarán cuatro cátedras gastronómicas dictadas en modalidad foro chat por Whatsapp. Serán conferencias del Luis Carlos Díaz, Rafael Cartay, Miro Popic, Ocarina Castillo y Trina Arocha. Se abordará la posibilidad de Catas virtuales y una Cena para armar, dirigida por 6 chefs y 6 emprendimientos con guiatura, vía plataforma Zoom”, precisó Escorcia.

Así este festival gastronómico que es referencia y muestra con orgullo las fortalezas gastronómicas de la isla sigue adelante.    

Del 15 al 17 de octubre se realizará el evento central Forum Sabor Margarita, un espacio de conferencias, ponencias, charlas y debates con invitados regionales, nacionales e internacionales, quienes vía Zoom podrán compartir sus intervenciones con los participantes, previamente inscritos” comparte Escorcia de este festival que en 2013 mereció una mención Tenedor de oro otorgada por la Academia Venezolana de Gastronomía.

 “El  noveno Festival Margarita Gastronómica 2020 Digital se ha diseñado para mirar y mostrar, adecuando sus estrategias y eventos toda vez que se pliegan a las medidas de resguardo, protección, bioseguridad y confiabilidad para mostrar lo que ocurre en nuestra Isla de Margarita, dejando prendado en la audiencia la posibilidad de visitarla en cuanto sea posible, dejando en pantalla una muestra de cocineros, platos, sabores e ingredientes territoriales que sólo pueden descubrirse y degustar en nuestro ínsula”, agregó Escorcia. 

Durante tres días el Forum Sabor Margarita dará oportunidad para mirar lo que ocurre en el mundo y también será ventana para mirar nuestras fortalezas y la forma como afrontamos los desafíos de estos tiempos pandémicos. Es así como tendrá como invitados internacionales como el chef argentino Fernando Rivarola del Restaurante El Baqueano (50 Best of LatinAmerica), Carlos Martínez de Restaurante Barelo en República Dominicana así como otros cocineros venezolanos residentes en el exterior o retenidos por la cuarentena en otras tierras como Sumito Estévez, María Fernanda Di Giacobbe, Franz Conde e Isabel Alva. Así como representantes de la culinaria nacional y local como los chefs Francisco Abenante, Héctor Romero, Esther González, Pilar Cabrera, Juan Carlos Sayalero y Miguel Soler. 

“Del sector académico e investigación contaremos con la participación de la Lic. Ivanova Decán Gambús, Presidenta de la Academia Venezolana de Gastronomía y Dr. Rafael Arráiz Lucca miembro de la Academia Venezolana de Lengua, así como otra venezolana, la Lic. Sasha Correa enclavada en el centro de reflexión e investigación culinaria más importante del planeta el Basque Culinary Center, en San Sebastián, España”.  

Todas las actividades, informaciones, suscripciones, inscripciones, compras y calendario están en las redes sociales desde el viernes 17 de septiembre. Los interesados deben seguir las redes sociales en Instagram @margaritagastronomica, Facebook Margarita Gastronómica y Twitter @SaborMargarita

Categorías
Emprendedores y Artesanos Rosanna Di Turi

Arepas de receta trujillana en Madrid

«Las arepas Trujimán están hechas con una receta familiar de más de 100 años. Es un producto avalado por estudios analíticos, que posee una gran cantidad de fibra. Tienen un sabor característico, gracias a las micro partículas (cáscaras de maíz) que se queman primero, eso les da un sabor único y especial.»

«Están elaboradas con una gran dedicación, pensando en un producto de calidad internacional», comparte Carlos Manuel Moreno Terán, artífice de este emprendimiento con arraigo que desde el 16 de agosto de 2017 ofrece en Madrid. 

«Desde ese momento me propuse hacer arepas Trujimán una realidad en España, para los venezolanos y los europeos, bajo el lema «piensa global pero trabaja como si fueras vecino de la comunidad. Intento ser un buen venezolano en todos los sentidos.»

«Transmitir esa ‘chispa latina’ con seriedad, compromiso y trabajo. Esa es mi carta de presentación y la gente me recibe muy bien» , comparte este emprendedor oriundo de Valera en Trujillo.

«Una de las cosas más bonitas es cómo he visto evolucionar mi producto. He podido ver la evolución del empaque, por ejemplo. Falta mucho, pero actualmente las ofrezco en bolsas al vacío en empaques de cinco arepas, de un conveniente y práctico tamaño, totalmente asadas a la plancha y luego congeladas. No tienen ningún tipo de conservantes ni azúcares añadidos», cuenta y completa.

«Es importantísimo recalcar que nuestro obrador está certificado por la sanidad como libre de Covid. Es un espacio donde seguimos los protocolos anti covid, y además sólo  producimos estas arepas con maíz entero (de allí que no existe  la posibilidad de contaminaciones cruzadas). Otro punto importante que las hacen más atractivas para los consumidores celíacos, veganos y personas con alergias», comparte el artífice de Arepas Trujiman. 

«Mi clientes principales son restaurantes. Sin embargo,  con el covid comencé a venderlas por Glovo y Uber eats, pero ya se está estabilizando un poco la economía ‘o eso quisiera pensar’ y tenemos actualmente seis tiendas a las que les distribuimos:  Melao Café (Atocha),  La Cachiterie de las Tablas,  La Cachiterie de Tetuán,  Mándalo Spain, La Bodega Latina,  Latín Store (mercado las Maravillas) y seguimos sumando. 

El servicio a domicilio lo hago con un mínimo de pedidos de cuatro paquetes, yo mismo siempre trato de llevar el producto y escribirles a mano una nota de agradecimiento».

Carlos Manuel Moreno detalla que son sus coterráneos quienes más las buscan. «Mi clientela son principalmente venezolanos. Aunque con frecuencia hago reuniones con amigos españoles y  les presentó las arepas.»

«¡Me siento como un apóstol de la arepa y de la comida venezolana!  A veces hago reuniones tipo Stand o Avon y les enseño a los vecinos (en su mayoría españoles) qué es una arepa y cómo se comen».

De este incipiente periplo de maiz en Madrid tiene una anécdota entrañable.

«Una familia pasó por una de las tiendas y una señora como de 80 años se me quedaba mirando de lejitos. Por el acento supe de inmediato que toda la familia era andina. Yo abordé a la señora y la invité a que probara la arepa. ‘Está hecha con maíz entero como la hacía mi familia en Valera, Estado Trujillo, le dije y  me respondió ‘esas arepas las conozco. Así las hacíamos en mi casa’.»

«Dije entonces que de todas las personas que hay aquí usted es la que más me interesa porque me va a dar una opinión válida sobre el sabor. La señora probó la arepa y se puso a llorar… ( yo preocupado le pregunté qué pasaba) y me dijo ‘es que me acordé de cuando yo molía el maíz y lo cocinaba con leña en mi casita con mi mamá. Y bueno, nos pusimos a llorar juntos de la emoción. Eso es lo más hermoso hasta ahora que me ha pasado», comparte Moreno.

Cómo contactarlo: A través de su teléfono 625461886 o por su Instagram @arepastrujiman

Fotografías de Luis Trompiz

Categorías
Armando Scannone Libros Rosanna Di Turi

Homenaje a Don Armando Scannone a varias manos

Zoraida Barrios, nuestra querida y admirada Mamazory, es incansable y tenaz defensora de los sabores venezolanos. 

La creadora de la escuela de cocina Instituto Laurus en Valencia es autora del libro Paisaje en la olla, junto a Rafael Cartay, donde comparte las historias de platos carabobeños que rescató e investigó para la posteridad. 

Ahora, con este nuevo libro digital, rinde un homenaje a Don Armando Scannone y a sus recetarios Mi Cocina. A la manera de Caracas, los más vendidos de la cocina venezolana. 

Aquí distintos cocineros y profesionales de los sabores preparan distintos platos de este recetario que suele aguardar en las cocinas de los venezolanos donde estén. Permiten servir la mesa que nos une.

”Mi cocina. A la manera de Caracas ayudó a nuestra culinaria a ponerse en boga. No hay venezolano que no lo tenga. Las hallacas son ejemplo. Para un colectivo importante, la receta de las hallacas es la de Don Armando. Es un referente nacional a quien deberíamos rendirle el mayor homenaje por mantener nuestra culinaria a flote y no esos detractores que lo que hacen es daño a nuestra gastronomía. Nunca tendremos cómo agradecerle a este señor. Nunca” comparte Zoraida Barrios las razones para hacer este libro.

Aquí María E. Conde preparó la Torta de plátano, el bartender Fidel Barrios apostó por la Torta de auyama, José Luis preparó el Dulce de leche cortada, Nora Cruz Díaz hizo las Polvorosas dulces, José Omar Gil, cocinó el Arroz con leche, Antonieta Coronel preparó el Bienmesabe, Chaty Juan hizo Juan Sabroso (dulce de batatas en coco), Chucho Rojas cocino el Salpicón de carne y Zoraida Barrios Mamazory hizo el Mondongo de panza de res.

Celebro esta iniciativa que invita a preparar estas recetas que nos invitan a encontrarnos con los sabores que nos unen como venezolanos.

Categorías
Libros Rosanna Di Turi

Sopas de letras por una buena causa

Gracias a mi querida Ocarina Castillo de Antroposabores pude conocer y compartir con ustedes la iniciativa de este libro digital hecho a varias manos por una buena causa: «Este libro tiene un fin maravilloso. Apoyar económicamente a Mina Vivas, una profesora de la Universidad Central de Venezuela que en este momento está en un tratamiento para superar un cáncer de seno, con muchas sopas y aportes. Una sopa es lo más reconstituyente que hay», comparte Antroposabores.

En Vaca sopa están recetas de valiosos y muy queridos cocineros como el Kalalú de espinacas de Rosa Bosh de Güiria, la sopa de rabo de res con arroz de Mercedes Oropeza, la sopa de costilla criolla de Carmen Piedad Montelongo, la crema de ajo porro y cebollín de Enrique Peña, sopa de arroz de Marianne Robles, Marcela Gil describe ¡La sopa más fácil del mundo! mientras Inés Ruiz Pacheco comparte los detalles del caldo de papas de papas con huevos.

«El costo del libro no es mucho: apenas Bs 2.000.000 y 7 $ si estás en exterior. Claro, se puede colaborar con más si lo desean. Si te animas a adquirir este libro digital y ayudar a Mina por favor envía un correo a minavivas@gmail.com y allí te indicarán los pasos para pagar con 1. Paypal 2. Transferencia sin costo a banco en España 3. Zelle en Usa. 4. Pago en Venezuela por Mercantil» comparte Ocarina Castillo.

Ayudar nos ayuda. De más está decir que sería un despropósito comprarlo y compartirlo con otros. La idea es que muchos se sumen a adquirirlo.

Categorías
Restaurantes Rosanna Di Turi

El cierre de un clásico

Desde el año 1972 el restaurante Le Gourmet, que estaba apostado en el hotel Tamanaco Intercontinental de Caracas, tuvo una memorable trayectoria gastronómica que disfrutaron comensales locales y personalidades internacionales.

“Durante esos 48 años, el emblemático restaurante no solo fue considerado una referencia en el mundo del sibaritismo local si no que su fama trascendió las fronteras nacionales” comparte Silvana Natale, la constante y esmerada relacionista pública del reconocido hotel caraqueño.  

Por las cocinas de Le Gourmet pasaron chefs que son referencia: el francés Laurent Kher, (a quien aquí llamaban Lorenzo), los venezolanos Julio Fermín, Tomás Fernández, Elías Murciano, Eduardo Moreno, Egidio Rodríguez. Ahora en su lugar hay un nuevo concepto de restaurante pero la trayectoria de Le Gourmet es imborrable.

Uno de los sellos ineludibles de Le Gourmet fue su impecable servicio liderado por el maitre Agustín Bellorín quien estuvo durante todos los años de Le Gourmet.  “Por su excelencia y discreción fue el equipo seleccionado por la Nunciatura Apostólica de Caracas para atender a su Santidad Juan Pablo II durante su estadía en Venezuela”, comparte Natale de uno de los orgullos más manifiestos de Bellorín. “Por lo pronto Bellorín nos está apoyando con unos entrenamientos en el hotel”, comparte Silvana.

El Maitre Agustín Bellorín

De Le Gourmet también fue emblemática la cava de vinos, “galardonada internacionalmente durante ocho años consecutivos por la revista especializada Wine Spectator.

Sus vinos fueron seleccionados sommelier Egidio Fusco y la asesoría del reconocido enólogo Ettore Perin. El servicio de vinos estuvo bajo la conducción de los sommelier Gustavo García y Nancy González”, comparte Natale. Allí se realizaron distintos festivales gastronómicos. 

En su lugar hay una nueva propuesta de estreno que comienza una nueva historia. Le Gourmet permanecerá en la memoria de quienes lo conocimos.

Fotografías cortesía Le Gourmet.

Categorías
Restaurantes Rosanna Di Turi

Triunfo venezolano en las antípodas

El chef venezolano Ricardo Chaneton ha logrado una sostenida carrera en las cocinas  desde que descubrió su pasión por ellas. Este mes de septiembre figuró en la lista de  The bestchefawards de 2020, por los esmeros en su restaurante Mono ubicado en Hong Kong.  

“Somos pioneros en ofrecer platos Latinoamericanos en Asia de manera refinada. La gente aquí no los conoce mucho”, comparte este chef que Instagram está como @rchaneton

Este caraqueño inicialmente quería estudiar medicina. En San Antonio de los Altos, donde vivió un tiempo, estudió cocina en el Centro de Estudios Culinarios. Su padre lo invitó a pagarse los estudios y comenzó a trabajar en la pizzería De la nonna y luego en el restaurante Texas City ubicados en los Altos mirandinos.

“A la semana me enamoré de la profesión”, comparte del inicio de esta pasión perdurable.   

 Luego buscó más experiencia en reconocidos restaurantes caraqueños como Sibaris, Alto, y Le Gourmet donde el chef de ese momento, Tomás Fernández, lo recibió en el reputado restaurante.

Luego de su experiencia allí decidió explorar en Europa. “En el 2007 le mandé mi CV al chef Quique Da Costa en España y me aceptó allí”. 

Cumplido ese ciclo contempló ir a Francia. Le intimidaba no hablar el idioma, pero el maitre galo del restaurante de Quique Da Costa le dio la solución: escribirle al chef argentino Mauro Colagreco del restaurante Mirazur. Allí Colagreco lo aceptó. 

Chaneton estuvo en ese restaurante durante 7 años. “Estar allí me permitió viajar por el mundo con él”.

Luego vendría una nueva encrucijada. “Me casé y a mi esposa de ese momento, australiana, no le gustaba Francia”, comparte Chaneton. Fue así como buscó alternativas en Asia.

“Mandé mi CV a Petrus, restaurante francés ubicado en Hong Kong con más de tres décadas. Allí trabajé cuatro años. Y conocí a mi actual socia en el restaurante Mono”. Un lugar con sello particular.

“Abrimos el 2 de diciembre de 2019. Desde entonces hemos ideado más de 350 platos  Es Latinoamericano con sello francés.  Es una propuesta única aquí. Refleja de dónde vengo y la cocina francesa que aprendí”. 

Si bien los platos venezolanos no son el centro, eventualmente propone algunos. “A veces hacemos arepitas y las servimos en una vajilla especial. Y hemos preparado nuestra versión del Vuelve a la vida” cuenta. “Aquí somos embajadores de la cultura Latinoamericana. Puedo contar muchas historias”, dice este chef venezolano en Hong Kong.    

En Instagram está como @rchaneton y @monohkg

Categorías
Entrevistas Rosanna Di Turi

El asado del triunfo

El chef venezolano Armando Mundaraín nos dio un gran orgullo a sus coterráneos al ganar, con un asado negro, la séptima edición del programa de televisión húngaro A Konyhafonok, (El jefe de cocina), similar a un Master chef. Armando nació en Caracas, vivió entre Guarenas y Guatire. “Soy de Guatire” comparte Mundaraín.  “Participé en un programa de intercambio estudiantil con AFS en el año 2011, es decir me gradué de bachiller en Julio y en septiembre de ese año me vine a Hungría.

El programa tiene una lista de países que participan y debes tener máximo 17 años, porque llegas con familias anfitrionas que deben servir de apoyo en tu proceso de intercambio que dura un año escolar. La familia se encarga de acompañarte y debes asistir al colegio como si estuvieras cursando el último año. En mi caso ya había cumplido 18 años y el único país que aceptaba participantes con esa edad era Hungría, así que ese fue mi destino” cuenta Mundaraín.

“Este programa dura un año escolar y al culminar la persona debe retornar a su país de origen. Yo me devolví en el 2012, pero con la certeza de retornar lo antes posible, así lo hice, presente el examen de admisión de la universidad estando en Venezuela, me aceptaron y me devolví en el 2013 cuando ingrese en la universidad”.

La elección de su plato fue determinante. “Dentro de todas las opciones me decidí por el asado negro, primero porque la cocina húngara tiene muchos platos parecidos o estofados, pero además es como una carta de presentación de quien soy y de dónde vengo. Para mi el asado negro es un viaje directo a mi casa, a esos momentos importantes de encuentro con la familia. Yo recuerdo a mi mamá preparando todo, a veces hasta dos días antes para macerar la carne. Luego el sellado con papelón que saca a flote todo ese aroma de especias y se mezcla con el aroma dulce del papelón, para terminar con esas horas interminables de cocción que además dejaban todo el aroma impregnado en la casa. Recrear un plato como este, te hace viajar nuevamente en el tiempo, a esos momentos importantes de tu vida, de tu familia, son aromas y sabores inconfundibles que no se olvidan nunca, yo prepare el asado con puré de papas, plátano dulce con clavitos, guasacaca y chips de yuca, o sea todas las cosas que me encantan porque son sabores de mi casa” comparte este chef venezolano.

El asado negro fue el plato con el que logre entrar a la competencia, no fue el final porque para el final tuvimos que preparar una cena de tres platos entrada, principal y postre, me parece extraordinario que Don Armando Scannone le lleguen estas noticias porque realmente sus libros ayudan a muchas personas a continuar expandiendo nuestra cocina por el mundo, yo lo uso con mucha frecuencia.

El asado lo preparó según la receta de Mi Cocina. A la manera de Caracas de Don Armando Scannone. “Él hizo un extraordinario trabajo de recopilación y documentación de la cocina caraqueña que nos ha permitido poder acceder a esa joya de la comida venezolana, para mi es como la biblia gastronómica”, comparte Mundaraín.

Su consejo a la hora de prepararlo: “Que se tomen el tiempo y la atención que requiere preparar el asado negro, hacerlo es un ritual maravilloso que no tiene atajos, el tiempo invertido vale la pena para disfrutar de un plato exquisito y único”.

En esta competencia televisiva superó a un buen número de competidores. “Eramos aproximadamente 80 personas al inicio del programa, y lo más retador fueron las tareas que debíamos hacer mientras el chef dictaba ingredientes y preparación, es decir todo era en el momento y el idioma, aunque lo entiendo y hablo, pues bajo esa gran tensión era bastante estresante”.

Mundarain se formó en cocinas de Hungría. “Me fascina la cocina, pero además de un par de semestres de preparación de alimentos en la universidad, no tengo estudios formales de artes culinarias. Aprendí en el primer restaurante donde trabajé. Mi meta siempre fue aprender a gerenciar hoteles y restaurantes. Para ello una parte clave es el funcionamiento de la cocina y durante mis prácticas universitarias, decidí aplicar en un restaurante muy importante de Budapest. No solo me aceptaron en el restaurante que tiene una estrella Michelin, sino que me dieron trabajo una vez culminadas las prácticas. Allí inició todo el tema de la cocina, yo tenía 22 años” cuenta Mundarain.

“Empecé a trabajar como ayudante de cocina y en ese momento mi tarea era enseñar inglés al personal de la cocina y ellos a su vez me enseñaban a cocinar, como una especie de intercambio, mi meta en ese momento fue aprender del funcionamiento de la cocina para más adelante usarlo junto a mis estudios formales en la Gerencia hotelera, fue así como llegué al mundo de la gastronomía”.

Los platos venezolanos lo vinculan a su terruño. “Lo que más me gusta de la cocina venezolana es la mezcla de sabores únicos de nuestra tierra, esa combinación de dulce-salado en muchos de los platos.  Me gusta mucho la versatilidad que le damos a ingredientes como el plátano, la yuca, el maíz y la oportunidad que presenta el llevar esa cultura gastronómica al siguiente nivel”.

Actualmente no está en ningún restaurante. “Perdí mi empleo con el cierre de todos los establecimientos por el tema de la pandemia y debo esperar a que la situación se regularice, hay algunas opciones interesantes, pero nada seguro todavía”, cuenta quien con seguridad seguirá teniendo éxito en su carrera.

“Yo adoro mi país, extraño mis amigos, las reuniones familiares, las playas…comer pescado con tostones a la orilla, pero mi proyecto de vida esta acá, estoy a punto de comprometerme formalmente para casarme y establecerme, es decir mis planes están en este lado del mundo, sueño con ir más adelante con mi futura esposa para que conozca mi país del que tanto le hablo, pero no con planes de quedarme” comparte el novio de Jade quien es de Suiza.

¿Sus platos venezolanos preferidos? “Mi conocimiento de la gastronomía venezolana honestamente no es extenso. Viví mis primeros 18 años allá y pienso que mi conocimiento es el básico que todo venezolano tiene.

Diría que mis platos favoritos son el pernil, las hallacas, los plátanos: fritos, dulces, tostones, patacones, hervidos. Muero por las empanadas, las arepas de chicharrón, el papelón con limón. Para mi los dulces típicos son un hermoso recuerdo: cabello de ángel, la jalea de mango, los almidones, los bocadillos de coco o de guayaba eran gemas no apreciadas en mi infancia, también me gustan las cachapas con queso de mano y cochino frito”.

Tras el programa le han cambiado las rutinas. “Realmente ha sido intenso el proceso posterior a la culminación el concurso, la aceptación de la gente estupenda, muchísimas demostraciones de afecto y apoyo, las redes me están sirviendo para recibir todo ese apoyo y recomendaciones de las personas que me siguieron durante todo el concurso, y aunque la cocina para mi es una pasión no creo que pueda abrir un restaurante por mi cuenta, eso implica una inversión muy grande que yo obviamente no estoy en capacidad de asumir, sin embargo es posible que participe en algunos eventos por invitación. Algo que tengo en mi cabeza es aprovechar la oportunidad para organizar algún programa que me permita introducir la gastronomía latinoamericana en Hungría, ciertamente nuestra cocina está incluida en ese proyecto, pero también me gustaría mostrar en general la cocina latinoamericana. Creo que es una excelente oportunidad para ello. Hay varias propuestas y proyectos y debo revisar con calma, lo que sí es seguro es que la cocina continuará formando parte de mi vida” cuenta Mundaraín y le deseamos todo el éxito.

Categorías
Emprendedores y Artesanos Rosanna Di Turi

Sanar a través de la comida 

Los hábitos alimentarios son claves para la salud. Para recobrarla y mantenerla. Y se puede lograr con platos gustosos, Lo digo por experiencia. 

Para ayudar en mi proceso de sanación comencé el programa de My Happy Allergy de Gaby Bogani quien cumple tres años con su propuesta, tiempo en el que ha atendido a más de 1500 personas con «educación, acompañamiento, soporte emocional, herramientas de seguimiento, material descargable, recetas, y guía con recomendaciones naturales para llevar una vida saludable en todo momento”.

Lo recomienda para padecimientos como «problemas digestivos, gases, distensión, acidez, reflujo, estreñimiento o problemas para ir al baño en general, colon irritable, poca energía, dolores articulares, insomnio, ansiedad, pérdida de apetito sexual, acné, migrañas, erupciones en la piel, síndrome premenstrual, gripes frecuentes, tiroides, alergias». 

El ejercicio comenzó por ella misma. «Yo abandoné la toma de los 8 medicamentos diarios que tomaba para controlar la alergia. Dejé de ser respiradora bucal. Renové mi digestión.»

«Le dije adiós a las migrañas. Ahora tengo energía, pienso con claridad, tengo mejor memoria. Dejé de enfermarme con gripes. No recuerdo cuándo fue la última vez que me dio. Y ahora tengo un bebé sano, que goza de energía y de una salud envidiable» comparte Bogani.

La inversión en sus planes  «depende del plan y del tipo de apoyo y acompañamiento que requiera la persona. Tengo planes desde 60 hasta 500 dólares». En este plan de  Resetea tu cuerpo Boyani comparte parte del feedback con personas que lo han seguido. «

«Mi querida Gaby quería agradecerte por todos los cambios maravillosos que han ocurrido en mi cuerpo y mi vida, mi tiroides empezó a funcionar mejor y hubo que reducir la dosis de medicamento», le escribió una de sus seguidoras.

Instagram: @myhappyallergy