Categorías
Novedades y Eventos Rosanna Di Turi

Premios de la Academia Venezolana de Gastronomía 2021

Son siempre una buena noticia. Y este año los aplaudimos como siempre. Son referente serio que valoran y reconocen lo mejor de la gastronomía en el país. Aquí los detalles

Tequeños de Chistorra

El Gran premio Tenedor de Oro lo mereció Pasteurizadora Táchira C.A (Productos Paisa).

El Tenedor de oro al mejor chef lo obtuvo Pilar Cabrera de Casa Mejillón en la Isla de Margarita.

El Tenedor de oro a la mejor publicación gastronómica lo mereció el libro Colombia y Venezuela. Historia, alimentación y saberes compartidos escrito por Ocarina Castillo D’Imperio y Esther Sánchez Botero, editado por Fundación Biggott.

El premio Armando Scannone lo obtuvo el chef Daniel Torrealba.

En las menciones Tenedor de oro tengo el honor de haber sido reconocida, lo que me honra y agradezco mucho. Y refuerza mi propósito de seguir difundiendo las tenaces propuestas que nos llenan de orgullo y arraigo desde los sabores que nos unen.

La escuela de gastronomía Adelis Sisirucá de Barquisimeto también recibió una merecida mención.

Otra mención la recibió Lucy Quero de Sabores Aborígenes, por su incansable trabajo para dar a conocer los ingredientes del Amazonas y así ayudar a las comunidades indígenas. Gracias a ella, en las heladerías Fragolate en Caracas es posible disfrutar de helados de manaca o túpiro.

También mereció una mención Via Appia Express que reconoce el tenaz trabajo de la familia Fallone desde 1984 ofreciendo excelentes platos italianos en Caracas, liderada por Stefaania Fallone.

Y finalmente Agrícola Tierra Nuestra.

Llanero homenajeado

El joven chef Daniel Torrealba mereció el premio Armando Scannone por su propuesta que exalta los sabores de su llano natal en el restaurante El Asador y con su emprendimiento Merecure. Aquí compartimos parte de su trayectoria.

«Antes de El Asador, que fue mi primer proyecto donde, desde el inicio,  la cocina venezolana era la protagonista. hice pasantías en el restaurante Alto en 2008, súper importante para mi formación. Después me fui a trabajar al Comedor del ICC (liderado por el chef Héctor Romero), De ahí me fui a Lima a hacer pasantías en Malabar de Pedro Miguel Schiaffino y Costanera 700 de Humberto Sato, importantísimo porque sentí y viví el orgullo de los peruanos por su cocina» detalla Torrealba, quien recibió este reconocimiento a sus 35 años .

Su destino estaba en su país. «Regresé a Caracas y conocí a Edgar Leal.  Ingresé a su equipo de Mohedano Bistro Latino. Trabajar con Edgar me enseñó muuuuchooo. Es una de mis grandes influencias. Aparte de la cocina de técnicas, me enseñó a trabajar con respeto, con ética  y a trabajar duro siempre. Edgar es un Caballero. Después a me contrataron de chef en Astrid y Gastón Caracas», comparte Torrealba .

«Después abrimos el restaurante Leal en el 2012 y ahí trabajé muy de la mano con Edgar y su esposa Mariana Montero. Formamos un gran equipo, hicimos cosas maravillosas y aprendí mucho del manejo del negocio», detalla.

Dos experiencias más afuera se sumaron a su formación. «Después me fui  a Madrid y estuve en un restaurante que se llama Albora, con una estrella Michelin. Fue una gran temporada. Ese año ganamos el premio al mejor restaurante de Madrid , según Metrópoli)».

«Después me fui al Líbano e hice pasantías en un restaurante que se llama Babel. En 2015 regresé a Caracas y comencé en El asador». Apostado en Las Mercedes en Caracas “Ese restaurante cerró sus puertas e agosto de 2021 pero desarrollamos un trabajo que denominamos».

Los mejillones de Pilar Cabrera

Este 2021 Pilar Cabrera de la posada Casa Mejillón en La Guardia de la isla de Margarita mereció el Tenedor de Oro a la mejor chef del año.

«Empecé a construir Casa Mejillón en 2007 y la inauguré  el 14 de agosto de 2018»,comparte Pilar quien antes había sido Jefe de Publicaciones y Relaciones en el CDCH de la UCV. Y luego estuvo 4 años en Australia trabajando en hostelería. Estudió hostelería y cocina en Le Cordon Bleu. También fue gerente de Mercadeo  de la fábrica Puro y Simple creada por su papá.

Ante el reconocimiento ella opina «Una reafirmación a la  cocina como proceso de conciencia y de construcción social. Un cumplido al uso del sentido Común y  la sensibilidad social, para generar evolución en la vida. Un compromiso, aún mayor, con el oficio de Cocinera y la población en donde hemos desarrollado el modelo de vida que llevamos. Un voto de respeto, de mi hacia la gastronomia venezolana. Y por supuesto, alegría  infinita, de reunir en tan prestigioso reconocimiento, el invaluable trabajo ‘oculto’ de todos los artesanos y gente de Mar, que soporta la mesa de Casa Mejillón y a este Tenedor de Oro».

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.