Categorías
Emprendedores y Artesanos

La comida casera de La Bodega de Tei

Esther Marcano y su esposo Pedro Marín llevan las riendas de este emprendimiento que ofrece a domicilio, en los Altos Mirandinos y Caracas, cocina casera

Las Tías

Esther Marcano y su esposo Pedro Marín son los artífices de La bodega de Tei @labodegadetei, un emprendimiento con el que ofrecen cocina casera. “En 2014 empezamos nuestras Pilaítas, arepas de maíz pilado precocidas, medio asadas, casi listas para comer. Con la idea de hacer  una cocina sana, venezolana que le falicitará la vida a la gente”. Comenzaron en mayo del 2014. 

“Pasamos 2 años solo haciendo Pilaítas. Luego,  saltamos a las conservas: puré de tomate,  tomates asados,  berenjenas en vinagreta. Allí se alejó de lo venezolano. Seguimos con empanada gallega de cazón y también de cerdo. Y por otro lado incorporamos las galletas de choco+sal que empezamos haciendo con chocolate y papelón del estado Sucre”, comparte Esther y prosigue.

“Yo crecí en Cumaná, mi familia paterna es de allá, por lo que esa región la llevo en el corazón. Allí se incorpora otro elemento importante para nosotros y es que deseamos trabajar con productos locales,  cercanos o del interior”.

Conserva de la Bodega de Tei

Cocina a 4 manos

“En la bodega cocinamos mi marido y yo. A Pedro le gusta investigar y también en 2014 empezó a experimentar con la masa madre”. De allí el pan que elaboran. “Hacemos pan con masa madre elaborado con harina de trigo y en ese proceso el gluten queda predigerido.  Sí tiene gluten pero mucho menos que un pan de levadura industrial.  A las personas con intolerancia al gluten este pan les puede caer mejor,  pero una persona celíaca no podría comerlo” comparte Esther. 

La lista de productos que proponen es generosa.  “Ofrecemos Puré de tomate (750ml). Salsa para pizza con ajo y orégano (500ml), Tomates asados (200 g), Berenjenas en vinagreta:(450g), Krautchi:(450g). Chucrut: (450g). Pepinillos:(450g). Pan de masa madre (1 kg), Tortillas integrales, Bollitos de chicharrón, Empanada gallega de cochino y Empanada gallega de cazón, Quiche de espinacas del huerto, Quiche de cebolla y tocineta”.

 Aparte Galletas de chocolate con granos de sal  (500g), Chipis galletas de mantequilla (500g), Pan de auyama y jengibre, Pan de calabacín y nueces, Turrón de Tei (250g) y Babka de masa madre con canela, chocolate o manzana. “De esta lista resaltaría el pan, las galletas de choco+sal y los babkas de masa madre. Estas son trenzas de masa brioche rellenas” comparte Esther.

De esta lista resaltaría el pan, las galletas de choco+sal y los babkas de masa madre. 

 “Las galletas tienen mitad azúcar y mitad papelón. El papelón representa un reto porque es difícil de estandarizar en las recetas pero es tan sabroso,  que hay que seguir jugando con él” comparte Esther. 

Música, Bioquímica y cocina

“Pedro Marín es músico de profesión. Dedicado a la música popular venezolana. Yo soy bioquímica y periodista de formación pero me dediqué a la promoción cultural,  a la música venezolana y siempre me quedé en lo nuestro que me gusta tanto. Luego de la música que natural seguir en la cocina venezolana,  los cultores de las diferentes áreas y así” comparte Esther.

“Nuestra formación en cocina ha sido empírica, bastante autodidacta.  Hemos hecho algunos cursos,  pero nada formal. Nos gusta comer,  sobre todo nos gusta comer sabroso,  con la familia,  los amigos, y disfrutamos de ese acto generoso que es comer,  cocinar e incluso sembrar lo que vamos a comer”, comparte Esther.

Galletas de la Bodega de Tei

Cambio de vida

Este emprendimiento les ha traído cambios en su vida. “Desde que empezamos hasta el día de hoy, ciertamente, han cambiado muchas cosas. Por un lado, nuestra forma de comprar y consumir.  Nos gusta acercarnos a los productores y también a otros emprendimientos gastronómicos. También nos ha dado otra perspectiva respecto a lo que las personas comen y cómo se aproximan al hecho de alimentarse. Nos hemos dado cuenta de cómo también se han transformado los hábitos alimenticios de los venezolanos. Al principio con las arepitas de maíz pilado,  yo estaba sorprendida de la cantidad de gente que no sabía lo que eran y solo conocían la harina precocida”, comparte Esther.

“En cuanto a las gratificaciones, las vivo a diario porque establezco relaciones personalizadas con los clientes. Cocinamos pensando en ellos y en el disfrute que tendrán al probar  la comida. Muchas veces nos comentan que todo les gusta y que quieren la lista entera. Ahora mismo acabamos de entregar una Quiche de espinacas del huerto  a  un amiguito que es de gustos muy exigentes y su mamá está muy contenta porque le encanta esta quiche y se la come sin problema” detalla satisfecha Esther.

Ellos ofrecen servicio a domicilio en los Altos Mirandinos y Caracas.

Su Instagram: @labodegadetei

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Una respuesta a «La comida casera de La Bodega de Tei»

¡Bravo, Esther! Me ha encantado el artículo. Quiero comerlo todo. Qué delicia. Gracias Rossana por resaltar los Vzlnos buenos 💓

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.