Categorías
Emprendedores y Artesanos Novedades y Eventos

El buen café de El Fundo

Las Tías

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

Don Ramón González decidió, a su retiro, dedicarse a las plantas de café que crecían en sus dominios. Ingenió una máquina artesanal para tostarlo. Y fue tal la pasión que le puso a su empeño, que contagió primero a su hija Liliana, administradora de formación, luego se sumó su yerno Carlos.

A estas alturas toda la familia comparte la pasión por el buen café: hicieron cursos de barismo y de tostado, con sus consiguientes certificaciones. “Allí entendimos que el amargor es un error y la acidez una virtud en el café”. Aprendieron también a tomar el café sin azúcar. Y siembran, cosechan, tuestan, seleccionan, muelen y empacan Café del fundo.

Viven junto a las plantas que crecen a 1.600 metros. Allí, en un aparte de la casa familiar, tienen la tostadora. Luego de sus trabajos habituales, Liliana y Carlos se dedican a esta pasión de estreno, y se sientan a seleccionar los granos que van a tostar, luego eliminar los muy quemados. “Si se notan los aceites y está brillante se quemaron sus azúcares. Un grano aceitoso perdió atributos. Y eso genera amargor en taza”.

Los tuestan como aprendieron: sin quemarlos para preservar sus atributos. También reciben el café seleccionado de productores de los pueblos del sur a los que les transmiten sus criterios. “Cuando nos traen granos y nos dicen esto es lo que hay, les recordamos si está bien o mal. Nos ha tocado regresar lotes. Hay que tener cuidado en todas las fases porque el sabor sale en la taza. Si tienes un buen café y lo tuestas mal, lo pierdes».

Ahora ofrecen este café de calidad, que se agradece al tomarlo. Están en estos afanes con nombre y apellido de la empresa desde noviembre de 2013. Y con el entusiasmo de quienes se apasionan por lo que hacen, saben que en estos tiempos en el café es escaso, su labor se agradece mucho más. “El café nos unió”, cuenta Liliana.

*Ellos ofrecen tres tipos. Uno gourmet. Y dos Premium: uno con tostado más ligero y otro para espresoo. Se consiguen en algunos locales de Mérida y Maracaibo. Su Twitter e Instagram: @cafedelfundo

 

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.