Categorías
Novedades y Eventos

Cuatro chocolates del grano a la barra

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

En Venezuela, donde el cacao es una maravilla por aprovecharse en todo su potencial, hay emprendimientos artesanales que trabajan desde el grano mostrando como cada tipo de cacao –de los muchos que hay en el país- permite lograr chocolates con atributos distintos.

Aquí cuatro valiosas alternativas que se celebran.

Chocolates Franceschi. Desde1830 la familia Franceschi ha consagrado sus esmeros al cacao. La sexta generación, liderada por Claudia Franceschi, decidió elaborar chocolates artesanales con los insignes cacaos de las cosechas familiares y comenzaron en pequeña escala. Contaban sí, con una maravilla de raíces profundas. Su padre y tíos decidieron comenzar la cruzada de rescatar cacaos criollos que ahora se reproducen en sus siembras junto a los trinitarios de Paria. Ahora, ampliaron su pequeña fábrica y tienen dos líneas: Fina y Premium. En cada barra se cuenta de qué cacao provienen y en qué porcentaje. La más encumbrada traduce la riqueza de tres cacaos criollos: Canoabo, Choroní y Ocumare

(En Twitter: @Franceschichoco)

Cacao de origen. En el segundo piso de Cacao de origen de la Hacienda la Trinidad, se oficia el prodigio. Allí, con cacaos seleccionados de distintos lugares de Venezuela, se van logrando tabletas que expresan como cada tipo de cacao venezolano tiene atributos que lo distinguen. En esta propuesta, creada por la incansable María Fernanda Di Giacobbe y donde está su hijo Bernardo Machado, se ha creado una gustosa red que conecta a productores locales y chocolateros del mundo. Así, por ejemplo, se han logrado tabletas con receta del francés Patrice Chapon y el cacao de Macuare. Otra, con el cacao criollo que Calixto Ortega cosecha en Paria y la mirada experta de la francesa Chloe Doutre-Rousssel. (En Twitter: @cacaodeorigen)

Chocolates Paria. En Paria, cerca de Río Caribe y en Chacaracual para ser exactos, la familia Esser conoció su destino de chocolate. A fuerza de ensayo y error, comenzaron a elaborar Chocolates Paria que lanzaron en el 2006, con los cacaos propios y de los productores cercanos. Allí se encargan de todo el proceso: desde la cosecha de la semilla y su fermentación hasta la elaboración de cada chocolate. Tienen tabletas desde 100 % de cacao a 50%. También otras con especias, una propuesta con Stevia y con nibs de cacao. (En twitter: @chocoparia)

Mis poemas. Amanda de García tiene 73 años y una vitalidad que contagia. A los 62, la artífice de chocolates Mis Poemas diio con el propósito que ahora la ocupa. Elaborar chocolates desde la semilla en Barlovento y con máquinas que incluso ayudara a crear ella misma. Con esas herramientas, comenzó a elaborar chocolates 75% de cacao, o el Barlovento fino con 60%. “Todos orgánicos”. Los tiempos recientes no han sido fáciles para esta iniciativa que puede preciarse de ser de las primeras From Bean to Bar (del grano a la tableta) en Venezuela.

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.