Categorías
Columnistas Guillermo Vargas Novedades y Eventos

Porqué es saludable tomar vino

Las Tías

Por Guillermo Vargas ([email protected])

Tomar vino es un disfrute, una experiencia sensorial, un placer y una afición. Cuando tomamos vino no lo hacemos como una bebida alcohólica sino como un complemento de nuestra alimentación. Si nos acostumbramos a acompañar las comidas con él, es difícil regresar a otras bebidas.

El vino bien maridado con los alimentos representa la alianza perfecta desde el punto de vista saludable y placentero. Cuando lo tomamos, nos abre el apetito, estimulándose la secreción de jugos gástricos que intervienen en la digestión de los alimentos. Debemos evitar el consumo de vinos sin acompañarlo con alimentos porque nos puede generar acidez estomacal; de allí se origina la famosa “tapa española”, que acompaña cada copa, cuando estamos degustando el vino.

Un ejemplo perfecto de armonía es la placentera sensación que produce la fusión de un pescado o de frutos de mar con un vino blanco fresco, o el ensamble perfecto de la grasa láctea de los quesos y el gusto recio de las carnes rojas, con los compuestos fenólicos de los vinos tintos.

Por otra parte, debemos resaltar que los vinos tienen componentes que provienen del mosto, de la piel y la semilla de la uva, blanca y tinta, que son excelentes para nuestra salud.

Numerosas investigaciones revelan que algunas de estas sustancias, especialmente los polifenoles, entre ellos los ácidos fenólicos, los flavenoides y antocianos como catequinas, quercitina y resveratrol, pueden tener efecto antioxidante sobre la lipoproteína de baja densidad (LDL), además de acción antiateromatosa, antiagreganteplaquetario, antiinflamatoria y vasodilatadora; con lo cual se ha evidenciado la disminución, en algún grado, de los niveles de colesterol en la sangre, de la incidencia de arterioesclerosis y otras alteraciones cardiovasculares, así como de la formación de tumores.

No es fácil recomendar la mejor dosis de vino para beneficiarse de sus nobles efectos;  podríamos tomar como referencia a los países más consumidores de vino del mundo, como Francia, donde se consumen alrededor de 50 litros por año por habitante y Portugal e Italia, donde se consumen alrededor de 40 litros por año por habitante.

En trabajos científicos recientes, se ha reportado que el consumo habitual de una a tres copas de vino por día, puede ser muy saludables. No obstante, el consumo de vino, como de otras bebidas, debe ser moderado, lo cual siempre será mucho más sano y  placentero.

Fotografía Tomada de Laexperienciadelvino.com

Por Guillermo Vargas

Ingeniero agrónomo, máster en Viticultura y Enología, profesor universitario y catador Internacional es el enólogo que durante dos décadas y desde sus inicios estuvo a cargo de los vinos de Bodegas Pomar. Sigue allí como asesor y figura clave en los recorridos de @clubpomar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.