Categorías
Artesanos Edgar Leal Rosanna Di Turi

Reinventarse es mantener tu concepto pero en un contexto distinto

Los chefs Edgar Leal y Mariana Montero, cambiaron el concepto de Leal Bistro en Miami y desde este 28 de agosto son Totem. Platos que tienen en la carta: Sus deliciosos camarones con rocoto con nueva presentación. Trío de patacones (pollo con ají amarillo, tuna tartar, pull pork). Tótem de arepa. Soufflé de maíz relleno de queso. En postres hechos por Mariana Montero, Panacotta de coco, Totem relleno de Mousse de chocolate, Banana Split, Torta de dátiles y nueces.

“Nosotros queríamos hacer este cambio desde noviembre del año pasado. Hablé con varios amigos asesores para captar la clientela local de Miami que ahora es más joven. Queríamos hacer cambios. A principios de enero comencé a hablar con un grupo local que se llama Crudos Future and Art. Están a cuatro calles de nuestro restaurante. Son clientes míos. Es un restaurante de sushi. El 16 de marzo el alcalde decidió que cerráramos ese día todos los restaurantes. Hubo una reunión con mis socios y ese día llegamos a un trato. Su condición es que le gusta la comida pero teníamos que hacer cambios de servicio y sala, Empezamos a remodelar, cambiamos los colores. Ahora la barra tiene licores, vodka, cocteles. Antes tenía vinos y cervezas. Cambiamos la vajilla” cuenta Edgar Leal.

“Empecé a reinventarme. Llamé a mis amigos Sumito Estévez, Franz Conde y nos reunimos por Zoom. Reinventarse es mantener tu concepto pero en un contexto distinto. Yo no voy a cambiar el estilo de cocina que hago pero entiendo que ahora los platos necesitan un poquito más de show. De hecho retomé mi aprendizaje en El Bulli con Ferrán Adrián en 1996. Empecé a investigar para que los platos sigan siendo sabrosos y además sorprendentes. Mis amigos de China también me ayudaron, Daniel Urdaneta y Alex. Miro Popic también nos apoyó. Hicimos un grupo de ayuda, me mandaban ideas y me fueron ayudando. Muchos platos eran los que hacia pero cambia la presentación” comparte Edgar Leal.

En sala los muchachos de Crudos trajeron a los de las discotecas Eleven. Son pilísimas. Me han refrescado mucho. Es cómico porque son más cercanos a mis hijos que a mi edad. Es un cambio que nos refresca. Ahora somos Totem. Ando con zapatos de goma. Pero a nivel de cocina es muy sabrosa. Dos muchachas que trabajaban con un amigo mío comenzaron a trabajar con nosotros, Rosana que es de Valencia y Lule. Es empezar de nuevo” comparte Edgar.

Nos puedes encontrar en 2700 North Miami Ave. y nuestro ticket promedio por persona son $60