Categorías
Novedades y Eventos

Añoranzas convertidas en helados por Fragolate en el centro de Caracas

Tequeños de Chistorra

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

En el transitado centro comercial Metrocenter, en Capitolio, Caracas, quienes atienden en la heladería Fragolate explican a los que llegan que ese helado color vino tinto intenso es de un fruto amazónico llamado manaca o dan a probar el de copoazú, cosechado por comunidades indígenas que tardan ocho horas en curiara para llevarlos desde la selva hasta Puerto Ayacucho. Allí los procesa Lucy Quero y los convierte en la pulpa que envía congelada a Caracas para ser convertida en estos helados que se ofrecen en el centro de la capital.

Los artífices de esa iniciativa, los hermanos Pedro y Ramón Dahdah, no solo mantienen la propuesta de helados de frutas amazónicas que elaboran artesanalmente en un pequeño taller cercano a su local, sino que, además, no se detienen en dificultades y siguen ingeniando sabores.

En una línea que bautizaron Sabores  nuestros, transforman el gusto de añoranzas en helados. “Comenzamos con Miramar y chicha caraqueña. Pero hemos seguido con otras alternativas, como Banana split, Chocomenta o Ricomalt”, comparten sobre una variedad que, auguran, será la que más crezca.

A esa línea se suma otra, que han logrado con aliados de excepción. Una que idearon para el aniversario de Caracas, bautizada Grandes Cacaos, para la que aprovechan tabletas de Sur del Lago y Carenero de Chocolates Franceschi, y Río Caribe de Cacao de Origen, que resultan en sorbetes. También los que logran con café de Pietro Carbone, incluido uno de Cold Brew.  Esos sabores se van alternando en su propuesta y se suman a otras novedades, como el de papelón con limón.

Para acercarse a quienes estén lejos del centro de Caracas tienen el servicio a domicilio. Y también un carrito, bautizado Viviana, que ofrecen para eventos y fiestas.

*Fragolate está en el centro comercial Metrocenter, en Capitolio de Caracas. En Instagram: @fragolatehelados. Para el delivery y el carrito se puede contactar a través de [email protected]

heladería Fragolate explican a los que llegan que ese helado color vino tinto intenso es de un fruto amazónico llamado manaca o dan a probar el de copoazú, cosechado por comunidades indígenas que tardan ocho horas en curiara para llevarlos desde la selva hasta Puerto Ayacucho. Allí los procesa Lucy Quero y los convierte en la pulpa que envía congelada a Caracas para ser convertida en estos helados que se ofrecen en el centro de la capital.

Los artífices de esa iniciativa, los hermanos Pedro y Ramón Dahdah, no solo mantienen la propuesta de helados de frutas amazónicas que elaboran artesanalmente en un pequeño taller cercano a su local, sino que, además, no se detienen en dificultades y siguen ingeniando sabores. En una línea que bautizaron Sabores  nuestros, transforman el gusto de añoranzas en helados. “Comenzamos con Miramar y chicha caraqueña. Pero hemos seguido con otras alternativas, como Banana split, Chocomenta o Ricomalt”, comparten sobre una variedad que, auguran, será la que más crezca.

A esa línea se suma otra, que han logrado con aliados de excepción. Una que idearon para el aniversario de Caracas, bautizada Grandes Cacaos, para la que aprovechan tabletas de Sur del Lago y Carenero de Chocolates Franceschi, y Río Caribe de Cacao de Origen, que resultan en sorbetes. También los que logran con café de Pietro Carbone, incluido uno de Cold Brew.  Esos sabores se van alternando en su propuesta y se suman a otras novedades, como el de papelón con limón.

Para acercarse a quienes estén lejos del centro de Caracas tienen el servicio a domicilio. Y también un carrito, bautizado Viviana, que ofrecen para eventos y fiestas.

*Fragolate está en el centro comercial Metrocenter, en Capitolio de Caracas. En Instagram: @fragolatehelados. Para el delivery y el carrito se puede contactar a través de [email protected]

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.