Categorías
Columnistas Pietro Carbone

La greca

Tequeños de Chistorra

 

 

Como buen hijo y nieto de italianos, los domingos en casa de la nonna lo único que se oía después del almuerzo en familia, era el rugir de la greca. Luego de eso, nos sentaban a los hermanos y primos a tomar café con saboyardi. Experiencias únicas e imborrables.

De un tiempo para acá, decidí optar por la greca como opción de tomar café en mi casa. Tal vez como homenaje, evocando aquellas tardes, tal vez por el nexo sentimental con los ancestros, tal vez por el puro placer del aroma que despide.

Hasta que uno no “monta” su propia greca, no sabe de lo que se está perdiendo. Esos minutos mágicos antes de comenzar a burbujear, son interminables, infinitos, pero valiosos. Y el primer brote de café, casi mágico, avisa que viene una buena y aromática colada.

Llamada originalmente la moka, fue ideada por Alfonso Bialetti en 1919, y hoy en día es el método más empleado por los italianos para tomar café en casa. Es la marca más vendida en el mundo, y el señor «bigotón» que se exhibe en su marca, se ha hecho famoso.

El método emula muy bien al de las máquinas de espresso. De hecho, es considerado el espresso de casa.

Mis consejos para preparar un buen café en la greca:

  • Usar café recién molido, y una molienda de fina a media.
  • Jamás presionar el café en el filtro. Sencillamente esparcirlo uniformemente.
  • Usar agua de calidad, filtrada y fresca.
  • Colocar la cafetera a fuego medio.
  • Dejar la tapa abierta, hasta que aparezcan las primeras gotas.
  • Apenas aparezcan las primeras gotas, bajar el fuego, y cuando se haya hecho la mitad de la colada, apagar el fuego, o mejor aún, retirar la cafetera del fuego. Esto evitará que pase agua hirviendo y sobre extraiga el café, trayendo solamente sabores amargos y desagradables.

Las ventajas de este método, son la practicidad. Además son mucho más económicas y fáciles de usar que un método de café espresso.

Para los amantes de un café con cuerpo, éste es el método ideal. Incluso, dependiendo de la calidad del grano y su tostado y molienda, se puede obtiene una crema espectacular parecida a la del café espresso de máquina.

Por último, antes de servir, es recomendable agitar con una cucharita, para que se mezclen bien todas las densidades presentes.

Espero disfruten de la moka italiana, que también es un método preferido por los venezolanos.

 

 

 

Por Pietro Carbone

Confeso apasionado del buen café, se ha consagrado a divulgar cómo lograrlo. Aprendió barismo en Italia, logró su certificado también como catador y ofrece cursos de barismo. Tiene su blog Diario de un barista y escribió el libro Pasión por el café. Su Twitter: @carbonespresso. Su blog: carbonespresso.blogspot.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.