Categorías
Destacados Novedades Restaurantes

Las novedades en la carta del restaurante Alto en Caracas

Estreno de nuevos platos en este restaurante caraqueño

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Hace más una década el chef Carlos García comenzó a liderar las cocinas el restaurante Alto, en la urbanización Los Palos Grandes de Caracas, y hace ocho años comenzó a apostar por los sabores propios con sello propio. “Nos fuimos inicialmente por platos tradicionales. Después trabajamos con el sabor, el gusto, pero siendo más libres”. En ese trayecto se han transformado en referente y este lugar ha merecido, entre sus honores, el haber figurado en la lista de los mejores restaurantes de Latinoamérica según el ranking de TheLatinAmerica50Best.

El pasado mes de mayo asumieron estrenar un menú en sintonía con el estilo que han decantado en el camino. Esa tarea implicó nuevos retos: actualmente el chef Carlos García se encuentra en Obra Miami, restaurante hermano que también lidera. Desde allí, comandó las directrices de los nuevos platos, posibles gracias al equipo en Caracas liderado por Zamir Zambrano -cocinero veterano que comenzó con García en Alto desde sus inicios- y la joven Johanna De Freitas, de 25 años, quien estudió en la escuela Mariano Moreno (ahora Chef Campus) y quien se ha formado en el oficio en estas cocinas.

Entre los platos de estreno tienen, por ejemplo, como guiño de entrada, un snack bautizado Chicharrones sorpresa que vienen en una bolsita de papel y que ofrecen los sabores del pescado, pollo y cerdo.

Una de las entradas es el Atún curado con caldo corto de célery en el que se encuentran distintos sabores. ¨Quisimos jugar con diferentes gustos y texturas. Por eso tiene jalea de mango, crema de ají y chips de ajo. El célery le da un toque fresco¨, comparte De Freitas.

Entre las nuevas propuestas está su arroz pegado, esta vez propuesto con sabores del mar y el ¨Parguito operado¨, relleno con un guiso de calamar, ají dulce y salsa de fosforera.

La novedad en los postres es el Cocotero que recuerda los helados que se ofrecen en la concha de coco. Allí lo combinan con helado de ron pasas, aprovechan el aroma de la sarrapia y el gusto de un cremoso de arroz con leche.

El nuevo menú ha sido un reto asumido con el espíritu de equipo, bien aceitado por Carlos García.  ¨Alto es una familia¨, comparte De Freitas. Lo suscribe Zambrano, quien lleva en su brazo tatuado las hojas que son emblema de este lugar, acompañadas de palabras como compromiso y pasión. ¨Ha sido una responsabilidad muy grande asumir este reto. Pero los comentarios han sido buenos. Creo en equipo hemos logrado que siga Alto siga siendo Alto¨

Fotografía: Cortesía Restaurante Alto

*Restaurante Alto está en la primera avenida de Los Palos Grandes, en Caracas. En Instagram: @restaurantalto

 

Categorías
Destacados Novedades

Los recorridos con honores del chef Carlos García

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

El chef Carlos García ha cocinado méritos de altura. Uno de ellos, el más reciente, es que Restaurante Alto que lidera está de nuevo en la lista de los 50 mejores de Latinoamérica según el ranking de The Latin America’s 50 Best.

Ese es un logro mayor si se tiene presente la coyuntura del país en la que es difícil que quienes votan de otras latitudes vengan con regularidad. “Cada vez que figuramos siento que es un milagro más grande. Mucha gente me dice que si no fuera por la situación de Venezuela, nuestra puntuación sería más alta”, contaba a su regreso de Ciudad de México, donde se revelaron estos reconocimientos y en la antesala a un viaje a Colombia donde cocinó a beneficio de la Fundación Corazón verde, que ayuda a las esposas de policías que perdieron la vida en conflictos.

El ranking de los mejores de Latinoamérica se logra gracias al voto de 252 entendidos en la región que mantienen su anonimato. Es la lista hermana de The Worlds 50 Best y ya tiene cuatro años. En todas las ocasiones el restaurante liderado por García ha figurado allí, esta vez en el puesto 32 y como mejor de Venezuela. Carlos García, que estuvo en la entrega, lo celebra. “La gente no tiene idea del esfuerzo que hacemos”.

Carlos García ha cocinado en su restaurante Alto una propuesta en sintonía con las tendencias de vanguardia, pero con ingrediente y recetas con sello venezolano. Platos con identidad con los que ha viajado por el mundo mostrando parte del gusto posible en este país.

Luego de la entrega de estos reconocimientos, fue uno de los chefs invitados a cocinar en Millesime México, un evento de grandes dimensiones en el que ofreció cenas junto a colegas como Kamilla Seidler de Gustu en Bolivia (fue reconocida como la mejor mujer chef de Latinoamérica en los 50 Best) y Mitsuharu Tsumura de Maido en Lima, con el segundo lugar en la lista.

En ese evento García preparó para cientos de personas, entre los que estaban encumbrados empresarios, un ceviche de plátano y su emblemático postre Tierra de cacao. Allí también estuvo la chef Mercedes Oropeza ofreciendo una olleta de rabo, empanaditas de cazón y su reina pepeada en conchitas de arepa pelá.

Meses atrás, García tuvo otro reto bastante diferente en Río de Janeiro en Brasil. Allí fue parte de los chefs que apoyaron en el Refettorio Gastromotiva ideado a semejanza del que creo Massimo Botura en Milán, creado por la iniciativa de este chef italiano que está de primero en la lista de los 50 Best con su Osteria Francescana y en alianza con el chef brasileño David Hertz, que lidera el proyecto social Gastromotiva.

El Refettorio se estrenó a propósito de las Olimpiadas. Allí se proponen lograr comidas dignas para combatir la malnutrición con ingredientes que son descartados en grandes cantidades antes de vencerse. Todo es transformado en platos gratuitos para indigentes. El chef Alex Atala de D.O.M cocinó uno de los días y llevó lo que había preparado para el puesto de Qatar en la fiesta olímpica. “Ese día comieron lo mismo que el príncipe de esa nación”, cuenta García.

Carlos García por su parte preparó caraotas con pasta y asado negro, con los excedentes de la villa Olímpica. El restaurante creado funciona como una escuela de cocina y estará abierto al público a la hora del almuerzo con el concepto de «pague al mediodía y done la cena”. “Un señor de los indigentes me dijo en portugués que por primera vez se sentaba a comer para disfrutar y no solo para matar el hambre”, cuenta el venezolano de esta experiencia.

Este mes de octubre García tiene un reto distinto en lugar y comensales. Cocinará durante una semana, almuerzos y cenas, en un encumbrado club privado de Londres donde replicará los 22 platos del menú que tiene en Restaurante Alto en este momento. Los sabores ideados allí le han permitido mostrar el gusto a Venezuela, desde su mirada y propuesta.

Fotografía Marcel Cifuentes