Categorías
Artesanos Cacao y chocolate Destacados

Las tortas de chocolate de Mayra Pérez

Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Hay quienes convierten una receta en el sello de su emprendimiento y la defienden con constancia. Mayra Pérez eligió hacerlo con una receta de torta de chocolate en la que decidió poner sus esmeros. ¨Quería lograr una torta oscura, esponjosa, con el punto que me pareciera exacto de azúcar y que no se sintiera grasosa¨, explica y cuenta que esa investigación le tomó cinco años.

En el 2016, finalmente decidió ofrecer a la venta el resultado de esa apuesta. ¨Quería una torta elegante, de bonita presencia. Que si la compraban para obsequiarla fuera una sorpresa no sólo en presencia, también sabrosa¨. En su propuesta y redes apostó por ese nombre (Torta de chocolate), en una receta donde el ganache que la cubre y sirve para las capas de relleno, explica, lo conoció gracias al chef pastelero, antes radicado en Venezuela, Pascal Cherance.

Tras estos esmeros Pérez, radicada en Caracas, sabe la importancia que tiene una torta para quien la elige en una ocasión especial. ¨Hay que entender que somos parte de un momento feliz¨. Desde esa perspectiva, cuenta, procura cuidar los detalles. ¨Mantenemos los ingredientes para cuidar el sabor. También la calidad de la presentación¨.

Por ello, en la caja donde la ofrecen tienen también una pequeña tarjeta donde cuenta cómo se sugiere servirla y cómo cortarla bien (con un cuchillo que recomiendan calentar antes). ¨Queremos que sea una grata experiencia al momento de picarla. Una torta es un momento especial¨, cuenta de este emprendimiento en el que la acompaña su hijo y dos socios más.

Mayra Pérez y su torta de chocolate. gastronomiaenvenezuela.com

Pérez consuma allí una pasión que tuvo la génesis en momentos gratos propiciados por su padre. ¨El cocinaba de manera autodidacta. Compraba revistas y recetarios. Cuando yo tenía cinco años hizo un ponqué tan rico y esponjoso que eso me quedó marcado¨, cuenta quien se formó  en mercadeo antes de estudiar pastelería en lugares como Gapp.

Esa formación le permite ser representante en Venezuela de Ices (International Cake Exploration Societé) una organización internacional de reposteros con la que viaja por el país ofreciendo cursos a quienes ser forman en estas lides.

Pérez imparte además otros cursos especializados en su casa, concentrados en temas puntuales como el ¨ Royal Icing¨ o las maneras de usar la manga pastelera.  ¨Si te quieres dedicara esto debes tener pasión. Mi recomendación es buscar buenos profesores. Investigar su trayectoria. Que te guste, lo practiques y busques la excelencia. Muchos a veces  hacen tortas por vender. A mis alumnos les digo no venden tortas: ofrecen momentos felices. Hay que cuidar todos los detalles¨, cuenta mientras trabaja en una guía de bizcochos y rellenos.

*Las tortas de chocolate de Mayra Pérez están en Instagram como @Tortadechocolat. Las ofrece en cuatro tamaños y hacen entregas a domicilio gratuitas en Caracas. La información de los cursos la comparte a través de@icesvenezuel.  Su mail : mpcakestudio@ gmail.com. teléfonos: 04126087222 y 04128107150

Categorías
Destacados Novedades

Las novedades decembrinas en los espacios de café de Pietro Carbone

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Las iniciativas que surgen de una pasión genuina suelen crecer sin detenerse en circunstancias. Pietro Carbone lo ha demostrado desde que comenzó a ofrecer cursos de café en la barra de la tienda Nino Carbone de su padre, en Altamira, Caracas. A estas alturas, en su Accademia del caffé –localizada en el edificio contiguo-  se precia de haber formado a más de 18.000 interesados en los secretos del barismo y, en el camino, lograr la calidad de esta bebida arraigada en el gusto de los venezolanos.

Miguel Rodríguez de Chocolatería Herencia Divina y Pietro Carbone de Carbone Espresso. gastronomiaenvenezuela.com

 

Este mes de diciembre propone una novedad distinta al café: En sus Esquinas Carbone decidieron ofrecer por estas fechas tazas de chocolate caliente logrado con una mezcla de cacaos venezolanos y especias gracias a la alianza con el joven chocolatero venezolano Miguel Rodríguez de Herencia Divina que preparó esta propuesta para la ocasión. Y en la tienda Nino Carbone donde comenzó esta historia, proponen alternativas para regalos navideños: el café Carbone en empaques dorados, tazas y también los turrones exótica de chocolate que elabora Herencia Divina por estas fechas con un blend de cacaos venezolanos, macadamias, naranja, miel y coco.

Así cierran un año en el que han ofrecido varias novedades: el pasado mes de julio estrenaron un espacio contiguo a su Accademia del caffé, donde una máquina tostadora hecha en el país le permite ofrecer cursos de tostado para baristas, productores y todo aquel que se sienta atraído por este paso fundamental en la calidad que llega a las tazas.

En un local que cuenta con murales de los artistas Miguel Triviño y Eduardo López están las máquinas y los baristas para recibir a quien desee tomar la bebida en un espacio que invita a encuentros.

También estrenaron “Clarissa”, nueva forma móvil de ofrecer su café, luego de restaurar una Piaggio APE transformada en pequeño truck de café que se podrá trasladar a distintos eventos.

*La Accademia del caffé está en la sexta avenida, entre tercera y quinta Transversal, edificio Nino Carbone, piso 2, Altamira, Caracas. Teléfono: 0212 261 7044. En Instagram: @carbonespresso. Las Esquinas Carbone están en Celicor Boutique de La Castellana y Centro Comercial Plaza La Boyera.

Categorías
Destacados Novedades

La receta de los brownies con dos chocolates

 

Brownies con dos chocolates

(Tomado del libro Brownies deliciosos)

Ingredientes 

Para 9 brownies grandes o 16 pequeños

120 gramos de mantequilla y un poco más para engrasar

120 gramos de chocolate semidulce troceado

300 gramos de azúcar morena

1 pizca de sal

1 cucharada de extracto de vainilla

2 huevos grandes

140 gramos de harina

2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

100 gramos de pepitas de chocolate blanco

Para la salsa de chocolate

50 gramos de mantequilla

225 gramos de azúcar moreno

150 ml de leche

250 ml de crema espesa

200 gramos de chocolate semidulce troceado

Preparación:

*Precaliente el horno a 180 grados. Engrase un molde cuadrado de 18 centímetros y forre las bases con papel vegetal.

*Ponga mantequilla y el chocolate en un bol refractario y derrítalos a baño María. Remueva hasta que estén bien mezclados.

*Déjelo enfriar un poco. Incorpore el azúcar, la sal y el extracto de vainilla. Agregue los huevos de uno en uno y bátalo bien.

*Añada la harina y el cacao poco a poco y bata hasta obtener una masa homogénea.

*Incorpore las pepitas de chocolate y viértalas en el molde. Hornee el pastel entre 35 y 40 minutos hasta que toda la superficie esté dorada y al insertar una broqueta metálica en el centro, ésta salga limpia.

*Déjelo enfriar mientras prepara la salsa de chocolate. Para prepararla, caliente la mantequilla, el azúcar, la leche, la nata y el jarabe en una ollita hasta que el azúcar se haya disuelto.

*Llévelo a ebullición y deje que hierva 10 minutos, sin dejar de remover, hasta que la mezcla tenga color caramelo.

*Retire el cazo del fuego y agregue el chocolate. Remueva hasta que la mezcla esté homogénea. Corte los brownies en cuadritos y sírvalos enseguida con la salsa de chocolate.

*Tomada del libro Brownies deliciosos está a la venta en le librería online @saboresdeaca.

 

Categorías
Cacao y chocolate Destacados Novedades

La tabletas de chocolate de distintos orígenes venezolanos de Cacao Santa Clara

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Ernesto Uranga, ingeniero mecánico de formación, comenzó a interesarse por el cacao hasta que –de la mano de María Fernanda Di Giacobbe de Cacao de origen y de la especialista francesa en chocolate Chloé Doutré Roussel– aprendió en 2016 las directrices para lograr chocolates con base en las premisas del movimiento Bean to bar, en el que se elaboran sólo con cacao y azúcar.

Con ese ánimo compró las máquinas para fabricar chocolate artesanal y se fue a Choroní, la tierra de sus vacaciones en la infancia, en búsqueda del cacao necesario, que consiguió en la hacienda Torres. Así, en pos de cacaos que pasaran los rigores de la poscosecha, continuó su periplo por distintas regiones, como Paria, Ocumare o Patanemo. Incluso se fue a Cepe, donde él mismo busca los granos y los lleva a pie, lancha y carro hasta el taller.

En su laboratorio, situado en una casa familiar en Los Chorros, transforma desde principios de 2018 los granos en las tabletas de Cacao Santa Clara. En ellas pone puede mostrar cómo se expresan de manera distinta los cacaos venezolanos cuando se trabajan con diferentes variables. “Hacemos decenas de pruebas con cada origen variando las temperaturas y tostados. También ofrecemos distintos porcentajes de cacao”, comparte Uranga.

En esta iniciativa lo acompañan dos jóvenes chocolateros, Adrián Suárez, que viene de Cacao de origen, e Iris Puche, que trabajaba en bombonería. En cada envoltorio de las tabletas que ofrece señala la procedencia –Choroní, Patanemo, Cepe, Río Caribe–, las variantes de tostado y el porcentaje de cacao.

“Jugar con esas variables da infinitas opciones. No queremos decir cuál es la mejor, sino mostrarlas para que cada quien decida. Esa enorme versatilidad es la que nos permite el cacao venezolano, pues tenemos una grandísima variedad, todos excelentes”, afirma Uranga. También tiene una línea bautizada Texturas, en la que el crujiente lo logran al incluir nibs de cacao al momento de refinar el chocolate.

*En Instagram @cacaosantaclara. Se consigue en lugares como Licoteca y Celicor boutique de La Castellana y Cacao de origen en la Hacienda La Trinidad, en Caracas

Fotografía: Rosanna Di Turi

Categorías
Destacados Novedades

Encuentro de cacao y chocolate en Jardines Topotepuy

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri 

María Fernanda Di Giacobbe, artífice de Cacao de origen y de bombonería Kakao, no descansa en su cruzada por el cacao y los chocolates venezolanos. En 2016 mereció la primera edición del Basque Culinary World Prize, un premio para chefs con iniciativas transformadoras promovido por Basque Culinary Center. En sintonía con la labor que le mereció ese reconocimiento, este año comenzó, en alianza con esa institución y otras como Cavenit, Cámara de Comercio Venezolano-Italiana, nuevos talleres dedicados a emprendedores.

En sus palabras, estas cátedras que tienen lugar en la Hacienda La Trinidad, en Caracas, van más allá de lograr buenas tabletas. “Aprendemos a hacer chocolate y a subir la calidad de lo que hacemos, pero también Cacao de origen se ha transformado en una escuela de ciudadanos para ser mejores venezolanos: aprendemos de música o de arquitectura, de rones. Lo que está saliendo de aquí es un nuevo venezolano”. El siguiente ciclo de cursos será en agosto y septiembre y versará sobre bombonería para quienes cursaron la primera etapa.

Para celebrar el cierre del primer ciclo de esos talleres se ha organizado un evento en los Jardines Topotepuy para los días 2 y 3 de junio. Allí, el sábado, será la graduación de las 134 emprendedores que culminaron los cursos. y ambos días se ofrecerán a la venta chocolates elaborados por distintos emprendedores, habrá charlas sobre cacao y chocolate, catas de ron, chocolate y café, actividades para niños y un homenaje a quienes han dedicado su vida al cacao.

Por parte de Topotepuy el anfitrión será el arquitecto paisajista Ricardo Fuenmayor, diseñador de Jardines Ecológicos Topotepuy. Allí estarán también Tequeños Las Tías, Fragolate Helados y Ron Carúpano.

Detrás de ese trabajo incansable de Di Giacobbe está la convicción de que el excelente cacao de Venezuela en una promesa cierta de porvenir que se trabaja desde ahora. “El cacao venezolano es un tesoro. No solo significa la mayor diversidad del planeta. El cacao significa la cultura del venezolano. Es un ADN común que, además, nos está diciendo yo fui el pasado, soy el futuro. El movimiento de cacao y chocolate va a hacer de este país el que llevamos en el corazón. Sí podemos y lo estamos haciendo todos los días”.

*La jornada botánica del cacao será en Jardines Topotepuy, 2 y 3 de junio. www.topotepuy.com. Las entradas están a la venta a través de su web.

Cacao de origen en Instagram: @cacaodeorigen

(Servicio de transporte disponible en Plaza Francia de Altamira. El precio de este servicio que no incluye la entrada al evento es de Bs. 500.000,00 por persona y por día de evento. Hora de salida de Plaza Altamira: 9:30 a.m. Hora de regreso a Plaza Altamira: 4:00 p.Para verificar cupos en el servicio de transporte y recibir instrucciones de pago, escribir a: transporte.chocoevento@gmail.com) 

 

 

 

 

 

Categorías
Cacao y chocolate Destacados Novedades

Cátedras de cacao venezolano en aulas universitarias

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Alrededor del cacao y el chocolate se está organizando en el país un incipiente movimiento de formación para quienes desean aprender. En ese camino, varias casas de estudio se han sumado para ofrecer cátedras con el aval universitario. En la Universidad Simón Bolívar y con el liderazgo de la entusiasta profesora Rosa Spinosa, se creó en 2012 el diplomado en Gerencia del Cacao, iniciativa que promete abrir las inscripciones para un nuevo ciclo en abril de este año, con programas remozados.

En la Universidad Central de Venezuela, por otra parte, se acaba de estrenar el pasado mes de febrero el Diplomado de Ciencia y Tecnología del Cacao, liderado por la profesora Elevina Pérez, que abrirá una nueva cohorte a partir de marzo. En sintonía con esos esmeros, la Facultad de Agronomía de la UCV, en Maracay, propone también el II Congreso del Cacao y su Industria, del 14 al 16 de este mes en esa ciudad, con ponentes como el ingeniero Francisco Betancourt, de Chocolates El Rey, o la profesora Catalina Ramis.

En la antesala de ese encuentro, en un auditorio de la Universidad Simón Bolívar, en Sartenejas, la chocolatera María Fernanda Di Giacobbe y la experta francesa en chocolate Chloe Doutré Roussel ofrecieron una cátedra de cómo reconocer los atributos de las semillas de cacao antes de convertirlas en chocolate.

Allí mostraron todo lo que cuentan los granos en una prueba de corte, el método que desde hace cien años se utiliza para evaluarlos. Las semillas delatan, al cortarlas, si fueron fermentadas de manera apropiada o si tienen defectos, como moho, que puede atentar contra el futuro chocolate. También compartieron los detalles de un nuevo método para evaluar la calidad de las semillas. El cacao grader, inspirado en el café, una pequeña máquina que permite descascarillar los granos y molerlos para probarlos antes de tostar y así avizorar los atributos que podrían ofrecer para el futuro chocolate o, por el contrario, los defectos que llevarían a descartarlos.

*Para información sobre el Diplomado de Ciencia y Tecnología del Cacao de la Universidad Simón Bolívar hay que estar atentos en abril por la web www.usb.ve. Para el diplomado de Ciencia y Tecnología del Cacao de la UCV está el mail diplomadosta@gmail.com. Para el III Congreso Venezolano del Cacao, congresocacao.ucv.fagro@gmail.com

 

Categorías
Destacados Novedades

Las buenas tortas de la Gata Luciani

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

 

Carmen Elena ¨La Gata¨ Luciani. Fotografía Rosanna Di Turi gastronomiaenvenezuela.com

Sobre la cocina de Carmen Elena ¨la Gata¨ Luciani está una olla llena de la crema de chocolate que servirá para rellenar y cubrir su célebre torta que, desde los años setenta, aquí se multiplica para felicidad de sus fieles.  En ese sencillo recipiente aguarda parte del secreto de una receta que solo se conoce en esta familia y que se ha convertido en dulce referencia en Caracas. ¨Mi abuela la hacía, pero mi mamá la adaptó y la comenzó a ofrecer a la venta¨, cuenta Mary, una de las cinco hijas de Luciani.

A sus 85 años, la Gata mantiene su belleza y perenne sonrisa, lleva al cuello tres rosarios con los colores de la bandera venezolana y el rostro luminoso de la mujer que con literal dulzura y entereza levantó a su prole gracias a sus destrezas con los postres.

Cuando sus hijas tenían entre 7 y 11 años le tocó mantener económicamente a la familia. ¨Era relacionista público de la Casa París, vendía seguros y en la noche hacía los postres y también platos salados como sanduchones a veces hasta las cuatro de la madrugada. Pero ni en los momentos más difíciles la vi derrumbarse o perder la sonrisa¨, cuenta Mary, y la Gata confirma.

Sus cinco hijas se graduaron en profesiones distintas, pero se han impuesto las cátedras de postres aprendidas en lo que ahora es una empresa familiar. En Caracas, Mary se encarga de las tortas y su hermana Cristi, de los postres en miniatura como las papitas de leche, los suspiritos o las guayabitas.

Las otras tres hermanas reproducen esas recetas para la venta en Miami, Madrid y Calgary en Canadá. La Gata, bella y diligente, se encarga de decorar las tortas y supervisa, aunque en estos tiempos la memoria le puede resultar esquiva.

En el dulce anecdotario de esta casa sobran los fieles de estos postres emblemáticos. Juan Pablo II fue uno de ellos. En su primera visita probó la torta de guanábana, la pidió en el segundo paso por el país y ahora esa torta blanca merece el  bautismo de quien fuera papa.

Muchos venezolanos afuera calman la nostalgia de la torta de chocolate pidiendo que se las lleven en Tupperware.   Y en esta casa de mujeres incansables planean seguir creciendo en estas dulces tareas. Idean ofrecer a la venta la crema que recubre la torta de chocolate y planean un libro con las recetas de la casa aunque se reservarán de su postre más reconocido, un patrimonio familiar que tiene en ellas quien lo multiplique fielmente y con destreza.

*Las tortas y postres de la Gata se consiguen previo encargo por el teléfono (0212) 992 2029. En Instagram están como @lagataluciani. En Weston y Calgary como @lasdulceriasdelagata. Ahora también se consigue la torta de chocolate en versión pequeña en las tiendas Fresh Fish.

Categorías
Artesanos Cacao y chocolate Destacados Novedades

Del cacao al bombón en Canoabo

 Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

Fotografía: Javier Volcán @jdvolcan

Una pequeña tienda localizada en Valencia, bautizada Valle Canoabo, cuenta la historia de una familia que decidió dedicar sus esmeros al cacao y el chocolate. Allí, Carolina Morales, luego de 14 años en la industria hotelera, dio el paso a su emprendimiento con bombones hechos por ella y el chocolate Canoabo elaborado desde el grano por su familia. Es un camino que enriquece el periplo que comenzó cuando su padre, Luis Morales, se retiró -después de 30 años en la industria del vidrio- para rescatar una antigua hacienda de cacao que estaba tomada por la maleza, en Canoabo, en los valles altos de Carabobo.

Allí, bajo centenarios árboles de sombra, como bucares y samanes, crecen de nuevo los cacaos, en un lugar con caminerías para que las visitas lo recorran con un guía los fines de semana. En la finca San Cayetano de Canoabo prosperan también los frutales que Morales sembró: desde naranjas hasta guanábanas y caimitos.

Allí se sumaron los cuidados de su hijo Rodrigo, que vigila el proceso desde la cosecha hasta que esos cacaos se fermenten y sequen en el patio que crearon con losas de antiguas haciendas. En un espacio diseñado con ese propósito lo transforman en las tabletas Canoabo, hechas desde la semilla. “Son artesanales con historia. Representan a un pueblo. Es el chocolate de Canoabo”, comparte Rodrigo.

Ese chocolate es, obviamente, la base de los bombones elaborados por Carolina Morales que, además de aprovechar frutos secos o ron, cuenta con rellenos hechos con las frutas sembradas en la finca de Canoabo: parchita o tamarindo chino, entre otras.

“Todo está vinculado a la naturaleza y al chocolate de Canoabo, que es muy frutal”,  cuenta quien comenzó a dedicarse formalmente a los bombones en enero de 2016, acondicionó un lugar en su casa para el laboratorio y a finales de diciembre estrenó la tienda en el centro comercial Las Chimeneas. Allí ofrecen los chocolates de la familia y de otros emprendedores, además de sus bombones.

*La tienda Valle Canoabo está en el centro comercial Las Chimeneas, en Valencia. En Instagram: @bombonvallecanoabo

*En la hacienda San Cayetano de Canoabo, Luis Morales y su hijo Rodrigo ofrecen recorridos turísticos para dar a conocer el proceso, desde la plantación hasta el chocolate. Lo hacen sábados y domingos. En Instagram @chocolatecanoabo

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Novedades

Bundt Cake de Chocolate

Por Dulcear @somosdulcear

Ingredientes

250 gramos de mantequilla sin sal

250 gramos de azúcar

4 huevos grandes

360 granos de harina todo uso

3/4 de cucharadita de polvo de hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato

1/2 cucharadita de sal

1 cucharadita de vainilla

240 ml de buttermilk

200 gramos de chocolate

120 ml de sirope de chocolate (puedes sustituirlo por miel si te gusta esta combinación)

¿Cómo se hace?

Precalienta el horno a 170ºC.

Si en tu país no hay buttermilk, prepárala añadiendo el jugo de un limón a 240ml de crema de leche, remueve y deja reposar mientras preparamos los demás ingredientes.

Cierne los secos y reserva.

Funde a baño de María el chocolate con el sirope hasta conseguir una mezcla homogénea. Reserva y deja enfriar.

Bate la mantequilla con el azúcar a velocidad alta hasta cremar. A velocidad media añade uno a uno los huevos y bate hasta integrar completamente. Incorpora el chocolate fundido y la vainilla. Baja la velocidad de la batidora y añade en tres tandas la harina alternándola con la buttermilk, comenzando y terminando con harina. Recuerda parar la batidora y con una paleta raspar el fondo del tazón para asegurarte de que toda la mezcla este homogénea. No batas la harina en exceso, solo lo necesario para incorporarla al batido sin que queden grumos.

Vuelca la mezcla en un molde de bundt cake de 25 cm de diámetro  previamente engrasado. Con suavidad da unos pequeños golpes contra la mesada para que la mezcla llegue a las ranuras del diseño del molde. Alisa con una espátula la superficie de la mezcla y hornea 45-50 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo, este salga seco.

Retira del horno y deja reposar por aproximadamente 10 minutos sobre una rejilla.

Luego déjalo reposar otros 10 minutos más, boca abajo sobre la misma rejilla. Desmolda y espera que tome temperatura ambiente para disfrutarlo. Si lo deseas, puedes bañarlo con ganache de chocolate como hicimos nosotros.

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Recetas

Tartaleta de ganache de chocolate de Dulcear

Tartaleta de ganache de chocolate

Receta de Dulcear (@somosdulcear) www.dulcear.com

Ingredientes

1 paquete de galletas Oreo (180 gramos de galletas de chocolate)

80 gramos de mantequilla sin sal, fundida

500 gramos de chocolate de leche picado en trocitos muy pequeños para que funda rápidamente

400 ml de crema de leche

200 gramos de chocolate oscuro fundido

¿Cómo se hace?

*Precalienta el horno a 180º C.

*Muele las galletas en el procesador y mézclalas con la mantequilla fundida. Rellena el molde de tartaleta con esta mezcla, haciendo presión en la base y los lados hasta lograr compactar toda la mezcla. Lleva al horno por 10 minutos.

*Mientras tanto, calienta la crema de leche hasta el primer hervor, retira del fuego y viértela sobre el chocolate. Con un batidor manual, integra el chocolate en la crema hasta lograr una mezcla sedosa y espesa.

*Una vez retirada la costra del horno, déjala enfriar completamente antes de rellenarla con la ganache de chocolate.

*Refrigera durante al menos 2 horas y luego con el chocolate negro fundido, baña toda la tartaleta sobre una rejilla.

*Decora con virutas de chocolate.

Fotografía www.dulcear.com

 

 

 

 

Categorías
Artesanos Destacados Novedades

Del grano a la tableta

Algunos chocolateros venezolanos artesanales lo hacen antes que apareciera la tendencia en el planeta sin saberlo. La efervescencia de los que se apuntan en la oleada de From Bean to bar comenzó a tomar auge en Estados Unidos y ahora se multiplica en otros lugares del planeta.

Así lo contó la experta francesa en chocolates Chloe Doutre-Roussel en el taller que dictara en la Universidad Simón Bolívar, gracias a la invitación de María Fernanda Di Giacobbe y su Cacao de origen. Los cultores de la tendencia, en su mayoría norteamericanos, venían de otras profesiones, decidieron experimentar en sus casas y garajes elaborando chocolate artesanal que venden por Internet y que logran en pequeñas cantidades. En sus tabletas hacen énfasis en el cacao que utilizan, ofrecen buenos precios a sus productores y proponen chocolates que enaltecen los atributoos del cacao que utilizan sin esconderlos con otros añadidos.

Los precursores de esta nueva avanzada serían los artífices de Sharffen Berger en San Francisco: Robert Steimberg y Jhon Shaffenberger. Steve De Vries también se anotó entre los primeros cultores: artista del vidrio, fue a Costa Rica, vio las plantaciones de cacao, volvió con semillas a su casa, y descubrió que en ellas había un potencial escondido que se perdía en las golosinas masivas.  Compró máquinas vintage y comenzó a hacer el chocolate en casa que le cambió la vida.

Como ellos surgieron muchos más. “Esta es una tendencia que comenzó a ser perceptible en el 2005. Desde entonces al 2009, solo había 5 marcas. Luego han surgido cientos y se están diseminando. Ya están en todo Estados Unidos”, diría Doutre-Roussel. “Antes de ellos el mercado del chocolate en Estados Unidoos eran las golosinas masivas o los caros chocolates europeos”. En la avanzada se suman Mast Brothers, con una tienda en Nueva York y mercadeo atrayente, Amano, Fresco, Taza, entre otros. Un documental bautizado From Bean to Bar comparte su avanzada.

A sus cultores los une el crear pequeñas producciones de chocolate artesanalmente, trabajar desde el cacao que compran directamente, ofrecer precios justos a sus productores y vender sus chocolates, normalmente, a nueve dólares la barra. Algunos han logrado hacerlos con cacao venezolano. Patric chocolate y Rogue Chocolate tienen propuestas con cacao de Río Caribe. En Dandelión, cuando compran cacao de Venezuela, cuentan cómo lo hicieron en sus presentaciones. «Este es un momento en el que en el mundo se busca buen cacao y lo quieren directo de sus productores”, contó Doutre-Roussel.

En Venezuela, aguarda una variedad inédita de cacaos, muchos de sangre criolla, que pueden preciarse de estar entre los mejores del planeta. Una bendición dormida que aguarda por ser honrada y aprovechada en todo su potencial, más al calor de las tendencias que enaltecen el buen cacao en el mundo. Di Giacobbe lo recordó. “En Venezuela somos Bean to Bar desde hace años. Es una tendencia que se puede aprovechar para mercadearnos. Tenemos una multidiversidad de cacaos única. Y 17.000 productores. Podríamos tener 17.000 tabletas distintas que comer, disfrutar y mostrar al mundo”.

Un rico trabajo que está por hacerse. Una de las múltiples posibilidades que ofrece el insigne cacao local, que exige el esmero necesario para aprovecharlo en su excelencia. Y una oportunidad para quienes anhelen dedicarse al placer de trabajar con chocolate.

Categorías
Artesanos Destacados Novedades

Los chocolates de Amanda

 

Amanda de García tiene 72 años y una vitalidad que contagia. A los 62, luego de haber tenido una floristería, decidió comenzar una nueva vida, cuando otros piensan en retirarse. «En Barlovento vi que mucha gente dejaba el cacao para sembrar otras cosas como el plátano». Ella pensó que dedicarse a esta maravilla era una buena manera de retribuirle a este país la educación de sus seis hijos. Y comenzó el empeño y la pasión que ahora celebra.

La artífice de chocolates Mis Poemas daría con el propósito que ahora la ocupa. «A una edad en la que muchos se enchinchorran, yo me levanto con agenda para hacer mis chocoolates», contó en el encuentro de chocolateros que el pasado 19 de abril organizó María Fernanda Di Giacobbe de Cacao de origen en la Hacienda la Trinidad. Allí, junto a la invitada francesa, la experta en chocolates Chloe Doutre-Roussel, varios chocolateros locales compartieron sus historias de tenaciadad. Y Amanda de García conmovió con la suya.

Desde el principio, Amanda no entendía como si el cacao de Venezuela se considera el mejor del planeta, los esmeros de cosecharlo se pagan tan mal. Entonces se plantó ante el gobernador de aquel momento, Enrique Mendoza y le planteó: «Tenemos tan buen cacao y resulta que lo mandamos afuera y nos llega en chocolates caros envueltos en papeles de colores.  Porqué no hacemos el camino al revés. Y hacemos nuestros chocolates?».

Elaborar chocolates requiere de máquinas que no tenía y que esperó buen tiempo. LLegaron algunas, insuficientes para su cruzada. Por fortuna, llegó a su casa y familia, Simón Pérez, quien con sus conocimientos y vocación de  inventor, ayudó a crear las máquinas necesarias que ahora usa para hacer sus chocolates Mis poemas: la prensa, el conchador, la trilladora.

Con estas herramientas, Amanda elabora chocolates 75% de cacao, o el Barlovento fino con 60%. «Todos orgánicos». Sus chocolates tienen etiquetas en español e inglés y hay quienes hacen el periplo para llegar a su casa a buscarlos. Ellos deshidratan las frutas que utilizan como rellenos. Vencen la adversidad de lograr permisos o de reponer las plantas que se lleva el río. Pero no descansa en su dulce cruzada. «De mi casa a la chocolatera hay 165 pasos. Yo los hago todos los días. No me siento más joven y me duele todo, pero le doy gracias a Dios de poder hacer estos chocolates. Es fascinante»