Categorías
Destacados Novedades Restaurantes

En Aromas Porteños se reunieron 15 propuestas de Puerto Cabello para ofrecer recetas de Carabobo

Festival gastronómico con las recetas del libro Paisaje en la olla

Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Los encuentros que suman voluntades alrededor de los sabores propios siempre se celebran y más en estos tiempos. El pasado 24, 25 y 26 de mayo en Puerto Cabello, 15 propuestas gastronómicas se unieron en el festival Aromas porteños, una iniciativa que prometen repetir.

La idea fue de Zoraida Barrios, ¨Mamazory¨, incansable defensora de los sabores de Carabobo, creadora del Instituto Laurus, fundadora de Carabobo Gastronómico y autora, junto a Rafael Cartay, del libro Paisaje en la olla.

En una conversación con María Paola Concalves de Posada Margarita en Puerto Cabello, pensaron cómo subir los ánimos, atraer a las visitas y organizaron un encuentro en el que distintos locales propusieran recetas tradicionales de Carabobo documentadas y reflejadas en el libro El Paisaje en la olla.

Zoraida Barrios ¨Mamazory¨y María Paola Concalves. Fotografía GastronomiaenVenezuela.com

Encuentro de sabores

Boza´s Café está apostado en un espacio lateral de Teatro Municipal donde cantara Carlos Gardel y bailara Anna Pavlova.  Hace cuatro años, Carelsy Alvarez y Yuli Khlais crearon allí un espacio de encuentro.  ¨Quisimos hacer el primer café en Puerto Cabello¨. Ambas se formaron como baristas y elaboran su café con los granos que le llegan de Caripe o de Boconó. También proponen bebidas como la limonada de coco y sándwiches con panes que elaboran para ellas. Para el festival Aromas porteños ingeniaron un frapuccino de chicha e hicieron su versión de los tequeños de maíz de La Entrada que aparecen en Paisaje en la olla.

Allí, el 24 en la noche, el barista y sommelier Pasqual Lampariello ofreció una cata de chocolates Cocoa, logrados en Puerto Cabello por Angel González a sus 22 años y donde lo acompaña Francis Frazzetto como parte del equipo. Ellos trabajan con cacaos de la región, especialmente de Mantuano. Para esta ocasión aprendieron a elaborar el dulce ¨Pasa rabia¨, elaborado tradicionalmente en Borburata con batata dulce, coco y papelón. También recrearon la receta de los Camburitos hechos con titiaros, ron y naranjas. Con esos sabores intervinieron dos de sus tabletas con sabores que quedarán en su repertorio.

Por su parte, en Posada Santa Margarita prepararon para Aromas Porteños la polenta de Montalbán acompañada de buñuelos de plátano, mientras en los desayunos del Hotel Sun Flower se sirvieron empanadas rellenas con guiso de hallaca, como las que se elaboran tradicionalmente en San Blas de Valencia.

En  Ferchos´s Beer and Griil, concentrados en hamburguesas con su sello, también se sumaron a la propuesta. Allí, Fernando Nienstarott, antes dedicado a la construcción, concretó hace dos años un emprendimiento que terminó de idear tras una estadía en Nueva York donde trabajó en cocinas. Para Aromas porteños, ideó una hamburguesa de asado de Aguirre que se quedará en su carta.

En el concurrido espacio llamado El Consomé, Luis Jiménez prepara platos a base de los pescados frescos que busca en las mañanas y su hija Mary se encarga de apoyarlo en este lugar donde a diario pueden servir más de un centenar de almuerzos. Para el festival propusieron un plato de mini empanadas con siete rellenos distintos, acompañadas de la chicharronada y las caraotas del libro Paisaje en la olla. El plato lo dejarán en los desayunos de su local hermano El Consomecito.

Por su parte, Marielys Delgado, de Bote a Gouter café -que pronto estrenará un nuevo local con vista al malecón- se fue a Borburata para conocer en boca de la cocinera tradicional Leonor Nieves ¨La Nona¨, la receta de la mermelada de mamey con la que coronó una torta de queso.

En la bahía de Patanemo, Michelle Mendoza, con 14 años en su puesto La Bokaina, celebraba que rescató para este festival un plato de camarones, un ingrediente que solía ofrecer con regularidad cuando la crisis no arreciaba con tanta fuerza. Allí propuso un pargo preñado, que podría repetir por encargo si algún cliente lo solicita con antelación.

Frente al concurrido malecón de Puerto Cabello, varios emprendedores que trabajan a domicilio se apostaron en una de las casonas para ofrecer sus propuestas. Javier Brito, estudiante de sicología que ofrece pizzas a domicilio con De la Costa Pizza, se afanó con la ayuda de su mamá, la doctora Marianella Montes, a preparar lo que llamaron un Calzón ¨preñado¨ con camarones. Los emprendedores de Paprika gourmet y Ktarsis gourmet  también ofrecieron sus propuestas, de tapas y postres.

Aromas porteños sumó voluntades, invitó a investigar recetas del estado y propagó el entusiasmo tan necesario en estos tiempos. Prometen replicar la idea de nuevo este año sumando otros locales.  

*En Instagram #Aromasporteños2019.  @mamazory @posadasantamargarita @sunflowerhotel @chocolates_cocoa @bozascafe @ferchos_beer_grill_ca @bgcafeca @elconsomerestaurant @bahiapatanemo @delacostapizzas @ktarsisgourmet @paprikagourmet8

 

 

Categorías
Cacao y chocolate Destacados Novedades

Dos propuestas en Carabobo para promover sus cacaos y chocolates

Rosanna Di Turi @Rosannadituri

En Carabobo varios productores de cacao y distintos chocolateros han decidido unir voluntades para mostrar que tienen distingos propios y mucho que proponer con el sello de su región.

Dos iniciativas recientes lo demuestran: la Asociación Única de Productores de Canoabo, creada en noviembre de 2018,  y Carabobo es cacao, estrenada en abril de 2019 en la que coinciden varios chocolateros.  Uniones que se celebran porque cada región del país tiene sus distingos propios por mostrar y proponer desde la amplia diversidad de los cacaos de Venezuela.

En las generosas tierras de Canoabo, donde tradicionalmente se sembraba cacao, hay un renacer de este cultivo en manos de varios productores convencidos.

En San Cayetano, una antigua hacienda cacaotera, la familia Morales, liderada por Luis y su hijo Rodrigo, sembraron cacao rodeado de distintos frutales, lo cosechan, fermentan y secan para lograr Chocolates Canoabo. Además han convertido el lugar en un destino turístico con visitas guiadas por todo el proceso en el lugar.

Ellos son parte esencial de un movimiento que apuesta por ver multiplicado el cacao de nuevo en esa región de los Valles altos de Carabobo. ¨La Asociación de productores surgió de la necesidad de llevar el cacao de Canoabo a otro nivel, de agruparnos para hacer las cosas en conjunto¨, comparte Rodrigo Morales.

¨Cuando comenzamos con el cacao habíamos seis o siete productores que quedaban. A raíz del trabajo que se ha hecho con la Chocolatería Canoabo ahora hay 21 productores en la asociación y pronto aspiramos que lleguen a 41¨, cuenta Morales. Varios productores de cítricos de la región, ante los desafortunados embates del Dragón amarillo, enfermedad que ataca sus frutales, están volteando hacia el cacao como alternativa.

¨La alianza nos permite estar dentro de un proyecto del Banco Interamericano de Desarrollo que nos ha dado herramientas para trabajar, multiplicar el cacao de Canoabo y su calidad¨,  cuenta Rodrigo.

Ya han comenzado con un trabajo de caracterización de sus cacaos para dar con los propios de la región, a cargo de la ingeniera agrónoma Iraima Chacón especializada en cacaos criollos, junto a María Marcano de la Universidad de Los Andes. ¨Ya tenemos 150 plantas en estudio. Queremos que se reconozca el origen y que sea un cacao de suprema calidad¨.

Aparte,  junto a la Fundación Tierra Viva, comenzaron varios proyectos. Uno es una ruta turística del cacao Las Garcitas en la que ya estrenaron el primer mirador de cinco que planean y están formando a los guías. ¨Otro proyecto es Aqua, junto a la Comunidad Europea. Canoabo es una cuenca. La idea es preservarla y reforestar las tierras bajas con cacao, las altas con café¨.

Aparte, en otra iniciativa distinta, varios chocolateros de Carabobo se unieron para dar a conocer lo que hacen en la región. Bautizaron la alianza Carabobo es cacao y allí están Canoabo Chocolates, Chocolates 20/20, Mantoro y Cocoa. Próximamente se sumará Armando Canelón con Ac Chocolates de Valencia. Los cuatro integrantes iniciales elaboran sus chocolates en Puerto Cabello, San Diego, Yagua y Canoabo. Allí, no sólo buscan mostrar sus tabletas, también el trabajo de productores en Mantuano, Patanemo, Trincheras y Canoabo.

¨En Venezuela no hay mucha idea de que en Carabobo hay excelentes cacaos. La idea es crear una movida chocolatera con catas, eventos y actividades en escuelas de cocina que ayuden a promover los chocolates carabobeños. También desarrollar actividades turísticas¨, comparte Rodrigo. Un propósito los une en ambas iniciativas. ¨Queremos que Carabobo no sólo sea conocido por lo industrial. También por su cacao y chocolate¨.

 

*En las redes están como @caraboboescacao. Su página de Facebook: Carabobo es Cacao y el correo electrónico caraboboescacao@gmail.com. La Asociación única de productores está en Instagram como @canoabosustentable