Categorías
Destacados Novedades

Las cátedras de la Academia de Sommeliers de Venezuela para saber de vinos y otras bebidas

La academia que ha formado más de 700 sommeliers en Venezuela

Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Luego de 29 años de formada, la Academia de Sommeliers de Venezuela liderada por Leonardo D´Addazio y Dayana Medina puede preciarse de tener más de 720 sommeliers formados en el país no sólo en los secretos del vino y cómo ofrecerlos: también en otras bebidas claves como el ron venezolano.

El pasado mes de febrero los visitó de nuevo Giuseppe Vaccarini, autor de diversos libros como el Manual del sommelier,  considerado 1978 el mejor del Mundo y presidente de dos ocasiones de la Asociación Internacional de Sommeliers. Aquí asesoró a quienes quienes harán, por primera vez en Venezuela,  el examen de la ASI, que se presenta de manera simultánea en varios países del mundo el 4 de marzo.

Vaccarini, referente en esta carrera, fue clave a la hora de crearse la Asociación y la  Academia en Venezuela. ¨En los años 90 me dijo que todas las asociaciones comienzan con gente del medio que forma a su gente. ´Tu eres químico. Te doy unas clases para que puedas aprender¨, recuerda D´Adazzio .

Así, en los años 90 y en Puerto Ordaz, comenzó esta iniciativa que hoy perdura. Leonardo D´ Addazio, químico de formación, es conocedor del vino por gusto y herencia paterna. Ercole D´Addazio, su padre, es dueño de un restaurante en Puerto Ordaz con su nombre y una importante cava de vinos. Así, Leo D´ Addazio comenzó formando a personas que trabajan en sus restaurantes en una iniciativa que ha crecido en casi treinta años.

Años más tarde abrieron su sede de la Academia de Sommeliers de Venezuela en una casona de Los Chorros donde ofrecen sus cátedras.  Allí, junto a Dayana Medina, forman futuros sommeliers cuyo título, explican, tiene validez en los 62 países afiliados a la Asociación Internacional a la que pertenecen.

Saber de vinos y otras bebidas

Ser sommelier parte de la premisa de tener el conocimiento para orientar a otros sobre la elección del mejor vino para cada comida y  ocasión. ¨Tienen tres funciones primordiales: recomendar el vino, saber cómo armonizarlo y hacer el servicio perfecto¨, detalla Dayana Medina.  Esa formación es esta Academia amerita 18 meses de teoría y  650 horas de prácticas o pasantías.

En estas cátedras tienen presente que el aprendizaje no puede limitarse solo al vino. ¨ Los sommeliers no solo armonizamos bebidas alcohólicas. También puede ser un té. Una infusión. Incluso la coctelería¨, comparte D´Addazio, autor también del libro Vini. Vidi. Vici.  ¨El sommelier moderno se adapta: incluye, vino, destilados, ron, whisky cocuy. También debe aprender a catar aceites de oliva, aguas minerales.  Y el enfoque nuestro es que debes conocer de productos venezolanos. El ají dulce, el café, el cacao¨, comparte Medina.

Por ello estrenaron un Diplomado de ron que aspiran ofrecerlo también online y planean hacer lo mismo con la cerveza. ¨Para nosotros es importante que se aprenda con humildad. Ayudamos a otras personas a que tengan un oficio. Aquí  no solo aprenden de vino. También a disfrutar y a ser más felices¨, asegura Medina.

Cómo ubicarlos

*En Instagram@academiasommeliersvenezuela

Puedes ver aquí el video de Venezuela con gusto para Hispano post sobre la Academia de Sommeliers de Venezuela 

 

Categorías
Destacados Libros Novedades

El nuevo libro sobre vinos de Leonardo D´Addazio

Por Rosanna Di Turi (@Rosannadituri)

La pasión por los vinos de Leonardo D’Addazio se ha multiplicado en buenos logros. Creció rodeado de botellas emblemáticas de todo el planeta, en Puerto Ordaz, donde su padre Ercole, dueño del restaurante del mismo nombre, ha logrado una cava de mención.

Se formó como químico, luego como sommelier en España y ha nutrido esa carrera de los más diversos honores. El afán por multiplicar el saber del vino lo llevó a dar clases en su restaurante de Puerto Ordaz, en lo que sería la génesis de la Academia Venezolana de Sommeliers, creada en 1992 y que se precia de haber graduado a más de 700 personas.

De esa pasión ahora llega una noticia: un recién bautizado libro Vini. Vidi. Vinci. En esta publicación, generosa en detalles y diseñada por Álvaro Sotillo y Gabriela Fontanillas, D’Addazio comienza con un viaje por la historia del vino, comparte parte del anecdotario de esta bebida en Venezuela, pasa por la viticultura, se detiene en las características de distintas cepas y ofrece los detalles de la elaboración. Al final se detiene en la cata, los aromas posibles y las armonías, apoyado por Dayana Medina, quien lo acompaña en la dirección de la academia.

“Es un libro escrito de una manera muy personal, que puede servir de base a quien se forma en el vino”, comparte el autor. Logró dos tipos de ediciones, una de ella más exclusiva, que se diferencia por los materiales utilizados. El prólogo es de la reconocida enóloga española María Isabel Mijares, quien allí asegura: “Este libro tiene los principios rigurosos y claros que el que quiera saber de vinos debe tener, la imaginación que tiene su autor y la diversión en la expresión necesaria para hacerlo ameno y ligero a pesar de su profundidad”.

*El libro Vini. Vidi. Vici estará a la venta en contados lugares, como librería El Buscón, bodegones como Licoteca en La Castellana, en la Academia de Sommeliers en Los Chorros y en la tienda online @saboresdeaca.

Categorías
Destacados Novedades Vinos

Cátedras para aprender a catar vinos

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

La diversidad de los vinos permite que sus catas sean un universo amplio de posibilidades. Hay quienes aprenden las herramientas para catarlos por deleite y otros las transforman en forma de vida y oficio.

En la Academia de Sommeliers de Venezuela pueden preciarse de haber formado a 620 personan en esta carrera desde que la iniciativa se creó en Puerto Ordaz, en 1990, gracias a Leo D’Addazio. Desde 2006 están también en Caracas multiplicando sus cátedras. “Este año graduamos a 120 sommeliers más”, comparte  Dayana Medina, a cargo de la coordinación de la academia en Caracas.

En la casa de Los Chorros que les sirve de sede también enseñan a catar vinos a quienes no necesariamente busquen dedicarse al asunto como oficio. “El curso para sommeliers dura 19 meses e incluye pasantías. Pero lo hemos adaptado a distintas necesidades. Quienes toman el primer nivel de ocho meses optan por un diplomado en vinos que ofrece todas las materias para aprender a catar vinos. Los que deseen continuar, siguen en el segundo nivel donde aprenden a catar aceites, destilados y más sobre vinos del mundo. Quienes culminan el curso exitosamente, incluyendo pasantías, obtienen el título con valía internacional”, destaca Medina.

También han diseñado un curso corto de cuatro meses en el que comparten las herramientas para catar a quienes desean aprenderlas. A eso se suma el diplomado en rones, que estrenaron este año y donde parte del aprendizaje es precisamente degustarlos con propiedad. “Para catar hay que saber cómo se elabora cada producto. Las catas de vino, ron o de agua permiten disfrutarlos mejor. Para aprender hay que conseguirse con uno mismo. Evitar los prejuicios, confiar en los sentidos y escucharse. Es un gran antídoto contra la depresión”, asegura la sommelier.

“Muchos toman los cursos para tener un oficio. Hay quienes tienen una profesión y desean aprender algo nuevo. Y hay alumnos que lo hacen por terapia y pasión”, comparte Medina .

En Instagram: @academiasommeliersvzla @dayanamedinasommeliere.

Teléfono: (0212) 237 2263

Fotografía: Tomada de paxapoga.com