Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Dulcear Novedades

Receta de donas por Dulcear.com

Receta de donas por Dulcear.com

 Ingredientes

2 y 1/4 cucharaditas de levadura

1/2 taza de agua tibia

3 tazas y 1/2 de harina

1/4 taza de azúcar

1 huevo grande + 1 yema grande (ligeramente batidos)

1/4 taza de leche

1/4 taza de mantequilla derretida

1/2 cucharadita de vainilla

Preparación

*Se mezclan los ingredientes secos (harina  y azúcar) y luego se agregan los líquidos (huevo, mantequilla, leche y la levadura disuelta en el agua tibia) en la batidora (también se puede hacer a mano, con una espátula).

*Al estar todos los ingredientes bien integrados, se amasa la mezcla sobre una mesa enharinada, solo un poco, hasta que se despegue de los dedos.

*Se deja reposar la masa en un lugar fresco durante media hora, aproximadamente, hasta que duplique su tamaño.

*Con un rodillo se extiende la masa del centro hacia afuera, hasta que tenga un grosor de 5 milímetros.

*Con un molde especial para donas o uno circular se cortan del diámetro deseado.

* Se dejan crecer otra vez durante unos minutos y luego se fríen en un caldero con abundante aceite.

(Receta compartida por www.Dulcear.com del chef Jorge Palacios. En Instagram:  @somosdulcear @jorgepalacios22)

Fotografía: Cortesía Dulcear.com

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Novedades

Receta del Dulce de paleta por @Somosdulcear

Por www.dulcear.com @somosdulcear

Fotografía: Dulcear.com

El dulce de paleta es una de las tantas delicias increíbles que salen desde cualquier rincón de Venezuela. Visitar Carora, en el estado Lara, y no probar este postre tradicional es haber perdido el viaje.

Mientras planifican su próximo destino dulcero, les dejamos la receta.

 

Ingredientes

4 yemas de huevo

1 lata de leche condensada

1 lata de leche evaporada

1 cucharadita de vainilla

Ralladura de limòn

Merengue italiano (* Ver más abajo las indicaciones)

 

Dulce de paleta

 

Preparación

  • Se baten las yemas de huevo hasta que estén cremosas, se agrega la leche evaporada, la leche condensada y la vainilla.

*En una olla a fuego medio cocina la mezcla revolviendo constantemente con una cuchara de madera o paleta.

*Una vez que hierva, seguir revolviendo la mezcla (“darle paleta”) por los menos 5 minutos sin dejar que se pegue a la olla.

*Se retira del fuego y se lleva a un envase. Se deja que se enfríe un poco antes de pasarlo a la nevera.

*Cuando esté bien frío, se decora con el merengue italiano y la ralladura del limón.

Un consejo:

*Se recomienda servir muy frío, si es posible meterlo en el congelador unos minutos antes de llevarlo a la mesa.

Receta del merengue italiano 

María Fernanda Avendaño, la pastelera de @Vainilla, ofrece esta receta para preparar merengue italiano.

Ingredientes

230 gramos de claras (cada clara pesa aproximadamente 30 gramos)

600 gramos de azúcar

160 gramos de agua

Preparación:

*Se vierten en una olla los 600 gramos de azúcar y los 160 gramos de agua, se mezcla y se deja hervir (debe llegar a 118ºC y no pasar de esa temperatura). Cuando llegue a 118ºC comenzamos a batir las claras hasta punto de nieve. En ese momento, se baja la velocidad y se comienza a agregar en forma de hilo el almíbar. Al terminar de agregarlo todo se aumenta la velocidad y se bate por 4 minutos o hasta que al tocar el bol  no esté caliente.

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Dulcear Novedades Recetas

La receta del arroz con leche por @Somosdulcear

Receta del arroz con leche

Por Dulcear.com @Somosdulcear

Ingredientes

Dos tazas de arroz blanco

2 ½  litros de leche

3 tazas de azúcar

1 rama de canela

La concha de un limón

½ cucharadita de sal

Preparación

*En un bowl se coloca el arroz y se cubre con agua. Se deja remojar por 6 horas.

*Se escurre el arroz y se lleva a una olla con la leche y la canela donde se cocina a fuego lento mientras se remueve constantemente.

*Agregar media cucharadita de sal y remover constantemente hasta que el arroz esté blando pero no listo.

*Poco a poco ir agregando el azúcar por tazas en dos o tres partes.

*Cuando esté cocido el arroz , se apaga el fuego. Se agrega la concha del limón, se tapa y se deja reposar un par de horas. Luego se retira la concha de limón y la rama de canela. Se puede servir tibio o enfriar en la nevera previamente. Se sirve con canela espolvoreada por encima.

Fotografía: Dulcear.com

 

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Recetas

Receta de Tartaleta de crema y mango por @somosdulcear

Por Dulcear (www.dulcear.com) (@somosdulcear)

Esta tartaleta de crema y mango es una exquisita opción para dar el toque dulce a una celebración, sea grande o pequeña. Es delicada y sencilla, como las mejores cosas de la vida.


Ingredientes

170 gramos de harina todo uso

75 gramos de mantequilla

25 gramos de azúcar

2 yemas de huevo

Para el relleno

250 ml de crema de leche

2 huevos

50 gramos de azúcar

400 gramos de mango, cortado en cubos (tratar de que la fruta esté lo más firme posible)

Preparación

Mezcla en un cuenco grande la harina y la mantequilla cortada en trozos pequeños hasta lograr un arenado (usa un tenedor para no derretir la mantequilla con el calor de tus dedos).

Agrega el azúcar y las yemas.

Mezcla sin amasar y recuerda tocarla lo menos posible con las manos.

Envuélvela en papel film y refrigera durante al menos 30 minutos. (Si puede ser de un día para otro, sería ideal. Cuanto más tiempo pase en la nevera, mejor).

Mientras, puedes hacer el relleno: bate la crema de leche, los huevos y el azúcar en un cuenco y lleva a la nevera.

Transcurrido el tiempo mínimo de refrigeración, saca la masa de la nevera, extiéndela y forma un círculo un poco más grande que el del molde que usarás, coloca la masa en el molde y refrigera por media hora más.

Precalienta el horno a 180ºC y hornea “a ciegas” o “en blanco”, es decir, sin incluir el relleno, durante 10 min. Recuerda hacerle unos huequitos con un tenedor para que la masa no se abombe dentro del horno.

Retira del horno, pon una capa de mango en la base de la tarta, vierte encima el relleno de crema y hornea otros 35 min hasta que la crema esté firme y dorada .

 

Tips de expertos

  • Recuerda manipular lo manos posible la masa con las manos, para no derretir la mantequilla con el calor.
  • Corta la mantequilla en cuadros pequeños para que sea más fácil de unir con la harina.
  • Esta masa puede conservarse en el congelador en perfecto estado durante 3 meses envuelta en papel film.
  • Para el relleno puedes usar cualquier fruta de tu preferencia.

 

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Recetas

Receta de la Tartaleta de ciruelas por @somosdulcear

Por Dulcear.com @somosdulcear 

Ingredientes

Masa básica para tartaletas dulces y saladas

150 gramos de mantequilla (fría y cortada en trozos pequeños)

1 ¾  tazas de harina

1 huevo

Relleno 

500 gramos de ciruelas pasas

3/4 taza de azúcar

2 tazas de agua (cantidad necesaria para cubrir las ciruelas )

Opcional: clavitos de olor, limón


¿Cómo se hace?

La masa

Mezcla la harina cernida y la mantequilla hasta que se formen grumos.  Luego agrega el huevo. Presiona suavemente hasta lograr una bola sin manipular demasiado la masa para que la temperatura no derrita la mantequilla. Envuelve en papel film y llévala a la nevera por 1 hora.

Para el relleno

Corta las ciruelas en dos, llévalas al fuego en una olla junto al azúcar y al agua.  Déjalas hervir y espera tener un  almíbar espeso para retirar del fuego. Deja que enfríe antes de verterlo en la base.

Para hornear  

Barniza el  molde con mantequilla derretida, enharina el mesón y estira la masa con ayuda de un rodillo hasta que tenga el tamaño ideal, es decir, que sobresalga un poco el tamaño del molde. La masa restante la guardas en el refrigerador para usar luego.

Enrolla la masa en el rodillo y extiéndela sobre el molde. Presiona bien la masa contra el fondo del molde para sellar y luego corta cualquier excedente.

Pincha el fondo de la tartaleta con las puntas de un tenedor para evitar que se formen burbujas de aire durante el horneado.

Vierte el relleno en la base.

Estira la masa sobrante y corta 12 tiras de 1,25 cm para hacer el enrejado.

Coloca con cuidado la mitad de las tiras de masa de izquierda a derecha sobre la tarta y las otras en diagonal sobre las primeras. Barniza las tiras y el borde y lleva al horno por aproximadamente 20 min o hasta dorar y que el aroma llene la casa.

 

 

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Recetas

Tarta Mousse de Fresas de Dulcear

Receta de Dulcear.com (@somosdulcear)

Ingredientes

Para la base

150 gramos de galletas Maria molidas

50 gramos de mantequilla fundida

Para la crema

350 gramos de fresas frescas lavadas y sin hojas (para la tarta)

200 gramos de azúcar

500 gramos de queso crema

500 ml de chantilly

50 ml de agua

20 gramos de gelatina sin sabor en polvo

1 cucharadita de vainilla

Fresas naturales para decorar

¿Cómo se hace?

Mezcla el polvo de galletas con la mantequilla fundida y distribuye la masa en la base del molde (lo ideal es usar uno de 20 cm, desmontable) para dejar lista la base de la torta.

En un envase aparte, hidrata la gelatina con el agua y reserva.

Haz un puré con las fresas y agrégale el azúcar y la vainilla. Esta mezcla la llevas a fuego lento junto con la gelatina hidratada. No es necesario que hierva, solo que caliente para que la gelatina se funda y se distribuya por toda la mezcla.

Mientras esperas que la mezcla de fresas enfríe, monta el chantilly (crema batida) y reserva en la nevera.

Cuando la mezcla de fresas haya enfriado naturalmente, (no la metas en la nevera para acelerar el proceso pues la gelatina coagulará), añade el queso crema y bate suavemente hasta incorporarlo en la mezcla de fresas.

Por último, incorpora la crema batida con movimientos suaves y envolventes hasta homogeneizar la mezcla.

Vierte la crema sobre la base de galletas, nivela con una espátula y lleva la tarta a la nevera por 3-4 horas.

Desmolda pasando una espátula por las paredes del molde y decora con fresas naturales.

 

Categorías
Destacados Dulcear Dulcear Novedades

Genoise de crema y fresas frescas

Genoise de crema y fresas frescas

Por Dulcear (@somosdulcear)

Para 10-12 porciones

Molde de 24 cm de diámetro

Ingredientes

6 huevos grandes

180 gr de azúcar

2 cucharadas de esencia de vainilla

180 gr de harina leudante

Almíbar preparado con 1 taza de agua, 1 taza de azúcar y ralladura de limón, llevado al fuego hasta su primer hervor fuerte.

500 ml de crema para batir

500 g de fresas frescas
 ¿Cómo se hace?

Antes de comenzar a hacer la mezcla precalentamos el horno a 180º C y preparamos nuestro molde. Si utilizas moldes de silicón basta con darle una rociada con algun spray antiadherente. Si tu molde es de otro material, debes enmantequillarlo y forrar la base con un disco de papel encerado para evitar cualquier accidente.

Una vez preparado el molde: manos a la obra.

Coloca los huevos y el azúcar en un bowl, preferiblemente de acero inoxidable, mezcla y lleva a baño de María. Continúa mezclando con batidor de globo, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Deja en el baño de María hasta que la mezcla tome 40-45ºC.

Si no tienes termómetro: el punto exacto es cuando la mezcla se torne más líquida, pues al comienzo de la preparación tiende a ser espesa y pegajosa.

Retira la mezcla del baño de María y llévala a la batidora.

Bate con las varillas hasta que obtengas punto de letra. Esto quiere decir que la mezcla se tornará espesa, esponjosa y aireada y si levantas la varilla y puedes dibujar sobre la superficie, sin que se funda con el resto, habrás conseguido el punto de letra.

A partir de ahora tendrás que cuidar mucho tu batido para que no pierda el aire que has logrado incorporarle. Añade con suavidad y movimientos envolventes la vainilla y la harina previamente cernida (hazlo en 3 tiempos para que sea mucho más fácil homogeneizar tu mezcla sin perder el aire).

Una vez incorporada la harina, vierte la mezcla en el molde que preparaste previamente y lleva al horno, colócalo sobre la rejilla del medio, durante aproximadamente 35 minutos.

Mientras tanto,  prepara la crema batida y lava y pica las fresas en láminas, dejando las más hermosas enteras, para la decoración.

Si quieres una decoración diferente, puedes picarlas en cuadritos.

Para la crema batida, tanto el bowl de la batidora como las varillas y la crema deben estar fríos de nevera. Esto lo consigues en un par de minutos.

Coloca la crema para batir en la batidora y con las varillas comienza a batir incrementando la velocidad hasta llegar a una velocidad media alta. La crema sólo debe batirse hasta que esponje. Recuerda que si la bates demasiado se volverá grasosa como mantequilla.

En esta receta no hemos endulzado la crema pues las fresas estaban bastante dulces, pero si te gusta la crema dulce, puedes cernir un par de cucharadas de azúcar glas y agregarlas cuando la crema haya tomado algo de cuerpo.

Esta crema debes guardarla en la nevera hasta el momento de usarla.

Una vez que el bizcocho esté listo (lo sabrás porque desprende un aroma delicioso y al introducir un palillo en el centro, éste saldrá seco), déjalo reposar sobre una rejilla. No intentes manipularlo caliente pues se te romperá, ya que es un bizcocho súper suave, esponjoso y delicado.

Una vez frío, desmolda, corta en capas y embebe las capas con el almíbar de limón que preparaste.

Lleva las capas almibaradas a la nevera para que tomen temperatura y puedas armar tu pastel mucho más fácil.

Una vez frías, rellena con la crema batida cada una de las capas y cubre con fresas.

 

Categorías
Columnistas Dulcear Recetas

Pavlova de fresas y pétalos de rosa por @somosdulcear

Pavlova de fresas y pétalos de rosa

Por el equipo de Dulcear (@somosdulcear)

Ingredientes

Merengue

5 claras de huevo

1/2 cucharadita de crémor tártaro

3/4 taza de azúcar refinada

1y 1/4 taza de azúcar glas cernida

 

Para la crema chantilly

2 tazas de crema para batir

1 cucharadita de vainilla

3 cucharadas de azúcar

 

Para el montaje

1 kilo de fresas frescas, lavadas y cortadas a la mitad o en cuadritos

 

Pétalos de rosa abrillantados

1 clara de huevo

Azúcar refinada

 

¿Cómo se hace?

Precalienta el horno a 100º C.

Bate las claras hasta que se tornen espumosas. En ese momento, agrega el crémor tártaro y continúa batiendo. Cuando las claras tomen algo de consistencia, comienza a agregar el azúcar refinada poco a poco sin dejar de batir. Cuando hayas logrado unas claras bien montadas, firmes y brillantes, agrega con movimientos envolventes el azúcar glas previamente cernida.

En un mat de silicón o sobre papel encerado dibuja un círculo de aproximadamente 18 cm de diámetro y rellénalo con el merengue. Debe quedar con altura para que podamos luego, rellenar con la crema.

Lleva al horno por 1 y 1/2 hora. El merengue debe quedar seco pero no dorado. Se le harán grietas en la superficie, pero no te preocupes, que ese es el encanto de este postre.

La crema chantilly

Bate todos los ingredientes hasta que la mezcla forme picos. Recuerda que tanto la crema para batir como las varillas y el envase deben estar fríos para que obtengas resultados más rápidos. Reserva.

Pétalos de rosa abrillantados

Para abrillantar pétalos de rosa, bate un poco la clara de huevo, para romper su estructura, y toma los pétalos y sumérgelos, uno a uno, en la clara hasta cubrirlos por completo.

Luego los espolvoréalos con azúcar.

Recuerda que las flores en los postres deben ser orgánicas o de tu propio jardín, las comerciales, que se usan para los arreglos florales, suelen ser cultivadas con pesticidas.

El armado

Una vez que esté listo tu merengue, déjalo enfriar completamente. Rompe el centro con una cuchara y abre un espacio para colocar la crema batida y las fresas. Decora con más fresas y con los pétalos de rosas abrillantados. Sirve lo más pronto posible para conservar la consistencia crujiente del merengue.

 

Categorías
Cacao y chocolate Columnistas Destacados Dulcear Novedades Recetas

Torta de chocolate y naranja de Dulcear

Torta de chocolate y naranja

Receta de Dulcear (@Somosdulcear)

Para el bizcocho

250 g de mantequilla sin sal
300 gr de azúcar moreno (puedes prepararla mezclando azúcar blanca con melaza de caña o sustituirla en su totalidad por azúcar blanca refinada. Sólo ten presente que el azúcar moreno le aporta más humedad y una linda corteza).
1 cucharadita de vainilla
4 huevos, separadas las claras de las yemas (trata de que sean grandes)
200 ml de crema de leche
120 ml de buttermilk. (La haces añadiendo una cucharada de vinagre blanco o zumo de limón por cada taza de leche. Deja reposar de 10 a 15 minutos)
3 cucharadas de cacao
300 g de harina de trigo
1 cucharadita de polvo de hornear
150 gr de chocolate negro previamente fundido

Para el almíbar

1 taza de azúcar
1/2 taza de jugo de naranja natural
1/2 taza de agua
Ralladura de la piel de una naranja

Para el baño de chocolate
300 gr de chocolate
250 ml de crema de leche
Un chorrito de licor de naranja (Cointreau). Si no tienes licor de naranja puedes usar ralladura de naranja para perfumar la ganache

¿Cómo se hace?

*Precalienta el horno a 180ºC.

*Lo primero que debes hacer es batir a medio punto la crema de leche (esto quiere decir hasta que tome un poco de volumen y cuerpo, que espese, pero sin que se hagan picos como cuando está montada) y reserva. También debes preparar o tener lista la buttermilk, con las instrucciones que te damos arriba.

*Tamiza la harina con el polvo de hornear y el cacao.

*Bate la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar moreno hasta cremar. Añade la vainilla.

*Incorpora las yemas a la mezcla hasta lograr que se mezclen bien con la mantequilla y el azúcar.

*Añade la harina alternando con la buttermilk. Una vez obtenida una mezcla lisa y homogénea, añade el chocolate fundido.

*Mezcla hasta que el chocolate se incorpore a toda la masa. Añade la crema batida a medio punto y mezcla a mano con movimientos envolventes.

*Bate las claras a punto de nieve firme y agrégalas a la mezcla con movimientos suaves.

*Vierte la mezcla en un molde de 30 cm previamente rociado con spray antiadherente o enmantequillado y enharinado.

*Hornea 40 min aproximadamente o hasta que al introducir un palillo, éste salga seco.

*Mientras el bizcocho está en el horno, prepara el almíbar de naranja.

*En una ollita lleva al fuego los ingredientes hasta que hiervan y los dejas un par de minutos para que el almíbar espese. Pero, ojo: ¡sólo un par de minutos! ¡No queremos hacer caramelo de naranja!

*Una vez horneado el bizcocho, lo bañas con el almíbar de naranja. Si esperas a que enfríe y lo desmoldas, debes calentar un poco el almíbar antes de bañarlo. Si lo haces en caliente, con una brocheta de madera o un cuchillo de puntica fina pinchamos la torta y la bañas con el almíbar.

*Mientras la torta se llena de sabores de naranja, hacemos la ganache para cubrirla.

*Pica el chocolate en trocitos pequeños.

*Lleva al fuego la crema de leche hasta su primer hervor y la vuelvas sobre el chocolate picado.

*Mezcla hasta lograr una crema tersa y brillante.

*Añade el licor o la ralladura de naranja y baña la torta .

*Puedes decorarla con naranjas confitadas y lucirte con tus amistades y seres queridos en una tarde de té o café.

Categorías
Columnistas Destacados Dulcear Novedades

Macarons de ganache de chocolate

Macarons de ganache de chocolate

Receta y fotografía www.dulcear.com (En instagram @somosdulcear)

Los macarons son un tipo de galletas francesas elaboradas con claras de huevo, almendra molida y azúcar. Tiene muy mala fama por ser difíciles de lograr y a veces hay que intentarlo un par de veces antes de que el resultado sea el esperado. Pero no son imposibles.

Los macarons perfectos deben ser aireados, lisos y con un hermoso pie. También deben ser todos del mismo tamaño para que se horneen de forma pareja y luzcan armoniosos al servirlos.

En torno a los macarons existen todo tipo de leyendas urbanas: Que si hay que hacerlos con claras envejecidas, que si hay que dejarlos secar de un día para otro, que si sólo salen en hornos de aire. Nada y todo al mismo tiempo es verdad.

Hay tantas recetas de macarons como pasteleros en el mundo. Cada quien tiene sus mañas y sus trucos, sin embargo creemos que el amor y la perseverancia son las claves para lograr que esa galletita difícil y esquiva se quede a vivir en nuestras cocinas.

Ingredientes

Para los macarons

140 g de claras de huevo a temperatura ambiente (unas 5 claras)
260 g de azúcar glas
160 g de almendra en polvo
25 g de cacao
40 g de azúcar

Para el relleno de Ganache de chocolate

200 ml de crema de leche
200 g de chocolate negro

¿Cómo se hacen?

Antes de comenzar es muy importante preparar la bandeja en la que vamos a hornear los macarons. Existen en el mercado tapetes de silicón muy prácticos con los círculos ya dispuestos para que todas nuestras galletitas salgan del mismo tamaño. Si no lo tienes, no importa. Puedes bajar de Internet la plantilla para macarons o hacerla dibujando círculos del mismo tamaño y espaciados unos de otros, sobre un papel de horno o papel encerado.

Otra cosa que hay que aclarar antes de comenzar a preparar nuestros macarons es el tema de la almendra molida. Si vives en una ciudad donde tienes a disposición harina de almendra pues perfecto, porque mientras más fina, mejor. Si no es así, la haces en casa: sólo hay que moler la almendra y tamizarla tantas veces como sea necesario hasta lograr un polvillo suelto y muy fino. Recuerda que debes tener cuidado de no moler demasiado pues harías mantequilla de almendra y eso no lo queremos ¿verdad?

Aclarado el punto, manos a la obra.

Tamiza la harina de almendras un par de veces, apartando todos los pedacitos gruesos de almendra que hayan podido quedar.

Mezcla el azúcar glas con el cacao y tamízalos juntos.

Vuelve a tamizarlos antes de agregarlos a la harina de almendras.

Cuando los ingredientes secos estén unidos, tamiza de nuevo unas 3 veces y reserva.

Aparte, monta las claras a punto de nieve.

Recuerda que tanto las varillas como el envase donde montarás las claras deben estar muy limpios, libres de grasa, para que tus claras suban como la espuma. Comienza batiendo las claras a velocidad media-alta, cuando hayan espumado, añade el azúcar y continúa batiendo.

Sabrás que has alcanzado el punto perfecto cuando puedas formar picos firmes.

Ha llegado el momento del “Macaronage”: el proceso de unir los ingredientes secos con las claras a punto de nieve. Hay muchos mitos en cuanto a este paso. En algunas recetas hasta se establece el número de movimientos que hay que hacer para lograrlo. Nuestro consejo es que en un envase grande y profundo incorpores los ingredientes secos a las claras y lo hagas con movimientos envolventes pero presionando contra las paredes del bowl. Esta mezcla debe quedar ligera y suave. Tampoco debes mezclar en exceso pues con cada movimiento tiende a volverse más líquida.

Cuando hayas logrado una mezcla suave pero con cuerpo, debes preparar la manga pastelera con una boquilla redonda y lisa. Si no tienes la boquilla puedes cortar prolijamente la punta de la manga.

Una vez cargada la manga forma los macarons sobre el patrón, manteniendo la manga recta perpendicular a la bandeja mientras apretamos suavemente para dejar caer una porción de mezcla que no supere el 70% de círculo, ya que los macarons se expandirán. No olvides dar unos golpecitos suaves a la bandeja para que se asienten.

Una vez que hayas armado todos los macarons (necesitarás varias bandejas, pues salen bastantes, dependiendo del tamaño que los hagas) es importante dejarlos secar. El tiempo de secado va a depender de la humedad del lugar donde vivas, pero el truco es que sequen hasta que puedas tocarlos sin mancharte. Esto toma aproximadamente 1 hora.

Antes de hornearlos, precalienta el horno a 150ºC  y luego comienza a hornearlos en el orden en que fueron hechos. Toma 12 minutos aproximadamente. Déjalos reposar en una rejilla y no trates de despegarlos hasta que estén completamente fríos.

Cómo hacer la ganache

Pica finamente el chocolate o utiliza gotas de chocolate negro que funden muy bien. Reserva.

Calienta la crema de leche en una ollita a fuego medio y deja que llegue a su primer hervor.

Cuando rompa a hervir, retírala del fuego y agrégala sobre el chocolate. Remueve hasta lograr una crema tersa y deliciosa.

Cuando refresque, métela en la nevera para que tome consistencia.

Para rellenar los macarons, debes retirar la ganache de la nevera unos minutos antes para que no esté tan dura y puedas utilizar una manga con boquilla rizada. En caso de que no tengas, pues no pasa nada.

Rellena tus macarons a cucharaditas, une las tapas y ¡a disfrutar!