Categorías
Productos Rosanna Di Turi

La historia de Ponche Crema

Anecdotario en botella. Ponche Crema, en 120 años, ha evolucionado como empresa, mientras el ponche sigue intacto

La historia de Ponche Crema es muy interesante. Eliodoro González P. murió el 29 de enero de 1923. La empresa fue evolucionando. «En 1946 comienza lo que pudiéramos llamar la modernidad de Ponche Crema, se establece una alianza estratégica entre los herederos de Don Eliodoro y H.L. Boulton, grupo especializado en el mercado licorero, con la participación de prestigiosos inversionistas», así lo explican en el sitio web de la marca.

«La asociación, sin precedentes en la familia González, serviría para catapultar el producto y la empresa hacia niveles de producción y comercialización jamás alcanzados. Se establece la primera planta industrial de Ponche Crema en Antímano, se adquieren maquinarias y equipos de la más alta tecnología de la época, se contrata personal calificado y la firma Eliodoro González P. Sucesores se transforma en Compañía Anónima Ponche Crema, Sucesora de Eliodoro González P. Sucesores», comparte el sitio web de Ponche Crema.

Eliodoro González P.

La historia de Ponche Crema continúa por buenos derroteros.

“A partir de 1995 se realizó una modernización y ampliación de las líneas de llenado y las salas de elaboración, incorporando tecnología de punta, permitiéndonos afrontar la demanda natural interna de nuestros productos Ponche Crema y Café Crema, así como potenciales mercados de exportación”, detallan en su web. “En 1997 se inició de manera formal, una nueva etapa en la estrategia de comercialización internacional de Ponche Crema, que hasta la fecha había sido llevado a mercados internacionales por terceros, incluso de manera informal. Esta nueva etapa en las exportaciones de Ponche Crema comenzamos a ver un significativo interés por el producto”.

Actualmente «se consigue en Estados Unidos y Perú», revela Jose Madry, maestro ponchero de Ponche Crema. 

En el año 2000, a propósito de los 100 años de la marca, hicieron un cambio de imagen en la presentación.   

«En octubre de 2000 C.A. Ponche Crema, constituye el Complejo Industrial Licorero del Centro C.A, adquirido a través de una negociación, para aquel entonces con UDV (United Distillers and Vintners), con unas instalaciones industriales recordadas en el pasado como Industrias Pampero. Producto de esta negociación se obtuvieron importantes marcas entre las que podemos destacar: el tradicional vino de cocina Sagrada Familia, los espumantes La Española y Alexander y los rones Estelar y Ocumare», comparte la web de la marca. Planta ubicada en los Valles del Tuy.

Vea nuestra nota Ponche Crema, 120 años de la tradición

«En el 2005, se da otro importante paso para la organización al integrar las empresas C.A Ponche Crema y Complejo Industrial Licorero del Centro C.A. conformando lo que somos hoy en día: Complejo Licorero Ponche Crema».

Ciento veinte años después y «gracias a la visión de quien fuera su creador, Eliodoro González P. Ponche Crema continúa siendo, más que nunca,   un producto de calidad excepcional, al punto de convertirse en una verdadera   tradición para más de cuatro generaciones de venezolanos», comparten en su web. Seguiremos brindando por su tenacidad y permanencia.

También puedes visitar el instagram @ponchecrema

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Una respuesta a «La historia de Ponche Crema»

Ponche de crema era infaltable en los hogares venezolanos y la única marca con renombre era la de Eliodoro González P. No conocí otra, hay un detalle y es que el sabor no es el mismo de antes, no sé si han cambiado algún ingrediente, o adicionado otro y no es espeso, es muy diluido, pero sigue siendo de consumo masivo. Éxitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *