Categorías
Libros Rosanna Di Turi

Los sabores caraqueños de los recetarios más difundidos de Venezuela

Los libros Mi Cocina. A la manera de Caracas de Don Armando Scannone aguardan en las cocinas de miles de venezolanos, con las huellas del uso recurrente. Siempre es grato recordar cómo los hizo

Don Armando Scannone, autor de Mi Cocina. A La Manera de Caracas ha perdido la cuenta de cuantas ediciones se han vendido de sus famosos recetarios y recuerda qué define el gusto de los platos tradicionales caraqueños: “Una sazón que se logra en las ollas y donde se pueden combinar en un solo plato, los sabores dulces, salados, picantes y ácidos”.

Los recetarios de Scannone, los más difundidos en el país, están en las casas de miles de venezolanos para recordar las señas de la cocina caraqueña que él conoció desde su infancia en una casa de padres inmigrantes y cocineras de distintas regiones de Venezuela.

En un momento de su vida, cuando su veterana cocinera Magdalena Salavarría tuvo que ausentarse temporalmente para cuidar a una de sus hijas, vio la amenaza de que esas recetas se perdieran y decidió documentarlas con el rigor de su formación de ingeniero. 

La mesa que nos une.

«De las mayores gratificaciones que me han dado estos libros es haber conservado ese bien intangible de la cocina caraqueña que se iba a perder. Eso fue lo que me motivó a meterme en la cocina con mi cocinera Magdalena Salavarría. Y al principio también con Elvira Fernández, que era mi asistente. En ese entonces lo hacía en secreto. No era habitual que un profesional y empresario se dedicara a eso» comparte quien tiene formación de ingeniero y no cocina.

Ese rol de la asistencia es encarnado en años recientes por la infatigable Gladys Baptista. Y siempre con el apoyo del leal Pablo Diaz.

La primera edición de Mi Cocina. A la Manera de Caracas salió en noviembre de 1982 y desde entonces se comenzó a multiplicar de manera vertiginosa en tantas ediciones que su autor ha perdido la cuenta.

A este libro rojo le siguieron Mi Cocina azul, Mi Cocina amarillo, Mi Cocina verde de cocina ligera y el naranja, llamado Mi lonchera y donde traduce esas recetas para las viandas de los niños en edad escolar y adultos que las llevan a sus oficinas.  Don Armando Scannone, acompañaba sus libros desde la génesis hasta la imprenta, Editorial Arte para revisar las pruebas de color.

El día que le entregaron un Doctorado Honoris Causa

Repetir las veces que fuese necesario. 

En  sus cruzadas personales Don Armando Scannone busca la excelencia. Con el rigor de un director, ha orquestado sus recetarios. “Me gusta revisar, volver a hacerlo y corregir”. 

Sus pupilos saben que puede repetir una receta decenas de veces hasta dar con el sabor que anhela, aquel que se acopla a su paladar y su memoria gustativa privilegiada. Y en esa búsqueda de la excelencia de la cocina caraqueña que conoce, admira y comparte, no acepta concesiones. Los legados no se construyen desde la medianía.

Tomado del libro El Legado de Don Armando. Rosanna Di Turi. Todos los derechos reservados. (Caracas 2014). Fotografías Marcel Cifuentes para El Legado de Don Armando

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *