Categorías
Emprendedores y Artesanos Rosanna Di Turi

Los Tequeños son de Los Teques

El doctor Miguel Angel Estrada es testigo de excepción del origen de los tequeños y en esta entrevista exclusiva lo comparte. Gracias a Tequeños las Tias porque en su aniversario me invitó a hacer esta entrevista.

Las Tías

Rosanna Di Turi González

El doctor Miguel Angel Estrada es testigo de excepción del origen de los tequeños y en esta entrevista exclusiva lo comparte. Gracias a Tequeños las Tias porque en su aniversario me invitó a hacer esta entrevista.

“Las creadoras de los tequeños fuero mis tías Báez: Josefina, María Eloína, Luisa Antonia, e Inés. (También había un varón no hacía tequeños. Era chofer de ambulancia) Mis tías los hacían en la vuelta del Paraíso en Los Teques en la Calle Ricaurte (donde estaba el Colegio San José de Tarbes y ahora el Jesús de Nazareth). 

La casa número 12 aún existe. 

Se dieron a conocer por divulgación entre vecinos y sus familias. Fue difundido en Los Teques y por personas (Como la señora Luisa Casado) llegaron a Caracas, se expandió por el país y luego por el mundo. 

Se cree que fue en la segunda o tercera década del siglo XX. Lo único que hay escrito se le debe a la columnista de El Nacional Carmen Manarino. Lo demás fue tradición oral del pueblo. 

Hay algunos indicios que mi tía Josefina fue quien los inventó porque era quien se encargaba de la cocina y en las fotos de mis tías con los novios ella no aparecía” comparte el doctor Miguel Angel Estrada.

¿Ellas vendían otras comidas? ¿Las dejaron de hacer para vender tequeños? 

“Mis tías no vendían comida. Hacían pasapalos para las meriendas de las visitas de amigos y novios. Mi papá, un llanero que estudió en Táchira, luego en el colegio alemán de Valencia y en el liceo San José de Los Teques. Mi tío Gustavo Henrique Pérez, caraqueño. 

Alberto Aranguren, andino. Francisco González, caraqueño, concibieron por estudios, amistad, en la Vuelta del Paraiso en Los Teques. Mis tías vivieron en la casita de Los Teques supongo hasta que se casaron e hicieron hogar”, comparte Estrada.

“En la familia Hernández (mi abuela. La esposa de Juan Báez Pérez era Hernández Andrade y varias tías hacía granjerías y las vendían en su casa o en las pulperas cercanas del pueblo vecino de San Pedro de los Altos. 

Los tequeños no fueron un negocio para mis tías y en esa época. Aquí no existía el conocimiento de realizar registro de patente.

Lamentablemente para nosotros. Los tequeños se hicieron nacionales por el ferrocarril, por el desplazamiento de la población por estudio o trabajo, etc. 

Y por las mismas razones se internacionalizaron y hoy no solo es el tequeño original si no que hay variaciones de tamaño (tequeñón), de rellenos (con chocolate o mermelada y queso) O de la masa: de hojaldre, de yuca, etc. Lo que he estado haciendo es rescatar el origen del tequeño.

¿Es usted cronista de Los Teques?

“Nunca he tenido esas aspiraciones. Siempre me he preocupado por mi pueblo. Leo y participo en actividades de grupo cuando me invitan amigos.

Uno ha vivido tanto tiempo. Mi padre y familia  fueron parte activa del desarrollo de Los Teques  y los Altos mirandinos que me obligan a participar, sin mayores aspiraciones. Soy presidente de la junta directiva de la liga de lucha antituberculosa del Estado Miranda y esto me permite participar de muchas actividades”.

Los tequeños recuerdo los comíamos en mi casa hechos por mi mamá y luego los hicieron mis hermanas. Ahora mis hijas e hijo.

Por Rosanna Di Turi

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

2 respuestas a «Los Tequeños son de Los Teques»

Que bueno que se deje documentado su origen. Darle el merito a quienes son artífices de tan maravillosa creación , que forma parte de nuestra identidad cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *