Categorías
Novedades Restaurantes Rosanna Di Turi

Historias perdurables que inspiran: Vía Appia

Las Tías

«Nosotros llegamos a Caracas en octubre de 1972. Mi papá, Giuseppe Fallone, mejor conocido como Pippo, mi mamá Marisa Polito, mi hermana Monica y yo. Mi papá era de Sicilia y mi mamá del Norte, nació en Cuneo pero vivio siempre en Torino, donde yo naci. En Torino mi papa tenía una fabrica de caramelos y chocolates (era su pasión). Y despues tuvo un restaurante», comparte Stefania Fallone de @viaappiaexpres

En 1972 fueron a NY donde vivia parte de nuestra familia y pasaron por Venezuela a visitar unos amigos. Ahí mi papá se enamoró de esta país. Regresaron a Torino, vendió todo y nos vinimos en La Federico C. En el barco veniamos con 17 baules llenos de mercancia para montar aquí la fabrica de confetti y chocolates (mi papá fue el que trajo aquí la maquina de monedas de chocolates, ¿la recuerdan?

Vía Appia Restaurant

Luego de varias vicisitudes comenzaron a trabajar en un restaurante, La Suprema en el Marques. Luego lo compraron. Era un negocio maravilloso, hacían pasta fresca, pastichos, etc. Y nosotras siempre allí al regresar del cole, ayudando».

Luego vendieron y compraron un local en el Rosal, La Cappaninna. Y de ahí el Via Appia en 1984″, comparte Stefania.

«Las recetas emblemáticas del Via Appia fueron varias: Carpaccio de Lomito y de Pulpo (primeros en hacerlos en la ciudad), Ensalada del Chef, Flores de Zucchine (eran las flores de calabacines rellenas de mozzarella y anchoas, se pasaban por una especie de tempura y se ofrecían a todos los comensales como aperitivo). Ensalada de Mero ahumado y calabacines, Espárragos y rúcula, Bresaola con Alcachofas frescas. En Pastas, Raviolis de Auyama con Mantequilla de Salvia, Penne Nere (era un plato que había inventado mi papa de una plumas que se hacían en el horno, Spaguetti alle Vongole, Tortelloni Neptuno. Risotto con tinta de calamres, Risotto ai Funghi Porcini, Risotto con Trufas Blancas. Recuerdo un Festival de Trufas maravilloso donde nos trajimos las trufas de Alba, donde ibamos todos los años. I Gnocchi al Pesto (como el de mi mama, ninguno Pastas: Raviolis de Auyama con Mantequilla de Salvia, Penne Nere (era un plato que había inventado mi papa de una plumas que se hacian en el horno, Spaguetti alle vongole, Tortelloni Neptuno. Risotto con tinta de calamares, Risotto ai Funghi Porcini.

«De postres: la PannaCotta, il zucotto, helados de figuras (figura de hongo, con nocciola. Figura de pera con helado fior di latte. Figura de mandarina con sorbete de mandarina, al igual que la naranja o limón) Todos los helados y sorbetes hechos por mi papá. Mousse de Chocolate» .

«En esa época la gente solía comer con whisky y mi papá les aconsejaba que lo hicieran con vino. De hecho, llegamos a ser unos de los restaurantes en los 80 que más le compraba vino a las compañias. Alnova llegó a traer vinos especiales para nosotros. El primer Festival que hicimos fue de Espárragos (tengo el menú) con PanAm».

«En 2016 abrimos en Panamá y en 2018 cerramos. Mi esposo Gabriel Vaamonde (mi esposo) y yo somos los responsables de Via Appia, compartiendo el día a día con mi mami. Mis papas hicieron un equipo fantástico durante años (mi mamá en la cocina y mi papá en la sala) y luego Gabriel y yo, como segunda generación, hemos trabajado como nos enseñaron y hemos ido cambiando y adaptándonos a los nuevos tiempos. Nuevas recetas, tecnologia, administracion, gerencia, delivery, etc. Abrimos lineas nuevas de productos: empanadas, asado, carne mechada, árabe, asiático, pasteleria, etc»

Vía Appia Postre

«Conocí a Gabriel en Via Appia Express, por supuesto, sino donde si siempre estaba trabajando… El viene del ramo de las franquicias, tenia varios Subways y en ese momento había montado Cinnaroll (fue su fundador en 1998).Hacemos un equipo fabuloso. Hemos, además de trabajar en algo muy fuerte, bajo presión y sacrificado, pasado por momentos muy duros como mi enfermedad, tenemos dos morochos de 17 años (que también vienen a trabajar con nosotros cuando están de vacaciones, siempre enseñandoles la cultura de trabajo), maravillosos. Ellos, así como yo, crecieron en un ambiente de restaurantes. Yo practicamente nací en un restaurante, de pequeña en Torino le preguntaba a los clientes si habian comido bien sino le decia a mi papá».

«Mi mamá organizaba la cocina, y curaba todas las recetas, las hacía y se probaban en la mesa 36 y decidiamos si le faltaba algo o sobraba… esos momentos eran divinos con la copita de vino»

«Ahora son parecidos. Gabo y yo tenemos la idea, yo ejecuto y probamos. Las recetas venezolanas son de Gabo; asado negro, dulce de lechosa, carne mechada, caraotas, arroz con leche, natilla».

Por Rosanna Di Turi

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *