Los Patos Pelones

En el Llano venezolano y también en el de Colombia, en los inicios del verano, entre noviembre y diciembre, y por espacio de dos o tres semanas, algunas especies de patos o ánades migratorios. Como los patos güiririí pico negro o yagüaso cariblanco (Dendrocygna viduata),los güirirí pico rosado (Dendrocygna autumnalis) y el pato real (Cairina moschata), mudan su plumaje.

Los cuerpos de agua contenidos como lo son los esteros y lagunas, comienzan a calentarse y a reducirse rápidamente y, estos patos, por haber iniciado el proceso de muda, pierden sus plumas largas lo que les impide volar temporalmente.

Esto es aprovechado por algunos depredadores naturales para cazarlos con mucha facilidad. Es una oportunidad que tampoco es desaprovechada por el llanero, quien ha hecho de este evento una auténtica tradición culinaria.

Los patos pelones son fáciles de cazar.

Cuando se dan cuenta que están en peligro, los pelones intentan huir nadando o sumergiéndose en los pocos cuerpos de agua que van quedando en la sabana pero, por precisamente no quedar muchos sitios donde esconderse, el pelón se caza fácilmente correteándolo hasta que se cansa y se echa, atrapándolos en grandes bandadas.

Aparte de ser su caza un motivo de diversión y hasta de festividad, su sabor es delicioso, por lo que lo hace doblemente apreciado.

Estos, cuando se atrapan, se meten en sacos para llevárselos vivos a las casas donde se engordan, circunstancia que permite prolongar el disfrute.

Se les llama coloquialmente patos pelones y con ellos se hace un sancocho que se elabora como el hervido de gallina, pero que afirman los entendidos que es superior en sabor. 

Preparación de los patos pelones

A continuación explicaremos cómo se elabora este delicioso y desconocido plato.

Los patos, cuando están gordos, se benefician y se limpian de cañones y vísceras asándose simplemente a las brasas o se cocinan para un sancocho.

Necesitamos por lo menos un par de estos patos pelones que estén limpios y ya despresados.

Se cocinan en una olla con unas catorce tazas de agua, a las que se le añaden cuatro plátanos topochos verdes pelados y partidos, medio kilo de yuca pelada y partida, 1 kilo de auyama partida en trozos, tres tallos de cebollín, cuatro hojas de cilantro, sal, comino y pimienta al gusto.

Una hora y cincuenta minutos 1 hora y 50 minutos.

Receta para preparar Patos pelones

  1. Sancochar los patos

    Las presas de los patos se cocinan con la cebolla y los aliños por una hora.

  2. Incorporar los plátanos

    Se le añaden cuatro plátanos topochos verdes pelados y partidos y se deja hervir por 20 minutos

  3. Incorporar auyama y yuca

    Luego se añaden la auyama y la yuca, se dejan cocinar por 20 minutos a fuego lento.

  4. Ajustes finales

    Se incorpora el cilantro, se deja a fuego lento, tapado, conservando por 10 minutos y al final se le ajusta la sazón con la sal, la pimienta y el comino.

  5. Emplatado

    Se sirve acompañado con ajicero de leche, arroz blanco seco y arepas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *