Categorías
Destacados Novedades

Brotes verdes bajo techo

Las Tías

Por Rosanna Di Turi (@rdituri)

En un balcón prosperan flores de Begonias que, al morderlas, revelan su naturaleza comestible y un gusto inesperadamente cítrico. En la terraza del apartamento y en unas bandejitas, crecen breves plantas que a primera vista no revelan su gustoso poder.

Esos brotes –de rábano, maíz, rúgula o remolacha- tiernos y breves, demuestran  su inesperado gusto apenas entran en la boca. “Están en su fase más joven. Tienen siete días. Y así incluso ofrecen mayor nivel nutricional”, cuenta Oscar Pereira, un joven de Anaco que comenzó a estudiar Biología en Mérida y se graduó en hotelería. Junto al publicista Alex Peralta, el ilustrador Leonardo Gimón y Carlos Calderón graduado de hotelería en Mérida, se dedican desde enero a cuidar y multiplicar esta multitud de pequeños brotes que crecen también en la cocina y el lavadero, en perfecta disciplina y cuidado orden.  Luego los cortan tiernos y en cajas de madera los ofrecen a varios restaurantes caraqueños como Leal, Prana, Coma o Il Grillo.

Los creadores de Techos verdes son todos jóvenes y comenzaron a germinar esta iniciativa en la terraza del Hotel Escuela en Mérida junto al cocinero Eneko Fontoba, quien también los acompaña.

Para lograr persuadir al resto de su idea, llevaron a escondidas unas plantas a las que nadie pudo luego rechazar. Convencidos todos, lograron que allí prosperaran los tomates, pimentones y hierbas aromáticas que por un tiempo se comieron en el comedor de la escuela. Cuando la propuesta caducó decidieron reinventarse en Caracas y apostaron por los llamados micro greens que allí traducen en microverdes.  “Ideamos cómo traer el campo a la ciudad para proponer una agricultura urbana accesible y orgánica. Tenemos un balcón productivo y comestible”. De Mérida se traen la multitud de semillas que necesitan y con la misma fertilidad de sus plantas ya anhelan crecer y reproducirse en distintos lugares del país.

*Sus señas: En Twitter son @verdestechos y en Instagram @techosverdes

*El consejo: “Si se tiene un balcón donde dé seis horas de luz se pueden tener hierbas aromáticas en casa. Solo requieren buen abono. Se cortan en la mañana o en la noche para que no sufran. Y se riegan cuando sea necesario. La tierra te lo dice”, cuenta Oscar Pereira.

 

Rosanna Di Turi González

Por Rosanna Di Turi González

Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Fue gerente editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *