La multiplicación de la cerveza artesanal

Los entusiastas de las cervezas artesanales se multiplican. A los iniciadores de este movimiento efervescente en el país –los creadores de Cerveza Tovar, Pisse des Gottes, Mito en Mérida, Norte del Sur, Pilger, Old Dan´s, Cacri, Cervecería Avila entre otros- les sigue una avanzada de quienes también apuestan por proponer cervezas elaboradas en pequeña escala,  distintas a las habituales, que se multiplican y venden por Twitter y ya consiguen su espacio en algunos bodegones y restaurantes.

En esta efervescencia hay un elemento admirable a tener presente: la manera cómo han apostado por una asociación que los une, en lugar de dividirse. “Nosotros no competimos. Ya tenemos 80 cerveceros inscritos y 42 marcas artesanales en toda Venezuela”, saca las cuentas Alexander Jiménez, presidente de la asociación Avac, creador junto a su esposa Ileana de Norte del Sur, quien además ofrece cursos para elaborar cervezas de donde han surgido otros colegas de la espuma artesanal.

El movimiento no se queda sólo en Caracas. “Ya hay cerveceros en toda Venezuela: en Margarita, Barinas, Anzoátegui, entre otros lugares”. Un documental -¡Cerveza Carajo¡- dirigido por Domingo Simón y Daniel Ocanto hace un año y divulgado por las redes, cuenta las convicciones de estos emprendedores.

Las propuestas han despertado el interés de sommeliers y una creciente fanaticada comienza a manejar con naturalidad el hecho de beber una stout o una pale ale hechas acá. Aunque sean recetas foráneas, los emprendedores de este movimiento suelen apostar por nombres e incluso ingredientes, que dejan claro la impronta venezolana de sus cervezas.

Ellos las siguen ofreciendo a través de sus redes y en eventos que parecen multiplicarse: Este 14 de junio, por ejemplo, habrá una cata de cervezas artesanales en El Hatillo en la que estarán Cacri, Pisse des Gottes, Old Dans y Norte del Sur. El 3 de julio será La noche de las cervezas artesanales, también en El Hatillo, con más de 20 marcas en 20 locales.

Aquí las señás de algunos de ellos.

Pisse des Gottes. Una generosa vista al Ávila acompaña a Guillermo García y Claudio Leoni cuando elaboran en casa recetas de cerveza de los monjes belgas, producen su versión de  la Kölsch alemana, o su propia Indian Ale Pale. En ese afán artesanal, los dos músicos conjuran una sed que los ocupa desde 2009: la de elaborar cervezas ajenas a las habituales, que habían probado en otras fronteras. Bautizaron a su iniciativa Pisse des Gottes, comenzaron a ofrecerlas a través de las redes sociales y ahora son considerados los “pioneros” en una creciente cofradía, experta en lúpulo y cebada. “El venezolano tiene curiosidad y le gusta la cerveza. La idea es ofrecer alternativas distintas”. Elaboran distintos tipos de cerveza: English Pale Ale, Kölsh de Alemania, la ambarina dunkel, la oscura stout. Dan cursos de cómo elaborarlas. Twitter: @pisseDesGottes

Norte del Sur. Alexander Jiménez, ingeniero de sistemas y su esposa Ileana, odontóloga de profesión, han visto cómo la pasión por elaborar cervezas llena su agenda y espacios de la casa. Tras probar propuestas artesanales en otras fronteras decidieron elaborar las propias, investigaron, analizaron videos en Youtube, crearon un blog y el año pasado bautizaron sus cervezas Norte del Sur: las mismas que se ofrecen en catas e incluso en unos dispensadores para fiestas. “Hay dos tipos de cervezas: las que refrescan y las de deleite. Las primeras son las pilsen a las que estamos acostumbrados. Las de deleite tienen más cuerpo, más aromas. No son para tomarse 20 botellas. Esa es la cerveza que hacemos”.  Alexander e Ileana Jiménez elaboran distintos tipos de cervezas: pale ale, stouts negras, tipo belgas y Kölsch (alemanas de trigo). También una de café que hicieron en alianza con Pietro Carbone. También dictan cursos. Twitter: @VeNortedelSur

Old Dan’s. Daniel López y Leonor Villarroel, biólogos por formación, apuestan por sus propias cervezas artesanales en una iniciativa a la que llamaron Old Dan’s. Hace tres años una amiga de López le trajo levadura y lúpulo de Irlanda. Daniel ensayó unas recetas en casa. Le gustó lo que logró y a estas alturas elabora seis recetas. Tres habituales y otras de temporada, menos usuales y con toques locales: una de fresa, una de mango de hilacha y otra con miel de mastranto. Antes de crear falsas expectativas, aclaran: “La fruta aporta color y aromas, no necesariamente sabor”.  Twitter: @OldDans

Cacri. Harold Pérez, publicista de profesión, comenzó a elaborar cervezas para él y sus cercanos. A su iniciativa la bautizó Cacri con su consecuente lema: “cervezas sin pedigrí. Es modesta, única e independiente”. Elabora cuatro tipos: porter, negra y malteada.  Una abbey road ale, tipo belga. Una Indian Pale Ale y “una cerveza para chicas: es cítrica y se llama Lulú”. Twitter: @cervezacacri

Pilguer. Los hermanos Paul y Alfredo Sandoval también comenzaron en este afán de burbujas tras probar distintas cervezas extrafronteras. Este año decidieron dedicarse en serio a su pasión y en su casa de Los Teques elaboran cuatro tipos. “Hemos tenido una suerte increíble. Con las redes sociales todo se ha multiplicado y se ha convertido en una fuente de relaciones. Nos montamos en la ola en el momento justo”. Tienen cuatro tipos: hefeweizen (mitad trigo, mitad cebada), una negra stout, una tipo belga abbey ale y una más amarga: la Indian Pale AleTwitter: @cervezapilguer. 

Cerveza Yaracuy. Daniel Álvarez, Andrés de Cid y Oscar Barré decidieron crear una cerveza que lleva el bautismo de su región: se llama Yaracuy. Comenzaron hace un año y este mes se proponen ofrecerla en sifones en un local en San Felipe. “A la gente le ha encantado. Hemos ido a ferias en pueblitos y la gente se siente muy orgullosa de que exista una cerveza llamada así”.  Tienen tres recetas: una Kölsh, -“rubia, fresca y lupulosa de pura cebada, artesanal pero liviana”. Una roja English Mild Ale –“más equilibrada, un poquito dulce”. Y una cerveza negra –“más fuerte y muy tostada”- . Twitter: @cervezayaracuy.

Mitobrewhouse . En Mérida los hermanos Roberto y Nicola Di Zio  son bien conocidos por su cerveza. La comenzaron a elaborar  hace nueve años. Desde hace tres decidieron montar Mito Brewhouse, donde procuran cervezas para el gusto local: elaboran  una stout, una pale ale de cebada malteada y una tipo belga de trigo. También elaboran una de mora por temporadas. Las venden por sifón y en el Elefante Dorado de Mérida. www. Twitter: @mitobrehouse.

Dos Leones. José Guerra vivió en Chile donde aprendió a elaborar cerveza artesanal. Aquí se unió al abogado Janan Ekerman y crearon esta marca artesanal. Proponen lo que han llamado una Latinoamerican pale ale, una cerveza roja ale, y una negra stout. Han probado a elaborar con jengibre e incluso ají picante. Twitter: @dos_leones

Cerveza Falcón. Mario Loaiza y José Antonio de Luca hacían cerveza en Punto fijo por hobby, descubrieron que no estaban solos en el movimiento y acaban de estrenar esta propuesta que tiene como imagen un chivo y apela a los nombres de su región en el bautismo: su stout, por ejemplo, se llama La Sierra, para recordar su proveniencia. Twitter:@cervezafalcon

Cervezas Doble A. “Creo que a la gente les gusta porque consiguen un sabor diferente y además apoyan algo hecho acá”, cuenta Aníbal Briceño, quien junto a Arturo Chang –ambos ingenieros- decidieron elaborar las cervezas Doble A en Caracas. Uno de ellos las hacía en su casa, contactaron a la asociación, se lo tomaron en serio y han ido creciendo: ofrecen una Pale Ale, Red Ale y Stout. Twitter: @cervezadobleA

En locales

Aunque la producción es limitada, ya prosperan lugares que impulsan las cervezas artesanales y otros que proponen catas. En La Viña del Señor del Centro San Ignacio han organizado varias degustaciones. Restaurantes como Leal y Alto, se suman a los locales que las ofrecen. Bodegones como Alto Prado y Hielic en Altamira las proponen. Locales como Pueblus, La Beat Entente de El Hatillo y Montaditos del Centro San Ignacio fueron de los primeros en ofrecerlas.

Sus precios: En los bodegones están entre Bs. 390 y Bs. 450.  En venta directa están entre Bs 300 y Bs 400.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *