La constancia de Barriga Llena Corazón Contento en su labor solidaria

0
223

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

Fotografía Mauricio Villahermosa 

En 2016, el chef Francisco Abenante, chef de La Casa Bistró en Los Palos Grandes de Caracas inició lo que se ha transformado en una constante y organizada forma de ayudar, a diario, a decenas de niños y ancianos en situación de riesgo.

Ese año y junto a su colega David Akinin, se preguntaban cómo aportar. En ese momento se iniciaron preparando y entregando 200 sopas al día para los niños del Hospital J.M. de Los Ríos, las enfermeras y médicos que los trataban y el personal que los atendía.

Esa fue la génesis de la Fundación Barriga Llena Corazón Contento que se ha mantenido sumando voluntades desde entonces. ¨Aplicamos diariamente nuestra convicción de que la cocina es mucho más que un ejercicio creativo. Puede ser la oportunidad de ayudar a otro de forma organizada y sistemática. Es también una acción práctica para dar amor y nutrición. Es una gran forma para transformar positivamente la sociedad¨, comparten en la Fundación.

A la iniciativa se fueron sumando otros chefs venezolanos y distintos restaurantes: Carlos García de Alto en Caracas y Obra Miami; María Elisa Römer, además de las cocinas del restaurante La Esquina, LoLa, La Sibilla en el Hotel Cayena, Casa Mar,  La Barra – UNIMET, Cocina Emocional, Pastelería Las Nieves y Grill Market.

Cuando el hospital consiguió un servicio regular de comidas, reorientaron la iniciativa. “Buscamos alianzas para llevar las sopas a colegios donde están niños escolarizados que lo necesitan”, comparte Abenante.

Por ello, decidieron atender un comedor infantil apostado en la populosa zona de Petare en Caracas. Allí atienden a diario a 120 niños y adolescentes en edad escolar. ¨En las escuelas donde hay comida sube 40 por ciento la asistencia¨, comparte Abenante. Una vez a la semana ofrecen almuerzos, en la misma zona, en un comedor de 80 niños donde procurarán involucrar a los padres en la preparación de los alimentos, previa asesoría. Aparte llevan 120 sopas diarias al ancianato Casa hogar Madre Teresa de Calcuta en Mamera.

De esa iniciativa Abenante ha llegado a una convicción. “Ayudar en más fácil de lo que uno se imagina. Se puede, por ejemplo, compartir lo que uno sabe y hace. Colaborar con presencia y conocimiento. Hay que contribuir a que la gente sea responsable de su realidad, que se convierta en actor y deje de ser una ficha. Ese es el verdadero cambio de conciencia”. Por ello tiene claro la actitud que se debe asumir en tiempos difíciles: “La optimista. Las derrotas están en nuestra cabeza. Hay que conquistar desde lo más pequeño”.

¿Cómo colaborar? Realizan jornadas llamadas Llenemos la Despensa para recibir ingredientes (arroz, pasta, granos, cereales, proteínas, vegetales, verduras entre otros). También reciben aportes en sus cuentas en moneda nacional o en divisas por depósitos, transferencias o a través de la aplicación Zelle; también hay donativos que se pueden realizar a través de la plataforma GoFundMe.

*Su IG @barrigallenacorazoncontento_ve FB Barriga Llena Corazon Contento ve TW @BarrigaLlenaVe. Email barrigallenacorazoncontentove@gmail.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here