Reconocimientos para el cocuy de Pecaya

1
3088
4.1.1

Por Rosanna Di turi (@Rosannnadituri)

Tras los logros significativos suele estar la tenacidad de los convencidos. El cocuy de Pecaya, elaborado en esa región de la sierra falconiana, por varios años se preservó gracias a los artesanos que lo siguieron elaborando a pesar de una ley que les exigía añejamiento y lo condenó por años a la clandestinidad.

Conservaron así la tradición centenaria de este destilado que se logra gracias al Agave Cocui, una planta autóctona de las zonas áridas venezolanas.

Sólo en Pecaya, 150 artesanos se dedican a elaborar este destilado con esmeros artesanales: toman la penca, la hornean y ahúman, extraen el jugo que fermentan y eso lo llevan a sus alambiques que originalmente eran de cobre. De allí eligen sólo el corazón de los alcoholes, no lo mezclan con otros y logran un destilado con 100% de agave. Ahora su labor ha sido reconocida por una mención en los Tenedores 2016 de la Academia Venezolana de Gastronomía.

Los esmeros de este destilado y todo el camino que han hecho para llegar finalmente a los anaqueles los cuenta Miriam Díaz, bióloga, con un doctorado en Cambridge, una especialización en plantas de zonas áridas y la energía de quienes creen en su causa, que conoció este destilado estando en la Universidad Francisco de Miranda de Coro.

Allí lo estudiaron, se dieron cuenta de su nobleza y la valía de su tradición. “En los exámenes de laboratorio descubrimos su calidad de alcoholes superiores. Químicamente es como un whisky añejo”, cuenta Díaz quien lideró  la cruzada para lograr primero un programa que lo hiciera sustentable y protegiera el agave. Luego una denominación de origen para este destilado que ha asumido su propia batalla contra la adversidad.

Así lograron esa denominación en el 2001, una de las tres que hay en el país junto a la del cacao de Chuao y el Ron de Venezuela. Lograr que ese destilado llegara a los anaqueles, ameritó muchos esfuerzos más. “Creamos un laboratorio de control de calidad donde todos los artesanos de Pecaya pueden acopiar”, cuenta Díaz de esos logros más recientes. Y ya finalmente, hay ocho marcas, cada una de un artesano distinto, que se pueden conseguir en algunos anaqueles. En cada sorbo de cocuy pecayero hay una historia larga de tenacidad.

*Entre las ocho marcas de Cocuy pecayero se encuentra Santa Lucía, elaborado por Lourdes Navarro, Luceruito de Pecaya (única Premium), Indio Sunure de José Medina. Las redes que los agrupan son en Instagram: @cocuypecayero. En Twitter: @docpecayero.

*El cocuy pecayero se consigue en lugares como Hannsi y Las Muralla en El Hatillo. También en Cacao de origen de la Hacienda La Trinidad.

Compartir
Artículo anteriorLa armonía de hallaca con vino
Artículo siguienteCinco secretos para lograr el mejor pernil
Rosanna Di Turi
Periodista especializada en gastronomía, editora de esta página. Convencida de que nuestros sabores son un gustoso lugar de orgullo y encuentro para este gentilicio. Gerente Editorial de la revista Todo en Domingo de El Nacional y autora de los libros ABC del Vino, Ron de Venezuela y El legado de Don Armando. Twitter: @Rosannadituri

1 Comentario

  1. muy interesante y loable labor la que han emprendido con el cocuy, me hace recordar la extracción de alcohol del agave de henequen en Yucatan, México. Una felicitación a todos ustedes, artesanos y liderazgo de la bióloga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here